Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Eduardo Ibáñez: “Nos gustaría crecer más en la DO Campo de Borja, pero la Administración nos está poniendo trabas”

Mª Carmen González

Campo de Borja. El Imperio de la Garnacha. Una D.O. que ha experimentado una importante transformación en los últimos años, mejorando sus vinos hasta convertirlos en bandera de la garnacha, reconocidos en el mundo entero –con 12 medallas de oro y 8 de plata en el último Concurso de Garnachas del Mundo– y que han cautivado al mismísimo Robert Parker. Una DO que ha pasado de vender un millón de botellas hasta los 21 millones actuales, pero que, según su presidente, Eduardo Ibáñez, está viendo limitado su crecimiento debido a las “trabas” que les está poniendo la Administración.

“Nos gustaría crecer más, pero la Administración nos está poniendo una serie de trabas a la hora de hacer los planes de reestructuración y de plantaciones”, denuncia Ibáñez, quien lamenta que en otras DO no se estén encontrando con estos problemas. “Es un problema de no poder aumentar hectáreas“, algo que les está restando “riqueza” y no favorece en nada que la población se quede a vivir en una zona rural del interior.

En este sentido, afirma que en la DO Campo de Borja –en la que unas 1000 personas viven de la viticultura– han llegado a tener 7000 hectáreas de viñedo, pero que en la actualidad están en 6300, “y cada año seguimos descendiendo por las trabas que nos ponen a la hora de hacer trasferencias de viñedos de unas personas físicas a otras”.

Este problema se hace extensivo a todo Aragón, donde se han pasado de 32.000 a 24.000 hectáreas. Sin embargo, lamenta, en otras autonomías “no pasa lo mismo” y “las que tenían 33.000 hectáreas ahora están en 60.000”. “¿Cómo se entiende esto, que en Aragón no nos dejen (aumentar) y en otras Comunidades sí?”, se pregunta Ibáñez. En este sentido, comenta que se trata de una norma “de Europa“, pero incide en que otras autonomías están creciendo y ellos no.

Ibáñez, que fue renovado en su cargo de presidente de la DO el pasado mes de julio, tiene entre sus objetivos inmediatos el luchar por poder aumentar las plantaciones que tienen solicitadas “y seguir estando en el mismo nivel de calidad en el que estamos y mantener la cuota de mercado que tenemos”. Que puedan aumentar el número de hectáreas, continúa, es muy “importante en una zona de interior”, como esta del interior de Zaragoza.

“La gente lo está demandando para poder seguir viviendo en nuestra zona”, destaca Ibáñez, quien comenta que antiguamente una familia con tres o cuatro hectáreas de viña “era rica”, pero que en la actualidad “hace falta mucho más para vivir”. Lo ilustra gráficamente: “Unos 15.000 kilos de uva a una media de 0,60 euros el kilo, no dan para vivir”.

“A ver si toma parte el Gobierno de Aragón y el de España, para ver si nos autorizan (a plantar  más)”. “Tenemos que pelear día a día”, concluye Ibáñez.

180410-the-wine-place

Artículos en imágenes

0 comentarios en Eduardo Ibáñez: “Nos gustaría crecer más en la DO Campo de Borja, pero la Administración nos está poniendo trabas”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido