Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Peligro, político en la viña

Jaime Nicolau

Estamos en pleno mes de agosto. La uva está casi en las puertas de las bodegas y el conflicto entre las DOP Valencia y Utiel-Requena escribe un capítulo cuanto menos raro. Una modificación al pliego de la DOP Valencia que incluye territorios de Utiel-Requena y Alicante, y que está en los tribunales esperando sentencia, firmada por el secretario autonómico. 

Desde el primer momento les hemos contado las interpretaciones que cada una de las Denominaciones de Origen valencianas tenían del asunto, siendo escrupulosos con todas y con las informaciones que nos llegaban por lo delicado de las mismas. Y así seguimos obrando. Pueden leer en 5barricas ambos comunicados.

En un año que parece habrá merma de cosechas, con las fechas en las que nos movemos y habiendo sindicatos agrarios también por medio, suena todo esto a otra cosa, la verdad.

La modificación que llega ahora en pleno mes de agosto la firma el secretario autonómico, sr. Mulero. ¿Lo hubieran hecho la consellera Elena Cebrián y la directora general Maite Cháfer de la misma manera? Y cuando digo de la misma manera, quiero decir tal y como se ha producido: en agosto, con la vendimia ahí…

Desde hace años seguimos este conflicto esperando y deseando que hubiera alguna posibilidad de acuerdo por el bien del vino valenciano.

Si este movimiento era estrictamente necesario, pues adelante con él y un enorme aplauso al señor Mulero. Si es cierto que esta modificación no tiene validez legal, tal y como afirma el comunicado de la DOP Valencia, está tardando la señora Cebrián en mandar de vacaciones forever al señor Mulero, porque habría hecho un ridículo espantoso. De paso, podría explicar la señora Cebrián por qué no firma esa modificación, porque a lo mejor debe dejar paso a otros que hagan lo que el cargo dispone y asuman lo que les toca por cargo. Porque el señor Mulero está capacitado como secretario autonómico a hacerlo, pero en política de altura no hacen falta floreros y su superior también lo está y no lo ha hecho.

Ahora, y con todo lo que viene por delante, mejor centrarnos en la vendimia y en hacer con ella los excelentes vinos que las bodegas de Utiel-Requena y Valencia siguen haciendo. Ahí estaremos para contarlo. Desgraciadamente nos hemos acostumbrado a que el sector tenga una altura profesional mucho mayor que la clase política… que cuando se acerca a la viña, peligro.

 

0 comentarios en Peligro, político en la viña

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido