Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Juntos, pero no revueltos

José Antonio López

Hay ocasiones en que uno no sabe si está en esta tierra o le han llevado a otra en una abducción no deseada. Lo digo porque todos estamos de acuerdo y nos felicitamos ante la afluencia de turistas a nuestra ciudad y a nuestra Comunidad. Cada vez vienen más y somos elegidos como destino de vacaciones. Muy bien. Por otra parte, nos damos cuenta de que, el gasto por turista en Valencia es uno de los más bajos de España y, con todo lo que tenemos para ofrecer, se nos queda muy lejos del trabajo y la dedicación que todos los profesionales realizamos cada día en mor de aprovechar este maravilloso modo de recaudar  dinero, fruto de nuestro trabajo, repito, y que nos viene pero que muy requetebién para mantener negocios y familias.

Queremos más y deseamos que vengan más visitantes para poder ofrecer lo mucho que tenemos en todas las áreas de trabajo. Genial. Pero parece que alguien no está de acuerdo en facilitar las cosas. Empezamos por el tema de los aparcamientos, seguimos con el de las terrazas y ahora, por lo visto, toca el de las aperturas de los comercios en los festivos.

No puedo imaginarme una ciudad como París, Munich o Roma con sus establecimientos cerrados en los días que más afluencia de visitantes tienen. Pienso que, cada empresario sabe perfectamente cuál es su oferta y las posibilidades que tiene para ofrecer sus servicios en determinados momentos. Es cuestión de estudiarlo y ponerlo en práctica, pero de ahí a tener que decir por ley lo que cada uno tiene que hacer con su negocio… va un trecho.

Gran parte de la vida de una ciudad está en sus tiendas y en su oferta cultural y cómo no gastronómica. Los bares y restaurantes, en su mayoría, abren en festivos y los centros culturales, también. Si cerramos los comercios, la cosa cambia porque no hay nada mejor que poder disfrutar de una ciudad con todos sus servicios en funcionamiento. Juntos, crean vida. Separados, la cosa cambia.

Que todos tenemos derecho a descansar. Por supuesto. Pero hay soluciones para que nuestra oferta global sea la que esperan de una gran ciudad como Valencia o Castellón y Alicante. Como en todo el mundo. Aún nos estamos llevando las manos a la cabeza desde que nos enteramos de que en Alicante, se pretendía cerrar los comercios durante la Volvo… la salida de la Vuelta al Mundo.

Perdonen. Antes de tomar determinaciones como estas… ¿les molestaría preguntar a los afectados?

Es posible que se llevaran una sorpresa y, en todo caso, no estaría mal que se aplicara la libertad de horarios a las personas y empresas que quieren trabajar en festivos. A lo mejor se dan cuenta de que no lo hacen por placer sino porque, con el negocio que tienen, no llegan a final de mes.

Con todo respeto.

Un comentario en Juntos, pero no revueltos

El Angel el 14 septiembre, 2017 a las 6:36 pm:

Totalmente de acuerdo.La ignorancia es el denominador común de nuestros políticos. Y las consecuencias, como de costumbre, las paga el pueblo…

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido