Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Cine al dente (II)

María José Núñez Garrido
Para los que os sumáis ahora a este post sobre cine comestible os hacemos un resumen a modo de ‘entrante’. Hablamos de cine ‘al dente’ al referirnos a films donde la gastronomía es el protagonista principal, donde el mundo del séptimo arte y el de la comida se aúnan en una simbiosis perfecta… sobre todo, para nosotros, los espectadores y potenciales glotones.

En el ‘menú’ cinematográfico del mes anterior os servíamos un total de 11 films, perfectamente emplatados para ser degustados, entre los que destacaban, por su exquisito sabor: ‘Chocolat’, ‘Chef’, ‘Un toque de canela’, entre otros…

Esta semana tenemos ocho segundos platos, que son realmente ocho películas que, como las anteriores, me han hecho asaltar la nevera al estilo ‘Atraco perfecto’.

Como soy una gran aficionada al cine de animación, no podía dejar de nombrar ‘Ratatouille’, la bonita y curiosa historia de Remy, un talentoso y roedor chef, que tiene una mano en la cocina que ya quisieran los cocineros con Estrella Michelin. ¿A quién no le robó el corazón ver a este simpático ratoncito mover sus pequeñas manitas (perdón, garras) para expandir por la atmósfera el suntuoso aroma de sus guisos?

Ratatouille

Siguiendo con los dibujos animados, ‘Lluvia de albóndigas’ me llegó al alma. Y es que ¿quién no ha fantaseado alguna vez cuando era pequeño en que en lugar de lluvia, cayeran spaguetti a la boloñesa o hamburguesas del cielo? Bueno, supongo que no todos los niños tienen un apetito tan voraz como el mío y que, a lo mejor, sois de los que preferíais que cayeran muñecas o balones de fútbol pero, la idea os gusta, ¿o no? Si aún no habéis visto la película, hacedme caso, acompañadla de una buena fuente de pasta italiana. Y si no tenéis un tupper con albóndigas de la abuela, la pelota del cocido también os servirá.

Lluvia de albóndigas

Volviendo a personajes de carne y hueso, ‘Deliciosa Martha’ o ‘Sin reservas’, su versión americana (la que yo he visto) hará las delicias de cualquier aficionado a comer con los ojos, como es mi caso. La historia romántica de una reputada chef con su ayudante de cocina justo en el momento en el que tiene que hacerse cargo de su pequeña sobrina.

Sin reservas

Menos conocido pero no menos gustoso es el film ‘Bon Appétit’. Entre comedia y drama romántico, protagonizada por el actor Unax Ugalde intentando hacerse un hueco profesional en un restaurante de Suiza, donde conoce el amor; y nosotros, los preciosos y seguramente sabrosos platos que preparan él y sus compañeros. Creo que tendré que volver a verla porque me dejó un buen sabor de boca en todos los sentidos.

Bon Appétit

‘Fuera de carta’, comedia española entretenida y simpática donde las haya, con un estupendo Javier Cámara en la piel de un cocinero de prestigio, cuya vida da un giro al tener que cuidar de sus hijos tras no haberlos visto en siete años. La gastronomía es aquí un elemento secundario pero que no pasa desapercibido, pues a más de uno le habría gustado que el restaurante que regenta fuera real.

Fuera de carta

Y llegando ya al final de nuestro menú… ‘Como agua para chocolate’ desprende sensualidad y gula a partes iguales, a través del amor y la comida. Esta adaptación de la novela de Laura Esquivel no necesita presentación alguna. Simplemente, darle al play y estar dispuestos a vivir una experiencia sensorial como pocas, y sin necesidad de ir a un restaurante ‘top’.

Llega el momento de los postres… ¿Un cupcake a lo ‘Maria Antonieta’, de Sophia Coppola o una tarta de chocolate tamaño XXL como la del niño gordito de ‘Matilda’? Yo me quedo con ambas, con eso de que ahora está de moda lo del postre y el pre-postre en el mundo de la restauración. Con la primera, pasteles de colores y tamaños casi oníricos.

Respecto a la segunda, creo que estamos todos de acuerdo en que el susodicho momento sea, quizás, la escena más gulosa de la historia del cine. Aunque, paradójicamente, se trate de la adaptación de un libro infantil.

Maria Antonieta

Matilda

Y bien… ¿Os habéis quedado con hambre? Pues ha llegado el momento del café e infusiones. Y la película de los ochenta ‘Bagdad Café’ podría ser un buen colofón. De las bebidas en el mundo del celuloide ya hablaremos otro día. Ahora nos toca digerir todo el menú.

 

0 comentarios en Cine al dente (II)

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.