Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

¿Qué vino llevar a una cena?

Mark O’Neill
Unos consejos a tener en cuenta si alguien te invita a cenar a su casa: para empezar deberías corresponderle con un pequeño esfuerzo a la hora de elegir el vino. A todo el mundo le gustaría beber un buen vino y no tener que pasar por esa situación en la que el anfitrión sirve un vino que no es bueno. ¿Qué te parece? ¿Dices la verdad o disimulas? Lo más seguro es que no seas sincero. “No está mal” cuando en realidad estás pensando, “no es malo, es lo siguiente”.

Así que cuando piensas en que vino es el adecuado para llevar a una cena quizás encuentres útiles estos consejos:
1. Entérate del menú cuando confirmes tu asistencia. Sabiendo esto, ya puedes tener una idea de qué vino llevar.

2. Cuando llames, trata de saber quién más está invitado. Si los que van a cenar son aficionados al vino o saben de vino, trae algo más sofisticado. Si no, un vino fácil de beber y agradable estará bien.

3. No lleves algo demasiado extravagante o caro. Es muy probable que no lo aprecien y además no darás una buena impresión. No hace falta gastarse una fortuna para encontrar buenos vinos perfectos para la ocasión.

4. ¿Llevas el vino como un regalo o para beber durante la cena?
Asume siempre que el vino que llevas es un regalo. De todos modos, siempre es un poquito frustrante cuando el anfitrión decide guardar tu vino y tú querías que lo abriera. Así que, por experiencia, para asegurarte de que no te vas sin probar tu vino, lleva dos botellas. Una para el anfitrión y otra para la cena. No tienen por que ser el mismo vino y así, todos contentos. Muy diplomático.

5.  No es fácil recordar el nombre de los vinos. Ni si quiera el de un vino que te haya gustado el fin de semana anterior. Así que, te sugiero familiarizarte con un par de zonas geográficas y alguna marca que no sea difícil de encontrar. Un blanco refrescante como un Marlborough Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda es una buena elección, principalmente en España donde la mayoría no lo han probado aunque si hayan tomado un Sauvignon Blanc de Rueda. Si no, un Chenin Blanc de Sudáfrica suele gustar a la mayoría por su carácter vivaz y afrutado.

Un tinto suave con notas de fruta madura, equilibrado, con buena estructura y carácter. Suena bien pero, ¿y qué vino encaja en mi presupuesto? Yo sugeriría un Shiraz de Sudáfrica, un Malbec de Mendoza en Argentina o más cerca de casa, aquí en España, un Garnacha de Campo de Borja.

Un espumoso; un buen Prosecco de Italia siempre es un acierto. Fresco, floral y con aromas perfumados, es muy fácil de beber, con recuerdos a uva y burbujas suaves en boca. Y además, no tiene por que ser caro y es ideal tanto para el aperitivo como para acompañar una comida o una cena.

Los vinos dulces a menudo se pasan por alto. Un buen vino dulce puede ensalzar un postre y encantar a todo el mundo. Un Moscatel vendimia tardía de Chile o de Sauterne, AOC Barsac, hará maravillas.

¿Tienes algún vino favorito ideal para llevar a una cena?

Mark O’Neill
DipWSET y fundador de TheWinePlace.es

0 comentarios en ¿Qué vino llevar a una cena?

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido