Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Almansa: jornadas de la tapa y mucha historia


Mª Carmen González

La ruta de esta semana nos lleva a Almansa, una localidad con mucha historia, puerta de entrada a la provincia de Albacete desde Valencia y a poco más de 100 kilómetros de la capital del Turia. Aprovechamos las IX Jornadas de la Tapa para visitar un municipio con un rico patrimonio, una gastronomía sabrosa y contundente, buenos vinos e importante industria zapatera.

Nos aproximamos a la localidad y a lo lejos nos llama la atención la seductora silueta de su castillo, que domina el paisaje desde lo alto del Cerro del Águila. Desgraciadamente, y debido a los trabajos de consolidación que se están realizando, puede que nos encontremos cerradas las puertas de esta fortaleza de origen musulmán, ampliada y reformada en épocas posteriores. La simple visión de su imponente figura, sin embargo, ya merece por sí sola una visita a la localidad.

A los pies del castillo se encuentra el Museo de la Batalla de Almansa, un auténtico centro de interpretación de una batalla clave en la historia de España. En él, Herminio nos contará todos los pormenores de una batalla decisiva de la Guerra de Sucesión española, contienda iniciada para dirimir el ocupante del trono de España tras la muerte de Carlos II, último rey de la Casa de Habsburgo, sin descendencia.

Uniformes, armas, maquetas, un documental, o una réplica del cuadro ‘La Batalla de Almansa’, que con sus casi cuatro metros de lado recrea todos los movimientos de tropas, nos acercan a aquel 25 de abril de 1707 en que se enfrentaron en Almansa los partidarios de Felipe V y los del Archiduque Carlos de Austria.

Y antes de hincar el diente a las tapas, podemos pasear por el casco antiguo de la localidad, declarado Conjunto Histórico Artístico, con su Iglesia de la Asunción, con una imponente fachada renacentista; el Palacio de los Condes de Cirat, construido en el siglo XVI por orden de Alfonso de Pina, descendiente de los caballeros aragoneses que acompañaron a Jaume I en la conquista de Valencia; el convento de las Agustinas o el de los Franciscanos, entre otros.

Como el paseo nos habrá dado hambre, podemos acercarnos a alguno de los 46 establecimientos que participan en las IX Jornadas de la Tapa y degustar, por menos de dos euros, bocados como torta manchega, queso de cabra con mermelada de vino tinto acompañada de gelatina asturiana, cupcakes de carne, timbal de lomo de orzo con atascaburras y alioli con pimentón ahumado, torta frita con pisto manchego y crujiente de jamón, o mini gyn tonic con bizcocho de lima y cardamomo.

Si en lugar de ración pequeña, optamos por platos de mayor tamaño, siempre podemos recurrir a las preparaciones de los numerosos restaurantes de la localidad, y disfrutar de su rica gastronomía. Gazpachos manchegos, atascaburras (una especie de ajoarriero), gachasmigas o moje, harán las delicias de los amantes de la comida contundente. Todo ello, claro está, regado con los vinos de la DO Almansa.

Y es que Almansa cuenta con una importante tradición vitivinícola que se remonta al siglo XVI. En la actualidad existen 12 bodegas y unos 750 viticultores amparados por la DO Almansa, que se extiende por ocho municipios. Podemos aprovechar el viaje a esta población manchega para visitar alguna bodega, como por ejemplo, Bodegas Almanseñas. No obstante, nos recuerdan que para acudir en fin de semana hay que ser un grupo y reservar previamente (967 09 81 16).

Almansa se caracteriza también por su importante industria del calzado, especialmente del masculino. Podemos completar nuestro recorrido por la localidad visitando alguna de sus fábricas/zapaterías para hacernos con un par de zapatos de calidad a buen precio, o recorrer su Ruta del Outlet del Calzado. Para comprobar qué establecimientos abren los fines de semana y su horario se puede consultar la web: www.elmejorcalzado.es.

Foto Hacienda El Espino

Si nos hemos quedado con hambre en Almansa, podemos llegar hasta Alpera, a unos 20 kilómetros de distancia, que también celebra este fin de semana y el próximo sus Jornadas de Tapas Alperinas. En ellas, diez establecimientos del municipio elaboran preparaciones como pimienta marina, crujiente de sobrasada con manzana y bacon, cococha de cerdo ibérico con salsa de champiñón y patatas olvidadas, o redondo salteado de champiñón, entre otras.

En esta población, donde también se elaboran vinos DO Almansa, podemos disfrutar de la iglesia barroca de Santa Marina, de un pozo de nieve del siglo XVI y de diferentes cuevas con pinturas rupestres declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Destaca la Cueva de la Vieja, con numerosas representaciones abstractas y figuras humanas y de animales, con más de 3.500 años de antigüedad. Para concertar visitas guiadas se puede llamar al teléfono 967 330 555.

Tapa e historia para comenzar la primavera.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Almansa: jornadas de la tapa y mucha historia

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido