Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El Ostrarium se llenó de Pingüinos

José Antonio López
Andrés estaba que no cabía de gozo. Se multiplicaba en todas partes y era el centro de abrazos y elogios. Y es que, muy pocas veces, la sinfonía de los motores de las mejores motos, suenan en la puerta de Ostrarium de la calle Chile.

Turismoto ha condecorado a este gran Andrés con el nombramiento de Embajador de Pingüinos en Valencia.

Estoy con Fernando Guilarte, con José Manuel, con Emilio, con Jesús. Todos ellos componentes de Ambar y Pingüinos. Han venido de Zaragoza y de Valladolid. Han traído hermandad, ilusión y mucho cariño al nombramiento de Andrés.

En ese reservado de Ostrarium se juntaron las lecciones magistrales sobre la cerveza Ambar, familiar donde las haya y selectas donde las hay, y la selección de ostras, de todo tipo y presentadas de mil y una manera que solo el maestro Andrés y su equipo, saben poner.

Prensa, amigos, moteros y el orgullo del suéter rojo que te distingue y abre la puerta a la familia Pingüinos. Celebraban el nombramiento y su treinta y cuatro convención.

No hay distancias.

Hay pasión.

Ambar se unió a la fiesta que duró el tiempo necesario para convertirla en acontecimiento.

Sencillo pero grande. Tendremos que ir a Valladolid porque los vallisoletanos y otros amigos nos abrieron sus brazos de moteros y nos ofrecieron el asiento en las máquinas que te llevan a todo el mundo conduciendo con el corazón.

Ya eres embajador Pingüino, Andrés.

Te lo mereces.

0 comentarios en El Ostrarium se llenó de Pingüinos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido