Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

10 vinos para pensar en ‘rosé’

Seguimos queriendo acercaros referencias con las que no fallar. Hoy nos vamos al mundo de los rosados. Desde los rosados de color piel de cebolla que son tendencia mundial, a los que representan claramente zonas productoras como la de Utiel-Requena, dónde elaborados con la autóctona bobal toman un tono fresa que lo hace espectacular a la vista.

Comenzaremos con uno de los rosados de moda en España. Se trata de Impromptu Rosé, un vino de bodegas Hispano Suizas elaborado por el enólogo Pablo Ossorio, buscando esa tendencia europea de vinos pálidos y elegantes. Es un rosado de guarda de la DOP Valencia. Elegante rosa salmón pálido. De intensidad aromática alta con recuerdos a fruta roja y tropical con ligero fondo de vainilla sutil. En boca es Intenso, con buen volumen en boca y muy buena acidez, dejando un recuerdo de fruta roja con ligero toque Iáctico en el postgusto final.

Seguimos este repaso con otro DOP Valencia. En este caso viajamos hasta el Alto Turia de la mano de Vegamar para encontrarnos Vegamar Selección Merlot Rosé, un vino que ha cautivado en certámenes del prestigio del Mundial de Bruselas. Es un monovarietal de merlot. De color rosáceo, anaranjado muy pálido. Aromáticamente es de intensidad alta, recuerdos de fruta roja, fresca y madura sobre un fondo ligeramente lácteo. En boca resulta amplio y lleno, con buen peso de fruta y acidez viva en el final de boca.

Si te gustan los vinos más fáciles y buscas su frescor una buena opción es Viña Tendida Rosado de Cheste Agraria con tan sólo 5 grados, elaborado con Moscatel y Garnacha. A la vista se muestra como un vino festivo, desenfadado y divertido de color picota y reflejos cardenalicios. En la nariz muestra un aroma varietal con notas florales y frutos del bosque. En boca muestra una espuma cremosa y envolvente que, a la vez que avivan y refrescan la dulce sensación de su escaso grado alcohólico, exaltan y acentúan sus notas florales y varietales.

Llegamos a los Utiel-Requena que se han convertido en un valor al alza y de marcada tradición dentro de esta comarca, sobre todo los elaborados con la autóctona bobal. La primera estación marca claramente cual es la tendencia. Paramos en Bodegas Sierra Norte para dar buena cuenta de Pasión de Bobal Rosado. Es uno de los vinos más laureados de la zona. Color rosa claro brillante, nariz intensa con abundantes toques de fruta roja (grosellas, cerezas y fresas) y sutil recuerdo de pétalos de rosa. Al paladar presenta buena estructura, sabroso, amplio y equilibrado. Su fresca acidez hace de él un vino ágil y vivo. Su evolución en boca es magnífica, con un postgusto largo y sabroso, en el que destacan los aromas varietales.

Otra referencia de acierto absoluto llega de un proyecto vecino, el de Bobal deSanjuan Rosado, de la mano de Valsan1831. El proyecto de bobal de la familia Valsangiacomo y los Viticultores de San Juan cuenta por éxito cada uno de los vinos nacidos del mismo. Este rosado es de un precioso color frambuesa de capa ligera, vivo y brillante. Destacan los aromas frutales de la fresa ácida y la frambuesa del bosque, con ciertas notas exóticas recordando el plátano y la manzana caramelizada, completado con un fondo de hinojo fresco y otras hierba aromáticas. Boca refrescante con frutas rojas, fresa ácida, cereza roja bien entera y frambuesa del bosque. Recorrido elegante y fino, con una dulzura vertebrada por la notable acidez natural que prolonga un final fresco, largo y persistente.

 

Siguiente estación, Dominio de la Vega, una firma que ya nos tiene acostumbrados a trabajar los rosados y que ahora apuesta por Mírame, un vino de corte más moderno. Elaborado con bobal y pinot noir se presenta con un  color rosa salmón pálido de leves reflejos lilas. Vino de gran complejidad y finura aromática, destacando notas de fruta roja, fruta de hueso y recuerdos a flores de  violeta todo acompañado de unas ligeras notas marinas. En Boca encontramos un vino paladar delicado y muy fresco (notas cítricas) con notas salinas, pese a ser un vino ligero es muy envolvente aportándole consistencia, ideal para gran variedad de maridajes.

Volvemos a los rosados de color fresa con Al Vent de Coviñas. Es un vino a a la vista sorprende por su bonito color rosa frambuesa, vivo, con destellos violáceos limpios y brillantes. Con alta concentración de frutas rojas, frescas muy aromáticas, con un fondo floral y seductor en nariz. Mientras que su paso por boca es afrutado, con un buen equilibrio de acidez, buena intensidad y lleno de recuerdos finalizando con un largo recorrido y buena persistencia. En definitiva un vino que despierta todos nuestros sentidos.

Vamos ahora con una apuesta segura, Nodus Rosado Bobal de Bodegas Nodus. Esta marca es siempre un acierto. Brillante color rojo frambuesa. En nariz se presenta intenso aroma a frutos rojos con fondos florales. En boca resulta elegante, sabroso y fresco. Se trata de un producto ideal para acompañar aperitivos, pescados, comidas suaves, arroces y todo tipo de guisados, así como carnes.

Para los que busquen excelente relación calidad/precio, Alto Cuevas Bobal de Bodegas Covilor. Vino rosado joven elaborado con una selección de uvas de la variedad Bobal. De color rosa fresa intenso. Posee elegantes aromas de frambuesas y fresas maduras con matices de frutos exóticos. En boca apreciamos su sabor a notas cremosas y su equilibrio frutal ideal para acompañar mariscos frescos, pescados, verduras asadas, además de todo tipo de arroces y pastas.

Por último, otro vino de enormes reconocimientos obra de Latorre Vitivinícola: Parreño Bobal. De aspecto limpio, brillante, de coloración rosa fresa. Intensos aromas a fruta madura de carácter varietal “Bobal”, entre los que destacan la fresa y frambuesa.
Entrada con carácter, fresco, equilibrado y con mucho volumen. Postgusto largo y con esa amabilidad de fruta madura conjugada con un pequeño toque a cítrico, otorgándole el carácter de vino joven.

Artículos en imágenes

0 comentarios en 10 vinos para pensar en ‘rosé’

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido