Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Descubrir el mundo del vino en Pago de Tharsys

22 enero, 2019

Mª Carmen González

Qué duda cabe que visitar bodegas es uno de los grandes placeres de los amantes del vino. Toda una experiencia en la que el enoturista suele conocer los viñedos, visitar las entrañas de la bodega donde envejecen sus vinos favoritos, en la que aprende todo el proceso de elaboración de un vino que acaba degustando y en la que se aproxima a los aspectos básicos de una cata.

Un lugar ideal para disfrutar de una visita de estas características y de tener una primera toma de contacto con la enología, el vino, el cava, y el apasionante mundo de la cata es Pago de Tharsys con su visita’‘descubrimiento‘. Una coqueta bodega a modo de château, con el viñedo alrededor de la misma, ubicada en Requena (Valencia), con una cava subterránea de 1808, una pequeña destilería de la que salen productos como el arancello Federica o el limoncello Celestino, e incluso un hotel rural junto a un lago.

Durante algo más de una hora, los participantes en esta experiencia conocen los secretos de elaboración de los vinos, cavas y licores de Pago de Tharsys comenzando por una breve visita al viñedo, donde la guía explica las diferentes variedades que se cultivan, como la autóctona bobal, pero también otras más sorprendentes como la albariño, que se vendimia por la noche, o la Bronx, o cuestiones como la diferencia de plantar en vaso o en espaldera.

La siguiente parada es la zona de elaboración de los vinos, donde se conocen cuestiones como los diferentes modos de proceder a la hora de hacer un vino blanco, un tinto o un rosado, o las distintas figuras de calidad que amparan a los vinos. El hecho de que esta zona se encuentre junto a los viñedos, hace que el tiempo que pasa entre la vendimia y el estrujado de la uva sea mínimo, y que se evite su oxidación o fermentación, con lo que se logran altos estándares de calidad.

Y como la uva es prácticamente como el cerdo, pues se aprovecha todo, con algunos de sus restos, como las pieles, Pago de Tharsys elabora diferentes destilados, como arancello, limoncello, orujo o licores de hierbas o café. El visitante tiene la oportunidad de visitar la pequeña destilería de la bodega, con sus bonitos alambiques, y conocer el proceso de destilado y, por ejemplo, cómo se rebaja el alto contenido alcohólico con el que salen este tipo de productos.

De la destilería se pasa a la sala de barricas, el lugar en el que reposan los vinos y en el que conocer cuestiones como la diferencia entre un crianza, un reserva o un gran reserva. Desde allí, una estrecha escalera nos conduce a la que, posiblemente, es la joya de la bodega: una cava original subterránea con más de 200 años de antigüedad en la que en la penumbra y guarnecidas por anchos muros, duermen miles de botellas.

Un lugar con encanto en el que podemos conocer el proceso de elaboración del cava, en el que Pago de Tharsys es uno de los grandes expertos, de operaciones como el clásico ‘removido‘ de las botellas y llevarnos algún secreto para conservar correctamente este espumoso.

Tras casi una hora de visita, el participante llega a, quizás, el momento más esperado: la cata de un vino y un cava de Pago de Tharsys junto al típico embutido de Requena. Un final feliz en el que el visitante se adentra en el mundo de la cata y aprende aspectos básicos a la hora de catar un vino.

Antes de dejar la bodega, el visitante puede adquirir cualquier producto de Pago de Tharsys en su tienda y conocer el Paseo del Mérito que discurre alrededor de la propiedad y que está dedicado a aquellos que han contribuido, con su trabajo, al bienestar de la humanidad. Así, este lugar dedica placas a figuras como Santiago Grisolía, Pilar Mateo, Margarita Salas, José Mir, Avelino Corma y Óscar García Prada, entre otros.

Esta es la visita descubrimiento de Pago de Tharsys, una primera aproximación al mundo del vino, pero la bodega requenense ofrece otra serie de actividades a los amantes del vino, como la visita técnica con un enólogo, participar en la vendimia nocturna o pasar la noche entre viñedos en su hotel rural.

180907-5bseleccion-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en Descubrir el mundo del vino en Pago de Tharsys

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.