Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Arrutzi (Punt de Sabor). “Salud es felicidad”

José Antonio López
Me debía una de sus magistrales “Guía de vinos, aceites, cavas y cervezas ecológicas de la Comunidad Valenciana”. Es el todo de la publicación y, como se agotaron en la presentación, me pidió que fuera a Punt de Sabor, en la calle San Vicente, 16, esquina calle San Fernando, a recoger la publicación.

Me dio tres y se lo agradecí infinitamente porque ya tenía cola de peticiones.

Siempre ocurre cuando un trabajo está bien hecho, y, en eso de hacer las cosas bien, Arrutzi, es de los primeros.

Es una de las personas que transmite paz. Tranquilidad. Seguridad. Su mirada es limpia. Su corazón, grande. Humilde en sus planteamientos y sabio en sus opiniones. Sabe lo que hace, por qué lo hace y sobre todo, cómo lo hace.

Guipuzcoano “de Tolosa” patria gastronómica de las alubias negras, del txuletón, del besugo y de las piparras. Te traeré un bote cuando vaya a Tolosa. Arrutzi y yo compartimos pasión por las piparras y por la vida saludable”.

Estudió delineación mecánica, nada más lejos de la gastronomía, pero su familia tiene raíces muy profundas en el mundo del vino, del que se enamoró y lo sigue haciendo cada día. “Mi aita era miembro del Club de la Barrica de la Rioja Alta”.

Y a ver quién le tose a un aita.

En su Tolosa natal se empeña, junto a unos amigos, en recuperar un caserío. No hay un duro, por lo que buscando fondos, se juntan un grupo de amigos que descubren que, cogiendo naranjas en Villarreal, “se gana una pasta que nos ayudará a ver la luz en nuestro proyecto”.

Dicho y hecho.

El equipo se viene a Villarreal, ganan el dinero y ponen en marcha su sueño.

Entre el ir y venir, Arrutzi se encuentra con otro sueño llamado Elisa, y ya saben… no hay distancias cuando el destino se pone tan de acuerdo que, para hacer el servicio militar, al joven pretendiente, le toca Mislata, en el Hospital, muy cerca de Elisa.

Vuelve a Valencia.

Y es aquí donde la afición por los vinos se transforma en pasión, profesión y devoción. Hace todos los cursos habidos y por haber. Viticultura, sumillería. Dos másters sobre vinos… y la casualidad de que, en uno de esos máster sconoce a Ferran Gregori, técnico de la Unió cuya labor era introducir los vinos y los aceites ecológicos dentro del proyecto de tienda Punt de Sabor.

Punt de Sabor es hoy día una realidad. Una tienda donde se ofrecen productos ecológicos, totalmente certificados y sin intermediarios.

“Trabajo mano a mano con Ferran para seleccionar proveedores, sobre todo mi parcela, vinos y aceites, y voy abriendo campos que me van cautivando día a día”.

En este tiempo, Arrutzi consigue el Premio Verema a la mejor trayectoria de vinos catados en el 2015, además de empezar y ver realizada su guía.

“Me marcho con Elisa a vivir a una masía y nos hacemos agricultores. Para nosotros la ecología es fundamental. Estamos de paso y debemos, al menos, dejar la tierra tal o mejor que la encontramos. Con todos sus recursos, para que nuestros hijos tengan una herencia fabulosa, la propia tierra”.

Y me habla, enamorado y convencido de su labor de que “los cultivos ecológicos fomentan las variedades autóctonas. Disponemos de un banco de semillas que no pierden su vigor y podrán darnos su riqueza año tras año. No utilizamos abonos, ni pesticidas ni nada que pueda herir a la tierra y a lo que recibimos de ella”.

Cuando le pido una matización, es claro y exacto:

“El producto ecológico se distingue por su sostenibilidad. La tierra es la conductora y reserva de toda la energía.

Nuestro producto es fuente de salud.

Recuperamos los sabores de antaño. Los auténticos, los que nunca debieron perderse”.

Se siente orgulloso de fomentar los productos de cercanía “más de un ochenta por ciento son productos de la Comunidad. Son los que tenemos en nuestra tienda”.

Me comenta Arrutzi que es importante detectar un producto ecológico y es viendo la certificación del CAE (Comité de Agricultura Ecológica) tanto de la propia Comunidad como el Europeo. (Ustedes verán la banderita en los productos ecológios).

“Tenemos que recuperar los sabores antiguos y cuidar nuestro medio ambiente. Esta es una labor que no podemos dejar más tiempo. En Punt de Sabor ayudamos a que la gente tenga más información y se sienta motivada por tener un mundo mejor y que las nuevas generaciones puedan disfrutarlo”.

Nos queda mucho por hablar y le pido que me ayude, que nos ayude a continuar la misión de tener un mundo mejor.

Me lo promete.

Mientras, en cuanto me descuido, tengo delante de mí un “batido de esos que hacen milagros en la salud”. Cada día hacen uno distinto en la tienda. El mío de hoy es para purificar el cuerpo y lleva lechuga, remolacha y manzana.

Le pido uno para tener suerte y me da, sin pestañear, un combinado de apio, manzana y apinabo.

La suerte es conocer a Arrutzi.

Compartiremos con ustedes el hallazgo.

Si quieren conocer a Arrutzi, lo tienen en Punt de Sabor en San Vicente,16 y también en la calle Navarro Cabanes, 41 bajo.

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en Arrutzi (Punt de Sabor). “Salud es felicidad”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido