Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Del ‘cuídate’ al ‘sé feliz’

José Antonio López

Hay veces que las muletillas que empleamos como frases de cortesía llegan a ser losas que aumentan su peso conforme va pasando el tiempo. En estos momentos es normal que, cuando te despides de una persona, acabes la despedida con un “cuídate”.

Leñe.

A un servidor se le remueven las tripas, con perdón. Está uno tan bien con amigos y compañeros que le viene la losa cuando te dicen “cuídate”. ¿Qué pasa?

Uno piensa que le ven tan mal que le piden que se preocupe, Dios sabe de qué, para que no le pase el qué. Si además está contigo el dueño del bar o restaurante donde lo has pasado genial, le echas una mirada de castigo pensando que algo te ha puesto en el plato que ha sido detectado por la parroquia y que te anuncia ruina.

Pero la cosa va a más desde el momento que todos a todos le sueltan el convencional “cuídate”. Puñetas. El resultado es que todos sonreímos y, al doblar la esquina, vamos pensando en la inmediatez de una catástrofe que han vaticinado los “videntes” que te aconsejan que te cuides.

Lo único que te salva es que tú has hecho lo mismo con ellos, con lo cual, o nos cuidamos todos de no se qué o nos fastidiamos juntos.

Servidor se ha mirado al espejo en busca de esos síntomas evidentes que hacen que los demás te indiquen que lleves cuidado. Yo he dicho lo mismo a ellos, pero la verdad es que les he visto sanos y llenos de energía.

Ante este estado de ansiedad les propongo que hagamos una piña para mandar al quinto pino a los que nos dicen que nos cuidemos y dejemos de hacer lo mismo que criticamos. Llevo mucho tiempo deseando a la gente “ Que sea feliz”. Sé feliz, es mi despedida o bienvenida favorita. Cuando empleo esta frase noto una sonrisa, no una preocupación y, además, se establece un nexo de energía positiva que llega muy lejos.

Si me lo permiten voy a seguir empleando el Sé feliz. Les invito a que lo hagan y dejen que cada uno se cuide como le venga en gana.

Sean Feliceeeeeeeeeees.

 

Un comentario en Del ‘cuídate’ al ‘sé feliz’

El Angel el 5 octubre, 2017 a las 1:32 pm:

Totalmente de acuerdo, Seamos Felices .

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido