Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

La IGP Vinos de Castelló lamenta que el Mesón del Vino de la Magdalena no cuente con vinos de la provincia

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) Vins de Castelló lamenta que el tradicional Mesón del Vino de las fiestas de La Magdalena no cuente este año con los vinos de la provincia y que el ayuntamiento castellonense haya optado para su gestión, tras la realización de una subasta, por una empresa privada, “sin protección de productos provinciales”.

La IGP, que ha gestionado el mesón en sus últimas tres ediciones, realizó una puja en la subasta de este año de 10.146 euros, frente a los 14.000 de la empresa finalmente elegida. “3854 euros más para el Ayuntamiento” que, según dicen, “marcarán este año la diferencia”.

En un comunicado, la IGP señala que 3854 euros “valen más para el Ayuntamiento de Castelló que los vinos de nuestras viñas elaborados en nuestra provincia, más que los vinos de proximidad, más que los vinos de calidad de nuestras tierras y más que los vinos certificados de nuestras bodegas”.

Asimismo, han elaborado un vídeo en el que afirman que los bodegueros castellonenses defienden sus vinos, “cargados de tradición, cultura y esfuerzo“, “frente a criterios esencialmente recaudatorios establecidos por el Ayuntamiento”.

En el vídeo, la IGP recuerda que el mesón nació en 1968 de la unión de varios bodegueros de la provincia de Castellón que decidieron aliarse para llevar a la capital de la Plana sus vinos en la semana grande de la ciudad, la Magdalena. Se trataba, recuerdan, de un mesón de estructura circular, “con bodegas y cooperativas íntegramente de la provincia“.

Veinte años más tarde, en 1988, la gestión del mesón fue asumida, según explican, por la colla ‘Els 20 del 88’, que abrió el evento “a vinos de toda España”. “Aquí se implanta el modelo de casetas, gestionadas por empresas independientes que compran los vinos a las bodegas y los venden en vasos o en botellas. Para poder sacar margen de beneficios la calidad de los vinos cada vez es peor y el mesón acaba por convertirse en el mesón del lambrusco y los vinos baratos“, señala la IGP, quien afirma que esta situación “fomenta las borracheras, las peleas y la suciedad” en los barrios donde se instala el mesón.

En 2013, sin embargo, se produce “un gran cambio de tendencia”, y  los bodegueros de Castellón deciden, nuevamente, asumir la gestión del mesón, aunque esta vez ya bajo el paraguas de la IGP, “asociación que garantiza la procedencia de las uvas y la localización de las bodegas elaboradoras, evitando que vinos de fuera de la provincia se etiqueten como vinos de Castellón”.

Estos bodegueros, continúan explicando en el vídeo, “devuelven” al mesón la “fortaleza de antaño, haciéndolo crecer de manera exponencial hasta la actualidad” y convirtiéndolo en “un foco de atracción turística, familiar, tradicional, abierto y en el centro de la ciudad”. Un modelo económico, añaden, “basado en el desarrollo de la agricultura tradicional”, que contribuye “al mantenimiento del territorio” y que ofrece a los castellonenses productos de proximidad, al tiempo que crea “oportunidades y empleo“.

Un modelo que, sin embargo, indican,  “parece no gustar al ayuntamiento de Castellón, que este año ha decidido sacarlo a subasta, sin protección a los productos provinciales”. Así, señalan que tras la subasta, el consistorio se ha decantado por la empresa que ofrecía 3854 euros más, e indican que esto tiene consecuencias.

En este sentido, comentan que este año se van a instalar 20 casetas, “que se van a vender a una media de 5.000 euros”. Los gastos aproximados para le empresa adjudicataria, estiman, van a ser de unos 40.000 euros, mientras que sus ingresos “ascenderán hasta los 100.000”. “El promotor del evento se va a embolsar más de 50.000 euros netos con la operación, abandonando a su suerte a quienes hayan comprado una caseta, que no van a tener más remedio que volver al pasado, a vender vinos baratos a un alto precio”, indican.

Para el consistorio castellonense, concluye el comunicado, “no tiene ningún valor que los vitivinicultores de Castelló trabajen en el mantenimiento de nuestra agricultura, de nuestro paisaje y de nuestro territorio, ni que contribuyamos a crear oportunidades y empleo, participando así en el sostenimiento de nuestros pueblos de interior”.

El Mesón del Vino forma parte de las fiestas mayores de Castellón, las de la Magdalena, declaradas de Interés Turístico Internacional, y que este año se celebran del 18 al 26 de marzo. Este año, el mesón, estará ubicado en el Bulevar Blasco Ibáñez, y será inaugurado el próximo día 18 a las 12 horas.

Un comentario en La IGP Vinos de Castelló lamenta que el Mesón del Vino de la Magdalena no cuente con vinos de la provincia

Sentoniano el 16 Marzo, 2017 a las 10:21 pm:

De pena y lamentable que los vinos de nuestra tierra no estén representados en nuestras fiestas, espero recapaciten para los años venideros. Te das cuenta que lo único que importa es el dinero. Peseteros.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido