Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Vinos blancos para verano

Mark O’Neill
Los aficionados podemos distinguir entre los que les encantan los vinos blancos, y los que prefieren beber sólo tintos. Si has leído alguna vez mi columna, ya sabrás que si no bebes blancos, te estás perdiendo algunos de los mejores vinos del mundo. De hecho, los blancos maridan fantásticamente bien con multitud de platos que no se limitan a pescados o mariscos.

La pregunta del millón es ¿qué vinos blancos elegir para el verano?

Lo mejor, un vino ligero, con notas florales o aromas cítricos, buena fruta y un punto de acidez que le dé frescura. Hoy, os voy a hablar de tres variedades blancas a tener en cuenta a la hora de ampliar vuestros horizontes en el mundo del vino.

Chardonnay es la variedad blanca más famosa del mundo, y por tanto, un buen punto de partida para adentrarnos en blancos. En términos generales, podemos diferenciarla en dos estilos; las que han tenido contacto con madera y las que no. En la Borgoña francesa encontraremos los mejores Chardonnays. Lo malo, que son bastante caros. En Australia, California y Chile, también se elaboran grandes Chardonnays, en su mayoría, fermentados o madurados en barrica y en los que se aprecia notas características que les da el roble. Un buen vino de este estilo es el Chardonnay de Victoria, en Australia.

El Sauvignon Blanc, originario de Francia, es famoso en el mundo entero gracias a su tierra adoptiva, Nueva Zelanda, donde los vinos pueden presumir de una acidez vibrante y fresca acompañada de aromas a hierba recién cortada y frutas tropicales, características que le han convertido en uno de los vinos más apreciados entre los aficionados de todo el mundo. Un buen ejemplo es Sauvignon Blanc de Marlborough. En cambio, si te apetece probar un Sauvignon francés, te recomiendo un Sancerre del Valle del Loire. Si te gustan estos estilos populares de Sauvignon Blanc, seguro que también disfrutarás con los chilenos y sudafricanos, porque allí las condiciones climáticas hacen que las uvas alcancen una maduración perfecta.

Riesling es una de mis variedades blancas favoritas y, a menudo, se presupone que sólo produce vinos dulces. Sin embargo, muchos de los mejores y más apreciados Riesling del mundo son secos y provienen de zonas tan diversas como Alemania, Austria y Alsacia, en lo que al “viejo mundo” se refiere, y Nueva Zelanda y Australia en el ” nuevo mundo”. Se caracterizan por sus aromas críticos, tropicales y notas de frutas tales como la pera o la manzana. En el caso de los alemanes, a veces las etiquetas son un tanto confusas, pero busca la palabra trocken, que es la que identifica a los vinos secos. Pero en esta ocasión, me gustaría recomendaros un vino del oeste o del Clare Valley en Australia, vinos que marida con casi todo.

Así que, la próxima vez que vayas a un restaurante, una tienda de vinos, o busques tus vinos blancos para el verano en internet, recuerda estos tres grandes varietales y cuando los pruebes, dime qué te parecen.

Mark O’Neill
DipWSET y fundador de TheWinePlace.es

170622-the-wine-place

0 comentarios en Vinos blancos para verano

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido