Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Las vides que toman el té

Imagen: AnRo0002

Mª Carmen González

Tisanas para las vides. Puede resultar curioso, pero se están utilizando. Es una de las técnicas o preparados que usa la agricultura biodinámica, un método de agricultura ecológica basado en las teorías del filósofo austriaco Rudolf Steiner que sigue los ciclos lunares y el calendario astronómico para trabajar en el campo, y que no duda en usar valeriana, ortiga o cola de caballo para proteger y reforzar la viña.

Cada vez es más frecuente que las bodegas opten por la viticultura biodinámica, una práctica que considera el terruño como un ser vivo en el que las actuaciones que se realicen sobre él repercutirán de manera directa en su desarrollo futuro. Es el caso de Félix Callejo, que todas las primaveras aplica diferentes tisanas “como refuerzo de la propia viña”.

“Es aplicación de lo que funciona en las personas, en la viña”, explica Noelia Callejo, enóloga de esta bodega de la Ribera del Duero. Se realiza una cocción de hierbas en agua, “como un té”, que luego se aplica a la viña. Así, explica Noelia, la ortiga, con un importante contenido en hierro, “es muy buena cuando está empezando a crecer la viña para refuerzo de todo el crecimiento”. “Le ayuda mucho a estar más protegida respecto a condiciones de estrés por falta de humedad, al igual que la valeriana”, explica.

 

Por su parte, la cola de caballo, cuyo principal componente es el sílice, hace a la cepa “más fuerte de cara a la aparición de hongos, como el oídio, del que aquí somos endémicos”.

Además de estas tisanas, la biodinámica (que ha desterrado el uso de pesticidas o herbicidas industriales), utiliza diferentes preparados vegetales y minerales que se emplean de diferentes formas (pulverizados, enterrados, en forma de abono, espolvoreados…), como el cuarzo molido, la corteza de roble o el estiércol de vaca. Algunos de sus métodos pueden resultar extraños ya que, por ejemplo, algunos de los compuestos o preparados se introducen en cuernos de vaca, cráneos, vejigas o intestinos de diferentes animales.

En la actualidad, algunas de las mejores bodegas del mundo fomentan el cultivo biodinámico, como Michel Chapoutier (Valle del Ródano), Bonny Doon (Santa Cruz, California), Domaine LeRoy (Borgoña), Domaine Zind-Humbrecht (Alsacia), Felton Road (Otago, Nueva Zelanda), Artadi (La Rioja) o Araujo Estate, en California.

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en Las vides que toman el té

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido