Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

La bodega más antigua de Valencia tiene ¡¡800 años!!

Mª Carmen González/Fotos: Fernando Murad
Posiblemente hemos paseado decenas de veces por los alrededores de la calle Baja y de la plaza del Árbol de Valencia sin percatarnos de un gran tesoro escondido: los restos de la bodega más antigua de la ciudad. Se trata de un ‘celler’ (bodega en valenciano) que pertenecía a una casona agrícola señorial del siglo XIII, concretamente a años cercanos (y posteriores) a la conquista cristiana de la ciudad en 1238.

El hallazgo de estos restos se produjo de manera casual a finales de los años 90, cuando se demolieron algunas viviendas de la zona y se excavó para construir los garajes y cimientos de 21 viviendas de VPO. En la actualidad, esta antigua bodega forma parte de la sede de Proava (Promoción Agroalimentaria de Calidad de la Comunidad Valenciana), organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es la promoción de los productos agroalimentarios valencianos.

El ‘celler’ se encontraba en el sótano de una casa agraria a la que se accedía a través de una empinada escalerilla por lo que hoy es la calle Baja, en aquellos tiempos fuera de las murallas que rodeaban la ciudad. Estamos hablando de la antigua muralla árabe, ya que la cristiana no se construyó hasta un siglo más tarde, impulsada por el rey Pedro el Ceremonioso.

En esta bodega se almacenaba vino y se cree -aunque aún no se ha podido demostrar por completo- que también se pudo elaborar. De hecho, en la excavación se encontraron tinajas y quedan restos de cuatro depósitos situados a diferentes alturas para el filtrado y decantación de los vinos. Lo que no parece nada probable es que se comerciara con ellos. Serían vinos para el consumo propio de la familia propietaria y para intercambiar por otros productos. En este almacén también se guardarían aceite y cereales.

El recinto, en cuya construcción se utilizó el tapial en costra (tierra prensada con capas de cal), tiene planta rectangular y unas dimensiones de siete por cinco metros. Sus muros alcanzarían los cuatro metros de altura. El espacio central tiene un banco corrido y un arco rebajado. A la obra que encontramos hoy en día se añadieron dos arcos de sillería recuperados del derribo de la edificación que existía en la calle Baja, 31.

Desconocemos cuánto tiempo estuvo en funcionamiento esta bodega, pero lo que sí se sabe, por los restos encontrados, son otros usos que ha tenido este recinto: casa para tintes (aprovechando los antiguos depósitos de vino), telar e incluso cementerio.

Uso actual

Como decíamos, los restos de esta antigua bodega se han incorporado al espacio que tiene Proava como sede en la calle Baja, 29. Tras su descubrimiento, se llevaron a cabo labores de restauración y acondicionamiento del lugar, con el objetivo de eliminar añadidos de siglos posteriores –como una escalera o un pozo de agua– y devolver el celler a su estado original del siglo XIII.

Los restos de la antigua bodega son visibles desde la calle, concretamente desde la plaza del Centenar de la Ploma, a través de grandes ventanales incorporados a la moderna edificación que se construyó encima. Asimismo, pueden verse desde el interior de la sede de Proava, tanto una parte descubierta como otra cubierta bajo grandes paneles de metacrilato.

Tras el acondicionamiento del lugar –tarea en la que aún resta alguna obra más–, Proava intenta darle nueva vida y nuevos usos, siempre relacionados con el elemento objetivo de su creación: el vino. Así, ya ha organizado varias catas y algunas visitas, y baraja diferentes ideas para darle una nueva utilidad, como crear un centro de interpretación del vino, sala para exposiciones temporales o espacio para realizar talleres sensoriales, entre otros. En cualquier caso, el objetivo sería divulgar la cultura vitivinícola valenciana.

15 comentarios en La bodega más antigua de Valencia tiene ¡¡800 años!!

Pilar el 5 febrero, 2016 a las 8:56 pm:

Se puede visitar? En que página web de Valencia aparece indicado este lugar historico?

Peoito Pérez el 5 febrero, 2016 a las 9:07 pm:

Si desconoces el tema no lo desarrolles. Has contado un montón de mentiras y no sé de dónde has sacado esa información. El cementerio es anterior al Celler, es el cementerio islámico que se instalo fuera de la muralla próximo a la puerta de Bab al-hanax. Infórmate por favor antes de verter esos comentarios que no tienen ningún viso de realidad

mmJaime Nicolau el 6 febrero, 2016 a las 7:37 am:

No tienes por qué creerme pero hemos contado la historia como periodistas y cómo nos la han contado las diversas fuentes con las que hemos estado en contacto. De hecho, hemos retrasado la publicación del reportaje bastante hasta contrastar más fuentes. Si hay algún error ya lo sentimos pero estás algo equivocada al generalizar. El artículo ha sido un éxito y nos quedamos con la cantidad de gente que ha descubierto el Celler gracias a él, que ya es triste que Valencia no sea capaz de contar cosas como esta a sus vecinos. Gracias por tu crítica constructiva.

mmJaime Nicolau el 6 febrero, 2016 a las 7:37 am:

proava.org

Francisco calzas el 6 febrero, 2016 a las 8:34 am:

Me ha parecido muy interesante el artículo,y sobre las dudas que algún vierte creo que no estaría mal si pudierais aportar el informe de algún arqueólogo. Creo que en este caso ha habido intervención arqueológica y la puesta en valor es coetánea con la construcción de las viviendas. Es todo muy posible. Yo como arquitecto encontré un celler del XIV e una alqueria de Valencia. Era más modesto y está bien documentado y puesto en valor.

Carlos el 6 febrero, 2016 a las 8:52 am:

Me alega ver que por fin es visitable. Hace más de una década estuve gestionando como arqueólogo que el espacio se abriese al público, bodegas Gandia estaba dispuesta a asumir todos los costes de mantenimiento a cambio de utilizarla como espacio de catas. Nos pasamos dos años batallando con los.organismos oficiales hasta que la Bodega se cansó de tanga BURROcracia

Aida Martin el 6 febrero, 2016 a las 3:23 pm:

Maravilloso que podamos ir descubriendo nuedtra historia y si algo no nos cuadro, en nuestra mano esta seguir investigsndo para jallar la verdad. Refunfuñar no le resuelve nada a nadie. Enhorabuena por el trabajo.

ciudadana el 6 febrero, 2016 a las 4:51 pm:

La historia de Valencia es apasionante, pero ojo con las fuentes consultadas. De todas formas el sitio es magnífico y hay que darle publicidad.

Jtkva el 6 febrero, 2016 a las 10:27 pm:

Pero ¿se puede visitar o no?

mmJaime Nicolau el 7 febrero, 2016 a las 9:51 am:

Preguntad en PROAVA.org

el lobo el 7 febrero, 2016 a las 10:17 am:

Estáis algunos sacando las cosas de quicio… dejemos las tonterías y construyamos alma de país o nación que no tenemos. Estoy hasta los h… de tanta chorrada. Construyamos entre todos. Tot treball es bo…

Mª Carmen el 8 febrero, 2016 a las 11:25 am:

Para informaros sobre posibles visitas debéis contactar con Proava. Comentaros también que hay algunas empresas de guías que incluyen este celler en sus rutas (no sé si solo se ve desde el exterior), como por ejemplo una que ‘desvela’ la cara oculta de Ciutat Vella.

Loespaz el 18 agosto, 2016 a las 9:35 pm:

Muchas gracias por enseñarnos un pedacito más de Valencía que mejora su ciudad,conserva su pasado y nos cuenta su historia.

Correcaminos el 9 abril, 2017 a las 3:11 pm:

Gracias por darnos más de valencia

José González el 18 mayo, 2018 a las 12:43 pm:

Enhorabuena y felicidades…
saludos de Fuencisla y José

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.