Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Haiku Tast, alta cocina en ‘la costa de Dalí’

Además de ser uno de los lugares con más encanto de la península ibérica, la Costa Brava se ha convertido en referente de la cocina de vanguardia. Con sus paisajes escarpados frente al mar, se erige en el destino perfecto para disfrutar de la belleza natural del Mediterráneo y de la mejor gastronomía, con direcciones imprescindibles para los amantes de la cocina creativa como HAIKU TAST, el restaurante del mediático chef Federico Filippetti, ubicado en Cadaqués.

“Este es el lugar más bello del mundo”, afirmaba Salvador Dalí, y no le faltaba razón. Situada en la península gerundense del Cap de Creus, Cadaqués está considerada como la perla de la Costa Brava. Cobijada por la montaña del Pení y el Puig del Bufadors, una carretera de curvas sinuosas da la bienvenida a un paisaje único de piedras, rocas, olivos y mar. Este rocoso litoral, recorrido por bellas playas y recónditas calas al borde de acantilados, y su angosto entramado de callejuelas empedradas con casas blancas adornadas de flores y edificios de arquitectura modernista, constituyen los principales atractivos de esta preciosa localidad costera catalana.

Bajo el influjo del genial Salvador Dalí -que vivió en Cadaqués durante 35 años y allí pintó la mayoría de sus obras- numerosos artistas de vanguardia, como Picasso, Chagall o Klein, encontraron en este hermoso rincón gerundense su particular fuente de inspiración. Como también lo hizo el chef Federico Filippetti, que ha hallado en Cadaqués el escenario perfecto para encontrarse con las musas a la hora de dar rienda suelta a su creatividad culinaria.

En su restaurante HAIKU TAST, ubicado en el centro de Cadaqués, Filippetii aprovecha el ambiente artístico, la privilegiada situación geográfica y los frutos de esta tierra para ofrecer una propuesta cargada de originalidad y personalidad. Una suerte de instalación de bellas artes culinarias que anima a los comensales a deleitar el paladar, el olfato y la vista, pero también a reflexionar.

 

A través de un menú degustación de temporada con una larga decena de “obras”, HAIKU TAST invita este verano al comensal a hacer un recorrido por las raíces más profundas de los Andes, pasadas por el tamiz de los productos, paisajes, aromas y sabores del entorno local cadaquense. El resultado es una explosión de creatividad sobre la mesa, que no deja indiferente.

Con platos que se convierten en obras de arte en sí mismos, Filippetti homenajea a la naturaleza con un menú degustación donde la sorpresa es el ingrediente principal. Trampantojos, dobles fondos, cocinados in situ, formas, sabores y texturas que engañan a la vista y descolocan al paladar.

El eje central del nuevo menú de temporada en HAIKU TAST es la Pachamama (Madre Tierra, en quechua). Un homenaje a la madre tierra y el ciclo de la vida, representado en un trozo de tierra sobre el plato, donde se cocinan tubérculos andinos bajo la técnica ancestral de la cocción bajo tierra. Otra de las estrellas del menú es la Mamacocha (Madre Agua, en quechua) en el que Filippetti recrea el ecosistema marino del Cap de Creus, cocinando una exquisita sopa enriquecida con toda la flora y fauna marina de este rincón mediterráneo. Anémonas, algas, erizos y galeras crean el caldo de cultivo perfecto para dar sabor a este delicioso plato, presentado sobre una original roca marina.

Del mar extrae también el chef argentino su Salmón en rescoldos. Un plato que juega al despiste con el comensal, ofreciéndole a la vista un atractivo sashimi de salmón sobre una base de enebro, que se cocina al vapor aromatizado con esencia de pino sobre una cama de rocas calientes de la playa de Cadaqués. O por lo menos, eso parece a simple vista…

La sucesión de platos continúa con exquisiteces como un Chawan-Mushi, un Niguiri de vieira, Tartar de cerdo ibérico, Sashimi de caballa, Gumkan de corazón de atún, Tempura de alga codium, Nigiri de unagi kabayaki o Gyoza de cochinillo, entre otros. Y se remata la velada con originales postres donde Filippetti vuelve a sacar su lado más artístico en instalaciones gustativas como un espectacular Fondo Marino y un creativo Árbol de petit fours, con estética a lo Tim Burton, del que cuelgan coloridas creaciones dulces, como caramelos Begoña o crisálidas de algodón de azúcar con hojas aromáticas.

El menú degustación de HAIKU TAST se acompaña de una selección de vinos realizada por el sumiller Marcelo Chan, con especial atención a las referencias biodinámicas, con las que Chan busca transportar al entorno del que proceden estos singulares caldos y transmitir la filosofía de sus creadores.

Sobre Federico Filippetti

Argentino, de 44 años, propietario y chef de HAIKU TAST, Federico Filippeti es un apasionado del arte, la gastronomía y la botánica. Pasiones que confluyen en la original propuesta gastronómica que desarrolla en su restaurante de alta cocina HAIKU TAST. Popularmente conocido por su participación como concursante en la edición 2017 del programa televisivo TopChef, este carismático chef ha trabajado en diferentes restaurantes de renombre y colaborado con prestigiosos chefs, entre ellos Ferrán Adriá y el Grupo Bcn 5.0, diseñando el maridaje de hierbas y flores para sus cartas. Experto en botánica, posee su propio huerto, donde cultiva más de 400 variedades de flores, plantas y hierbas aromáticas que siempre son protagonistas de sus platos.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Haiku Tast, alta cocina en ‘la costa de Dalí’

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido