Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Aurelio Vicente Abad: el ‘loco’ de las etiquetas ya tiene museo

14 julio, 2015

IMG_2892

El Museo de Etiquetas que alberga desde hace un par de semanas la bodega valenciana Chozas Carrascal tiene, con el permiso de la familia López Peidro, en Aurelio Vicente Abad su alma. Este personaje, del que se podría escribir un libro, ha trabajado en la sala de uno de los restaurantes más emblemáticos de Valencia, Aragón 58, pero también ha trabajado en televisión, en radio, en prensa escrita y hasta ha escrito libros. Y todo ello con su enorme pasión por el mundo del vino como bandera. Así empezó, en su etapa en la sala del restaurante, a coleccionar etiquetas hasta que ha llegado a las 60.000 físicas.

5barricas.- ¿Cómo empezó a coleccionar etiquetas?

Aurelio Vicente Abad.- Empecé en Aragón 58. Un día me dio por escribir a las bodegas riojanas y pedir etiquetas pensando que no me iban a contestar. Para sorpresa mía empezaron a contestar no una, sino muchas, enviando además de las etiquetas dossieres enormes con un montón de información de los vinos.

5b.- ¿Y da el paso similar con otras zonas?

A.V.A.- Lo hice también con Valencia y ahí empecé a tener problemas… de espacio. Un día hablando con un amigo quedó en presentarme a una persona que me podía ayudar, el entonces secretario de Utiel-Requena José Alfonso Sierra. Viendo el material que había me sugirió escribir un libro y hablamos con todas las instituciones y consejos reguladores para hacerlo. Aquello no salió demasiado bien como negocio. Y mi mujer me hizo jurar que ni un libro más.

Chozas Cassascal 07_Fotor5b.- ¿Y siguió con las etiquetas?

A.V.A.- Yo en Aragón 58 era feliz metiendo las botellas vacías en agua caliente para despegar las etiquetas que entonces eran de papel. Después las ponía en papel celulosa y las secaba. Llegaba a casa las pegaba en una cuartilla y escribía la información que me parecía y eso iba a su correspondiente carpesano.

5b.- ¿Y después?

A.V.A.- Seguí escribiendo. Después me hice muy asiduo al cava y me fui a recorrer la zona de cavas de Cataluña y hasta presenté una guía de cavas en Barcelona. Pero yo seguía a la mía con las etiquetas. De aquel viaje me traje otras 500 etiquetas.

5b.- ¿Y llegó a trabajar de periodista?

A.V.A.– Sí, estuve más de dos años de columnista de Superdeporte con mis etiquetas, después lo mismo en El Mundo, y seguía con mi locura de las etiquetas.

5b.- ¿Y cuándo se plantea el llevarlo a un museo?

A.V.A.- Estaba a punto de jubilarme y un día le dije a Julián López (amigo y asiduo de Aragón 58 junto a su padre) que le iba a hacer heredero de mi colección porque a mis hijos no les gustaba el tema. Julián me dijo: vamos a hacer una ampliación en Chozas Carrascal y allí irá un Museo de Etiquetas. Me lo tomé a cachondeo, pero un día llegó con el proyecto y pensé que este hombre iba en serio.

5b.- ¿Qué cambió ese día?

A.V.A.- Pues tuve que empezar a hacer las cosas mejor, porque ya no era un hobby mío. Era algo serio y no podía fallarle a Julián. Yo tenía mucha información que me bajaba de internet, con cerca de 800.000 etiquetas. Me he pasado casi tres años clasificándolas para lo que hoy es la aplicación informática del museo en la que hay esa cifra de etiquetas virtuales, más las 60.000 físicas. Y por otro lado, he tenido que buscar contactos en todos los países del mundo para intercambiar etiquetas. Como si fueran cromos. No es la mejor colección del mundo, porque hay gente que lleva 40 años dedicándose a esto. Pero para mí es un orgullo, porque nos hemos encontrado dos personas que difícilmente hubieran encontrado a una media naranja tan perfecta. Yo no hubiera encontrado nunca una persona capaz de hacer lo que Julián López ha hecho, ni él a una persona capaz de dar lo que yo he dado por este proyecto.

Artículos en imágenes

Un comentario en Aurelio Vicente Abad: el ‘loco’ de las etiquetas ya tiene museo

ferrer el 27 julio, 2015 a las 2:51 pm:

El loco de las etiquetas es un genio

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.