Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El nudo de las tres tierras

7 diciembre, 2018

La tierra por descubrir. El rincón donde se cosen tres provincias. Paisaje, raíces, viñedo, cultura y gastronomía. Visitamos Sinarcas. De su iglesia a sus deportes de aventura. De sus encantadoras gentes a una antigua harinera hoy museo. De sus cepas a sus vinos artesanos.

Viajamos al vértice en el que se unen las provincias de Valencia, Cuenca y Teruel. Visitamos el último rincón hacia el noroeste de la provincia de Valencia. Estamos en Sinarcas, uno de los municipios amparados por la Denominación de Origen Protegida Utiel-Requena. Hemos quedado con la alcaldesa de la población, María José Clemente. Nos atiende en el recreo del colegio, pues es maestra y ‘sus’ niños son lo primero. Le hemos prometido que empezaríamos con ella para no robarle demasiado tiempo.

Pasea a nuestro encuentro y la para un anciano de la localidad. Es lo que tiene ser alcaldesa de un pequeño pueblo de 1200 habitantes en el medio rural. No hay protocolos y la política es de relación directa.

Caminamos con ella y José Luis Salón, nuestro guía en este apasionante viaje, hasta la iglesia parroquial de Santiago Apóstol. Y allí nos cuenta todo lo que va a encontrar el visitante de Sinarcas. Un patrimonio paisajístico envidiable con rincones mágicos; lugares de interés cultural como el Museo Antigua Fábrica de Harinas; complejos de turismo rural y deportes de aventura como Las Viñuelas; una gastronomía contundente de interior y, cómo no, excelentes vinos en firmas como Bodegas Sinarcas o Pasiego.

María José Clemente, alcaldesa de Sinarcas.

María José nos ha hecho un resumen perfecto de lo que vamos a disfrutar de la mano de José Luis Salón. Ingeniero agrónomo y alma mater de Bodegas Pasiego, es una de las personas que más fuerte tira del carro para frenar la despoblación. “Tenemos la oportunidad a través del vino y el turismo de que la gente joven vea en el medio rural oportunidades de ganarse dignamente la vida”, afirma con rotundidad. Y no es una pose. José se cree el discurso y predica con él. Se va a encargar durante toda la mañana de nosotros porque sabe que, de su mano, va a tener ganados los corazones de un servidor y de Iván, el cámara que me acompaña. No hace falta esperar al final. Nos ha ganado. Él y la belleza de un pueblo cuando dejas que hablen sus gentes, sus rincones, su gastronomía, sus vinos…

Tomamos rumbo a Las Viñuelas, un complejo de restaurante, hospedaje y deportes de aventura que trabaja de la mano con las bodegas de la zona para dinamizar el turismo. Allí nos espera Isaac Cruz, su responsable. Cuentan con nueve cabañas y cinco habitaciones dentro del complejo. Deportes de aventura desde tirolinas a quads o rocódromo; rutas en bici, de senderismo o de setas cuando es temporada, y una gastronomía contundente son su carta de presentación.

Isaac Cruz, responsable de Las Viñuelas.

Cierran el círculo con una visita a la antigua Fábrica de Harina, convertida en museo en el año 2015 con un gusto exquisito. La experiencia cuenta con una audioguía acompasada por un juego de luces. Entre ambas dirigen al visitante en un recorrido que recordará para siempre. Es una de las experiencias más recomendables de cuantas van a encontrar en la localidad. Se ha recuperado de una manera impecable y es una de las pocas que cuenta con toda la maquinaria de madera. La visita no les dejará indiferentes.

Cerramos la puerta de la fábrica y caminamos con José e Isaac hacia Bodegas Sinarcas. Es la cooperativa del pueblo. Allí nos espera Gustavo Pérez. Nos cuenta cómo trabajan para que los viticultores se sientan satisfechos. Cómo han puesto el foco en la bobal y, poco a poco, van destinando recursos a elaboraciones de calidad. El recorrido por la bodega acierta a contar cómo se ha vivido el sector del vino en esa cooperativa. Depósitos de cemento, estrechos pasillos, poca luz, un encanto especial. Hace algunos meses estrenaban nueva tienda a pocos metros, y realizan catas en ellas. Siguen siendo un pulmón para el pueblo.

Gustavo Pérez, de Bodegas Sinarcas.

Y nos quedamos solos con José. Es tan buena gente que por poco nos vamos de Sinarcas sin visitar Pasiego, la bodega que comanda con su hermano. Hubiera sido un pecado imperdonable. Trabajan con los vinos de alta expresión en la mente, procesos artesanales y mucha verdad en todo lo que hacen. Nos ofrece Aurum, un blanco con cuerpo y paso por barrica que le confieren mucha personalidad. Le sigue Julieta, el dulce botritizado que salió un año por casualidad y que han convertido en una auténtica joyita. Rinde homenaje a su madre.

José Luis Salón, de Bodegas Pasiego.

Vista de Bodegas Pasiego con el Pico de Ranera de fondo.

José tiene una filosofía de la que ha hecho su modo de vida. Él en sí mismo es un dinamizador del entorno rural como quedan pocos. Se involucra en cada proyecto que le proponen con el objetivo de que los jóvenes vean salida en quedarse en ese entorno único.

Y cuando lo hace pone el alma. Se deja hasta la última gota de sangre en el esfuerzo. Y el resultado siempre es brillante. Sirva este párrafo para dar las gracias a la persona que nos ha acompañado durante toda la jornada en Sinarcas, descubriéndonos lo maravilloso que puede llegar a ser lo desconocido. Si alguno de nuestros lectores decide visitar la localidad, él se dará por satisfecho.

Y así ha sido nuestro paso por Sinarcas, una población bella y tranquila en el vértice de las tres tierras.

181119-vegamar-800x200

Artículos en imágenes

4 comentarios en El nudo de las tres tierras

GRP el 8 diciembre, 2018 a las 11:07 pm:

Un artículo interesante y de la mano de un interesado al que, un vez más, parece fallarle la memoria y el conocimiento de su pueblo. Digo esto porque no son dos las bodegas de Sinarcas, pues son tres… vuelve a olvidarse de la Bodega de Marsilea… curioso. Parece mentira que un dinamizador desinteresado de esa talla, no recuerde un proyecto tan innovador como el de Vinos Ecológicos Marsilea, premiados nacional e internacionalmente por su calidad y con varios reconocimientos por su capacidad de sorprender con toda su gama de productos. Sí cita su blanco y la novedad de la botritis… aunque , si revisais emeroteca, el primer blanco comercializado producido en Sinarcas fue el Verdejo Marsilea, así como el primer vino elaborado a partir de uvas con podredumbre noble, también fue e Blanquet de Bodegas Marsilea.
Dicho todo esto, me ha encantado ver un artículo de mi pueblo, pero lo ideal hubiera sido leerlo con la verdad, completo y sin olvidos, real. Saludos

Andres el 8 diciembre, 2018 a las 11:18 pm:

Impecable prosa, la del artículo. Lástima que el guía se haya “olvidado”, por segunda vez, que en Sinarcas son 3 las bodegas que existen actualmente. Dicha bodega se conoce por el nombre de MARSILEA VINOS, y que cuando algunos apostaban por el cabernet sauvignon como uva estrella, los de MARSILEA ya apostaban y comercializaban con bastante éxito nuestra variedad autóctona: el bobal. También fueron los primeros en elaborar un vino dulce procedente de uvas afectadas de podredumbre noble.

mmJaime Nicolau el 10 diciembre, 2018 a las 1:17 pm:

Querido amigo, no nos hemos olvidado para nada. Sabemos perfectamente que hay 3 bodegas en la localidad. Sin embargo, en este artículo debíamos visitar las bodegas con DOP Utiel-Requena. Ya hemos comprometido una visita a Marsilea. Y, de hecho, ya hemos publicado algún artículo sobre la bodega. Intentaremos repetir la visita cuanto antes y dar buena cuenta de la bodega que nos comentas. Saludos y gracias por leernos.

Aquí te dejo el link.
http://5barricas.es/blanc-quet-de-bodegas-marsilea-primer-vino-valenciano-con-uva-afectada-de-podredumbre-noble/

mmJaime Nicolau el 10 diciembre, 2018 a las 6:36 pm:

Querid@ amig@, no nos hemos olvidado para nada. Sabemos perfectamente que hay 3 bodegas en la localidad. Sin embargo, en este artículo debíamos visitar las bodegas con DOP Utiel-Requena pues es un serial con el ese sello. Ya hemos comprometido una visita a Marsilea. Y, de hecho, ya hemos publicado algún artículo sobre la bodega. Intentaremos repetir la visita cuanto antes y dar buena cuenta de la bodega que nos comentas. Saludos y gracias por leernos.

Aquí te dejo el link.
http://5barricas.es/blanc-quet-de-bodegas-marsilea-primer-vino-valenciano-con-uva-afectada-de-podredumbre-noble/

Respecto al resto de comentarios, nuestro acompañante lo hizo a petición nuestra. Cébese con nosotros y no con él si la explicación que le doy no le convence. De todos modos, el reportaje trata de poner en valor el municipio y, en vista de las visitas recibifas. Creo que lo hemos logrado.

Gracias por leernos!

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.