Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El perfume

Ignacio de Alfonso/Carolina Maset

Cae el sol en el viñedo, una suave brisa refresca el aire y la sensación es agradable. El ambiente incita a quedarse y disfrutar la velada. Los sentidos se despiertan, es la noche del amor.

Como se esperaba, la polilla ya está aquí. Como cada año, ha venido para quedarse y vivir a costa de los cuidadores de la viña. Apuestos galanes vuelan cada noche en busca de bellas damas. Ellas usan su mejor perfume, un perfume único que les vuelve locos de pasión. Ellos confían ciegamente en su olfato, así lo vienen haciendo desde el origen de los tiempos, y son especialistas en seguir la pista del bouquet, como un sabueso bien entrenado, para descubrir dónde les espera su mitad.

Pero hay perfumistas que han descifrado la esencia, ese aroma único que ellos adoran. Hay vanguardistas tecnológicos que saben cómo copiar la fragancia, maestros que saben cómo preparar la mezcla perfecta para arruinar las citas de las polillas. La estrategia militar del protector de la uva es sofisticada esta vez: hacer que el perfume inunde todo para que todo huela a ella.

De pronto, el edén se convierte en un lugar hostil para el romance. Los Casanova no entienden nada, andan despistados. Cada noche se repite la misma batalla, y no hay manera de encontrar el amor. Las polillas han quedado condenadas a la soltería de por vida. Ellas y ellos no se encontrarán, y acabarán sus días castos y puros en el viñedo de la confusión sexual.

Los hijos que nunca tuvieron no harán ya daño a nuestros queridos racimos. Una uva limpia, libre de Lobesia de una manera elegante, sana y sencilla. Consigues lo que buscas sin inundar de veneno el campo, con un control sutil y enfocado en el problema. Se nos ocurren pocas pegas como para no concluir que las feromonas son el futuro y que todo productor debería apuntarse a esta tendencia que respeta nuestro entorno natural. Cada día más y más gente se suma al manejo sostenible. ¿Y tú?

Suterra os desea sana cosecha y mejor compañía para disfrutarla.

0 comentarios en El perfume

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido