Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Gastronomía animal

Mª Carmen González

En 5barricas tratamos ampliamente el tema de la gastronomía: restaurantes, certámenes culinarios, recetas, Estrellas Michelin… ¿Pero se han parado a pensar en la gastronomía animal? ¿En qué comen, qué cantidad y con qué frecuencia los animales de, por ejemplo, el Bioparc de Valencia? Quizás se lleven alguna sorpresa: desde primates que toman infusiones, a tortugas sibaritas que devoran superalimentos como el kale, pasando por elefantes que se derriten por un trozo de pan duro u oricteropos que se alimentan exclusivamente de papillas.

La alimentación es muy importante en los animales de Bioparc. Es, según dicen desde el parque, la “primera medida de salud”, la que va a reportar bienestar a los animales y va a reducir visitas y gastos veterinarios.

Acompáñennos a las cocinas de Bioparc. Unas cocinas que empiezan a funcionar a las 7 de la mañana y que, hasta las 15.30 horas, no paran de preparar las tomas de todo el día para los más de 3000 animales de 160 especies que pueblan el parque. A su mando, Raquel Marqués, que recibe los planes de alimentación elaborados por los cuidadores y el equipo veterinario, y prepara las raciones.

Los productos que reciben son frescos y de primera calidad y el único alimento vivo que se ofrece a los animales son gusanos –tenebrios y zofobas–, que forman parte de la alimentación de aves y pequeños carnívoros. Normalmente, todos los alimentos se ofrecen en crudo, si bien hay algunas ‘preparaciones’ como papillas de cereales y yogur para los gorilas, purés variados para los cerdos hormigueros o arroz, bonitato, patata y huevo cocidos para gorilas y chimpancés. “El huevo duro se lo pelan ellos mismos y les encanta”, cuenta Marqués.

Cada animal recibe una cantidad diferente de comida, en función de su peso, y la dieta suele diferir de verano a invierno, ya que cuando bajan las temperaturas se incrementan el número de calorías, y se añaden caldos de verduras o infusiones. En verano, cuenta Marqués, “se disminuyen las calorías, ya que lo ‘piden’ los propios animales, que se van dejando comida, y se les ofrecen helados, ya sea de carne, frutas o verduras”.

Normalmente, los animales suelen comer dos veces al día (desayuno y cena), si bien hay algunos como los elefantes “que están todo el día comiendo”,  u otros que solo desayunan, como los zorritos enanos, o solo cenan, como los leones. Una cena que también varía de hora en función de la caída del sol.

En el mundo animal también existen los gustos, preferencias y aversiones. Así, al leopardo Ekon no le gusta la carne de ternera, así que se alimenta de pollo y conejo, y a tres de los siete leones no les va el conejo, así que comen carne de caballo, pollo y vaca. Y, como los humanos, tienen sus alimentos favoritos. Así, a la pantera negra le encantan los pollitos, a los gorilas les gustan las pasas –que se les lanzan para que las busquen en el suelo y ejerciten los dedos–, a los primates los huevos duros, y a los elefantes les pirra el pan duro.

Y también hay animales de gustos fijos, como los pelícanos, que solo quieren una especie de pescado, los rutilus. “Se ha intentado con otros peces como arenques o capelines y no hay manera”, explica Marqués.

Veamos algunas dietas. Es curiosa la del oricteropo, un cerdo hormiguero que en la naturaleza ingiere ingentes cantidades de hormigas y termitas. Al carecer de dientes, en las cocinas de Bioparc le preparan diariamente purés o papillas con arroz, zanahoria, pienso, pasta insectívora, carne picada, leche…

Las tortugas, por su parte, se alimentan de kale, col china, escarola y espinaca. No come, sin embargo, lechuga, ya que le causa diarrea.

Gorilas y chimpancés son muy inteligentes y se cansan de comer siempre lo mismo, así que se suele variar su dieta cada día y, a las frutas, verduras y pienso habituales, se añade un día maíz, otro arroz cocido, huevo duro, patata… Desayunan zumos variados, yogures, infusiones como té y manzanilla, pan de molde, pan integral o muesli.

Además, se les suelen esconder algunos alimentos, como muesli y yogur, en pequeñas ranuras llamadas ‘yogurteros’ a los que tienen que acceder creando sus propias herramientas, con ramitas, para generales estímulos como en naturaleza y para que puedan enseñar a las crías.

Hipopótamos comen heno y alfalfa –unos 50 kilos al día–, verdura, pienso y pan duro; los elefantes tienen una dieta parecida, a la que se añaden algarrobas, y diariamente una caja entera de zanahorias, cebollas y nabos (también les pirra el pan duro, que es usado por los veterinarios para entrenamientos médicos, en simulacros para extraerles sangre, por ejemplo), y los monos pequeños comen frutas y verduras variadas, como manzana, plátano, melón, piña o pera.

Los veterinarios, además, suelen utilizar frutas como la uva para esconder medicación.

El tamaño de los alimentos también difiere del tipo de animal y de su tamaño. Así, están los que comen piezas enteras de coles, apio o lechugas, como elefantes o gorilas, o aquellos que lo comen todo en trocitos muy pequeños, como las grullas, “que tienen el pico muy pequeño”.

Dado el amplio número de animales existentes en Bioparc, las cantidades de alimentos que se consumen cada día también son considerables. Así, estamos hablando de 570 kilos de heno y alfalfa; 300 kilos de fruta y verdura; 25o de piensos variados; 130 kilos de carne (de caballo, pollo, pollitos, ternera, paloma, codorniz, conejo, rata y ratón); 20 kilos de pescado (normalmente para nutrias, pelícanos y aves), o 20 yogures, entre otros.

¿Y qué beben los animales? Pues principalmente agua, directamente de las rías del parque, de ahí la importancia de que estén muy limpias. Y, en ocasiones y según qué especies, zumos e infusiones.

1804-caixa-popular-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en Gastronomía animal

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido