Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Restaurantes 5b

Leixuri, el respeto por la cocina vasca tradicional

Estoy a punto de entrar en uno de los restaurantes emblemáticos de la cocina Vasca en Valencia. Son casi las cinco de la tarde y, teóricamente, el servicio ya debería estar terminado. No es así. En la sala aún quedan varias mesas disfrutando del placer de la tertulia.

Jorge de Andrés: “Soy un obrero de la cocina”

Hemos elegido un mal día para la entrevista, Jorge.

Por una parte, está diluviando como hacía años no pasaba en Valencia. Por la otra, Vertical está atendiendo una gran cantidad de acontecimientos.

Marisquería Casa Vicent es una caja de sorpresas. Todas buenas.

Estarán conmigo en que, en los tiempos que estamos, ver el cartel de marisquería en un restaurante pues… ¡qué quieren que les diga…!
La verdad es que la oferta gastronómica de la Comunidad Valenciana no deja de sorprendernos. Tenemos que quitarnos el miedo de acudir a ciertos locales que consideramos “prohibitivos”, abrir sus puertas y preguntar.

Angelo: “Con sus 120 kilos de peso, Caterina, se movía como una bailarina de ballet”

Estoy en la calle Cádiz, en Valencia, a la altura del 48. Hay un toldo, una fachada, un cartel que anuncia la Trattoria Ruzafa. Hasta aquí, normal. Descubro, una vez más, que lo importante, está dentro.

Josep Quintana: “Las manchas de tomate eran mis preferidas”

Martes y trece. Llueve en Valencia. A muchos un día con estas características les pondría de mala gaita. Sin embargo tengo la impresión de que este día, distinto a los demás va a ser, todavía, más especial.

Destino Puerto, una bombonera frente al mar

Desde la vuelta ciclista no había vuelto a visitar el puerto de Valencia. Recuerdo que comentaba con mis compañeros el marco incomparable, y que no tienen otras ciudades costeras de España, que nos dejó la Copa América. Desde el edificio Veles e Vents se disfruta de una tranquilidad que, difícilmente, se puede encontrar en otros lugares. Cielo, mar y relax, mucho relax.

Restaurante Bodega Flor: “Somos carne de bar”

Todavía es noche cerrada. Los jornaleros, con el hato al hombro, se preparan para ir a la huerta. Los ideales y los caliqueños se encienden una y otra vez. Comienza la procesión diaria hasta un pequeño local que se levanta en medio de la huerta.

Iván López: “Yo quiero ir a ese cole de los gorros blancos”

Me he dejado llevar por una corazonada y he venido a Alzira en tren. Fenomenal. De la estación, en autobús, a la calle Colón. En un abrir y cerrar de ojos. Cómodo, sin complicaciones. En el número 51 está Camí Vell. Me quedo en la puerta.

Llorens Ferrís: “Mi abuela me mandaba a pelar patatas para que me callara”

Está puntual a las nueve de la mañana. Pese a que cierra tarde, a Llorens le gusta madrugar y tenerlo todo a punto, además “es el momento de preparar una confitura que, las mías, tardan unas cinco horas y disfrutar del chup-chup de la olla”.

Jesús Ortega: “Mi madre me utilizaba como reclamo de su tienda”

Ultramarinos Violeta era la tienda de la madre de Jesús Ortega. Estaba especializada en embutidos y jamones de Aragón. En la calle Peris Brell. Puede que muchos de ustedes no lo hayan conocido, pero hubo un tiempo que decir que un niño estaba gordo era sinónimo de salud y de bien comer.