Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Los espaguetis de Nacho

José Antonio López
Tenía que volver a Kaymus y siempre me encontraba con que había demasiado trabajo y era imposible hablar con Nacho Romero con tranquilidad. Eso es bueno. Me encanta el tener que ir varias veces a un sitio y que no me puedan atender. Señal de que hay trabajo y que además se hace bien, porque tal y como están las cosas, el cliente es cada vez más exigente y se ocupa y preocupa hasta por los detalles más pequeños.

Hice el “atraco” de llegar a Kaymus en la hora en que la brigada se sienta para comer. Los fogones están en marcha desde primera hora de la mañana y, una hora antes del servicio, se reúnen no solamente para comer, sino también para comentar el trabajo del día.

Nacho Romero ha tenido un éxito fabuloso con el trabajo realizado para una importantísima empresa valenciana. No quiere que diga el nombre pero sí puedo y digo, que se juntaron lo más granado de la cocina valenciana y se echó a volar la imaginación de tal manera que se consiguió realizar un evento difícilmente superable.

Cuando las cosas se hacen bien y se pone toda la ilusión y profesionalidad del mundo, no se falla.

Van a ver, en petit comité, lo que normalmente no se conoce. Hoy, para comer, hay espaguetis. Moro y la Princesa se ha puesto mano a la obra y los compañeros dan cuenta de un espectacular plato. Agua y espaguetis. Los Javieres no paran de hacer “Tenedoring” y Vicente se ha empeñado en poner una salsa superpicante para regocijo de todos.

El ambiente es genial y uno se complace en formar parte, aunque sea por unos minutos, de las inquietudes y felicidad de un equipo de profesionales que, unos minutos más tarde, volcarán hacia sus clientes a la espera de su aprobación y la satisfacción de un trabajo bien hecho.

En cientos de restaurantes de nuestra Comunidad se repite, diariamente, el ritual de la comida entre compañeros. Las horas son distintas, la ilusión, la misma.

Sirva como ejemplo este “atraco” a la intimidad de Kaymus y de Nacho Romero y equipo para desear lo mejor del mundo a estas personas que se sienten felices… sirviendo.

 

0 comentarios en Los espaguetis de Nacho

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido