Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El cava valenciano sube como la espuma

Los productores de cava de la Comunitat Valenciana (ocho bodegas agrupadas en la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena -Coviñas, Chozas Carrascal, Dominio de la Vega, Hispano+Suizas, Pago de Tharsys, Torre Oria, Unión Vinícola del Este y Vegalfaro-) han saldado el ejercicio 2017 con un importante aumento de las ventas, que superan los ocho millones de unidades comercializadas.

El presidente del colectivo, Emilio Expósito, ha reconocido que “aunque ya manejábamos unas previsiones al alza, el último tramo del año ha repuntado positivamente y todas las bodegas que formamos parte de la asociación hemos saldado la campaña con crecimientos porcentuales de dos cifras”. Para Expósito, el crecimiento es consecuencia “de todo el trabajo que hemos desarrollado desde la asociación, tanto a nivel colectivo como de manera individual cada una de las ocho bodegas. Nuestros cavas tienen una calidad excepcional y, en líneas generales, una excelente relación calidad-precio, lo que nos hace ser una buena alternativa en el mercado”.

Aunque la cifra de botellas de cava valenciano vendidas es una estimación (el Consejo Regulador del Cava no ofrece datos de comercialización por zonas, sólo de manera global), hablar de ocho millones “es una realidad tangible que se alcanza simplemente sumando las ventas de las ocho bodegas que formamos la asociación”, asegura Emilio.

Durante los últimos cinco años las ventas de cava elaborado en Requena no han dejado de crecer a un ritmo imparable. Así, mientras que en la primera década del siglo XXI las cifras giraban en torno a los dos millones y medio de botellas, ya en 2015 se consiguió duplicar una cantidad que al cierre de 2017 rebasa los ocho millones.

Aunque entre los consumidores sigue existiendo la creencia de que los asuntos políticos han beneficiado la comercialización de cava valenciano, Expósito señala que “el efecto ‘boicot’ tuvo un peso importante hace una década con aquellas declaraciones de Carod Rovira, pero entonces quienes probaron nuestro producto se han mantenido fieles a nuestras marcas por lo que no creo que este aumento en las ventas de ahora sea consecuencia de otros aspectos que no sean los propios de la calidad de nuestros cavas y el trabajo de comunicación, marketing y distribución que hemos desarrollado en los últimos años”.

Las acciones organizadas por la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena en Madrid el pasado 2017 sumadas a las campañas de comunicación y el éxito de eventos como la Feria del Cava Valenciano del Mercado de Colón de València han sido también determinantes para posicionar al cava valenciano como la gran alternativa a los espumosos de calidad que se elaboran en cualquier rincón del mundo. Además, la mayoría de bodegas de la Asociación han experimentado un importante crecimiento en lo referente a ventas por internet, lo que abre una nueva vía de negocio cada vez más a tener en cuenta.

Respecto a las previsiones para el presente 2018, Expósito advierte que “todavía es pronto para hablar de lo que esperamos este año, pero nosotros vamos a seguir trabajando en la misma dirección, poniendo en el mercado el mejor cava posible y haciendo todo lo necesario para fidelizar a los consumidores”.

0 comentarios en El cava valenciano sube como la espuma

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido