Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Una uva, vinos diferentes

¿Por qué razón vinos elaborados con el mismo varietal no saben igual?

Existen cientos de variedades de uvas con las que podríamos elaborar vino aunque, la mayoría de los vinos que se comercializan, están elaborados con menos de 20.

Tomemos como ejemplo la Sauvignon Blanc, una de las variedades blancas más populares. Para muchos de los grandes entendidos en el mundo del vino, Sancerre, en el Valle del Loira, es el lugar donde se producen los vinos más puros elaborados con este varietal. Las uvas nunca superan el punto óptimo de madurez y los suelos de pizarra proporcionan mineralidad y acidez que ensalzan los matices cítricos del vino.

En cambio, si catamos uno de los Sauvignon Blanc más vendidos del mundo, tendríamos que pensar en un vino de Marlborough en Nueva Zelanda, en el que podremos apreciar un paso más graso en boca y matices herbáceos, muy diferente del anterior. Esto se debe a que Marlborough goza de largas horas de insolación suavizadas por las brisas procedentes del mar y sus viñas crecen sobre suelos pedregosos.

Ambos son vinos excelentes, elaborados con el mismo varietal pero con estilos fácilmente diferenciales. Tú mismo puedes probarlo en casa y, sin ser un experto, podrás ver similitudes y diferencias.

El clima, el lugar de procedencia y el enólogo son los tres factores determinantes en la personalidad de un vino.

La experiencia y sabiduría del enólogo es de suma importancia durante el proceso de fermentación. Diversos estudios científicos han logrado identificar más de 500 compuestos diferentes que surgen durante la fermentación, y gracias al control de estos procesos, con la aplicación de levaduras seleccionadas, se consiguen aflorar y potenciar los aromas y sabores deseados. De entre todos los avances logrados en el proceso de elaboración, los más importantes son el control de temperatura de fermentación,  el uso de tanques de acero inoxidable, y la significativa mejora de las condiciones higiénicas. Dicho esto, queda claro que el enólogo va a determinar, en gran parte, el estilo de vino que vamos a beber.

Partiendo de que las uvas necesitan del calor del sol para madurar, sería lógico pensar que los mejores vinos se elaborarían en los países más cálidos. Sin embargo, los mejores vinos del mundo proceden de zonas en las que la inestabilidad climática no garantiza una maduración óptima. Los vinos que proceden de estas zonas suelen ser más complejos, con sabores más intensos y con capacidad de envejecimiento. Cada región tiene unas condiciones climáticas únicas que determinan los sabores y carácter del vino.

La expresión “cool climate wines” forma ya parte de la jerga habitual en el mundo del vino, y se refiere a esos vinos que proceden de zonas frescas, generalmente con pocas horas de sol. Debido al calentamiento global, las zonas cálidas cada día lo son más, y sus vinos tienden a ser más alcohólicos y menos aromáticos. Como consecuencia, hay una tendencia generalizada a la búsqueda de viñedos a mayor altitud con la intención de continuar aprovechando las horas de sol, pero también, beneficiándose de las variaciones de temperatura.

En el campo, lo más importante es, que pese a todos los factores meteorológicos e incontrolables, la fruta esté sana y alcance un buen punto de maduración para poder llegar a producir buenos vinos. Y eso es mucho más fácil decirlo que hacerlo.

Mark O’Neill DipWSET fundador de TheWinePlace.es

180102-wset

0 comentarios en Una uva, vinos diferentes

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido