Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

En Valencia lo tenemos ‘Ahuevo’

David Blay Tapia
La gastronomía está, cada vez más, llena de historias que confluyen en torno a los viajes. Los cocineros nacen y crecen en un lugar. Estudian en otro. Realizan stages en muchos más. Y, en ocasiones, encuentran a sus compañeros de vida por el camino y derivan con ellos a un proyecto común. Lejos del origen, pero cerca de su aspiración.

Jose es de León y Raquel de Burriana. Se conocieron cuando él vino a la Comunidad Valenciana a aprender a hacer arroces y en su tránsito vital optaron por algo muy poco común: desembarcar en una granja escuela de Irlanda. Entre fauna y flora, respeto a la naturaleza y trabajo con niños encontraron sus inquietudes culinarias. Y cuando decidieron volver a su país, eligieron Valencia. Cerca de ella. En el corazón de él.

Su propuesta, de inicio, se mostraba entre lo sorprendente y lo arriesgado. Aun eligiendo Campanar para vivir, escogieron la calle Salamanca para establecer su negocio. Es decir, en la hiper oferta de Cánovas. Apostaron además por no incluir menú del día, sino una carta constantemente cambiante con precios asequibles para hacer cocina de temporada real. Y, en ella, un 30% de sus productos vendrían del huevo o derivados. Hace 10 años, lo hubieran considerado el templo del colesterol. Hoy, con los nuevos estudios nutricionales y la tendencia de aquellos que practican deporte asiduamente a incluir la proteína en sus dietas, su consumo es más que saludable. Y necesario.

Pero no hablaremos aquí de equilibrios del organismo, sino de precios. De platos. De propuestas. De sabor. Ahuevo es un sitio pequeño, acogedor y complementado por una buena terraza. Pero sobre todo es muy divertido comer allí. Porque, como ya hemos dicho, las creaciones nuevas se suceden. Y aunque hay algunos MUST que se ‘eternizan’ en la oferta, el resto varía al ritmo de las estaciones.

Comenzando por las croquetas. Lo suficientemente grandes para saciarte pero lo suficientemente suaves para no llenarte al inicio de la comida. Y no es fácil conseguirlo con propuestas como las de sobrasada y queso Gouda, lo que habla muy bien de las capacidades del chef.

Por cierto, al contrario que muchas modas, ellos no han tenido problemas en definirse con palabras que se alejan del glamour actual. Porque en su web reza que quien entra en su restaurante probará ‘cocina rústica contemporánea’.

Pero volvamos a la mesa. A poder sorprenderte con un tartar de salmón dentro de una calabaza. Con los huevos camperos con foie y un broche empapado que complemente perfectamente la propuesta. O con una carrillada tan tierna que ni siquiera necesita el cuchillo para ser cortada.

Añaden además un valor que, aunque les ha costado encontrar, estaba en su pensamiento desde el inicio: el de surtirse de productores locales. Como cuando Jose se recorrió todos los huertos de Alboraya para hablar con agricultores. O cuando Raquel encontró a un señor en Sant Mateu con un aceite muy especial. Tanto, que el que les vende para cocinar sería el que presidiría cualquier mesa de cualquier buen restaurante.

En una época donde parece que no se puede innovar fuera de la alta gastronomía, un proyecto sencillo basado en un producto común es capaz de llenar un martes cualquiera en Valencia. Y demuestra que una sonrisa, una apuesta firme y una ilusión pueden sacar adelante un restaurante.

ME ENCANTÓ.- Que miras la carta y podrías pedírtelo todo

A PEDIR SIEMPRE.- Los huevos camperos con foie y brioche

PUEDE GANAR PESO.- La creación de una serie de platos icónicos y troncales que no cambien constantemente con la carta. Ayudan a fidelidad clientela

Un comentario en En Valencia lo tenemos ‘Ahuevo’

Amparo el 10 mayo, 2018 a las 4:51 pm:

Es sencillamente fantástico, siempre que decidimos ir nuestros amigos se quedan alucinados de los platos tan buenos que cocina José. Un auténtico Master Chef y las merecidas estrellas se las ponemos los clientes. Una elección en la que se acierta seguro

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido