Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

“Los vinos de Castilla-La Mancha están en su momento”

Mª Carmen González

La IGP Vinos de la Tierra de Castilla-La Mancha alcanza este año su mayoría de edad. Se trata de una figura de calidad a la que están adscritas alrededor de 200 bodegas de la mayor región vitivinícola del mundo, y que producen anualmente en torno a los 126 millones de litros. Hablamos con su máximo responsable, Gregorio Jaime Rodríguez, que lo tiene claro: “los vinos de Castilla-La Mancha están en su momento”. Los datos parecen corroborarlo.

Y es que el primer trimestre del año ha sido “excelente” para las exportaciones de vino de Castilla-La Mancha, ya que crecieron un 9,5% en volumen y un 25,5% en valor respecto al mismo período de 2016. Los vinos castellano-manchegos, según Gregorio Jaime Rodríguez, son cada vez “más apreciados en los mercados internacionales”.

Sin embargo, indica, habría que “hacerse un esfuerzo especial en lo que a promoción y reconocimiento se refiere”, por parte de “todos los actores del sector vitivinícola” para aprovechar esta ola, este buen momento, “de una manera eficaz”.

Las bodegas que elaboran Vino de la Tierra de Castilla son unas 200, y las industrias que comercializan vino de esta indicación geográfica son más de 300. Se permiten diferentes variedades de uva. Las principales, en blanco: airén, chardonnay, gewürztraminer, macabeo, sauvignon blanc y verdejo. En tinto: tempranillo, bobal, cabernet-sauvignon, garnacha tinta, merlot, monastrell, petit verdot, pinot noir, o  syrah.

Hablamos con Gregorio Jaime Rodríguez, director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas de la Junta de Castilla-La Mancha y responsable de la IGP Vinos de la Tierra de Castilla-La Mancha.

P.- Este año la IGP Vinos de la Tierra de Castilla cumple su mayoría de edad. ¿Qué balance podemos hacer de estos 18 años? ¿Cuáles han sido las principales dificultades? ¿Y los logros?
R.- Esta IGP surgió con la intención de amparar a vinos, bodegueros y bodegas de calidad que no se encuentran amparadas en ninguna otra Denominación de Origen de Castilla-La Mancha. Las dificultades son las mismas que encuentran el resto de figuras de calidad y es competir en un mercado vinícola globalizado y de gran calidad.

Los logros de la IGP van, principalmente, de la mano de las bodegas que han conseguido a través de la figura de calidad grandes reconocimientos no solo por parte del sector especializado, sino del gran público también.

P.- ¿Qué retos futuros tiene la IGP? ¿Qué queda por hacer?
R.- El principal reto de la IGP coincide con el de la totalidad de los vinos de Castilla-La Mancha y es abrirse paso a través de la promoción al consumidor de vino de calidad de una manera constante, con el fin de conseguir posicionarse en el lugar que se merece.

P.- Para los menos metidos en materia, ¿qué es una IGP y qué la diferencia de una DO?
R.- Básicamente en una IGP no es obligatorio que todas las fases: producción, transformación y elaboración se realicen en la misma zona geográfica, cuestiones que en la DOP sí es necesario.

P.- Incidiendo en el tema, ¿por qué es necesaria una IGP que ampare a tantos y tantos vinos elaborados en Castilla-La Mancha? ¿Por qué no una do? ¿Podría la IGP convertirse en una gran DO en un futuro cercano?
R.- Comentábamos anteriormente que la IGP surge como alternativa a las Denominaciones de Origen, aunque si el sector y el mercado lo demanda podría dirigirse hacia una DO.

P.- ¿Cómo percibe el público los vinos amparados por una IGP en general y por la IGP Tierra de Castilla en particular? ¿Cree que la IGP es una figura reconocida? ¿Hace falta marca, promoción?
R.- La IGP lleva abriéndose paso desde su creación y es quizás ahora mismo el momento en el que debiera hacerse un especial esfuerzo en lo que a promoción y reconocimiento se refiere. Los vinos de Castilla La Mancha están en su momento y hay que hacer esfuerzos comunes por todos los actores del sector vitivinícola para aprovecharlo de una manera eficaz.

P.- ¿Cree que la gente considera los vinos IGP de peor calidad que los amparados por una DO? Si es así, ¿qué habría que hacer para cambiar esta percepción?
R.- El consumidor de vino actual es un consumidor formado que sabe que las virtudes de un vino no están asociadas a la pertenencia a una u otra figura de calidad, sino que dependen de muchos más factores. El cambio de esta percepción pasa necesariamente por una promoción de los vinos de Castilla-La Mancha.

P.- ¿Qué nos puede decir de los vinos de la IGP Tierra de Castilla? ¿Qué los caracteriza? ¿Qué visión se tienen de ellos en España y en el resto del mundo?
R.- En general los vinos de Castilla la Mancha están ocupando un hueco en las bodegas de los consumidores, tanto nacionales como internacionales. El primer trimestre de 2017 ha sido un excelente mes para las exportaciones de vino de Castilla – La Mancha. Crecieron un 9,5% en volumen y un 25,5% en valor respecto al mismo trimestre de 2016.

P.- Que Castilla-La Mancha sea el mayor viñedo del mundo, ¿es un hándicap. ¿Existe una sobreproducción que baja calidad y precios? ¿C-LM es sinónimo de vino a granel? 
R.- Pues no lo veo como una desventaja, sino como todo lo contrario. Es verdad que el ideal en cualquier producto agroalimentario es llegar hasta el envasado del producto, de forma que aumente su valor añadido; pero dicho esto, lo importante es tener productos de alta calidad, en este caso tanto en el vino a granel como en los embotellados, porque hay mercado para ambos y con productos de calidad se pueden conseguir buenos márgenes que hagan rentable la actividad, que es de lo que se trata.

Castilla-La Mancha tiene mucha superficie de viñedo, y por tanto una producción elevada, pero esto es una gran oportunidad para abastecer los mercados. Las grandes producciones solo se pueden ver de forma negativa si no se es capaz de venderlas, y no es el caso de los vinos de Castilla-La Mancha, cada vez más apreciados en los mercados internacionales.

En muchas bodegas y cooperativas de Castilla-La Mancha se ha implantado el pago por calidad precisamente para conseguir vinos de calidad, tanto en embotellados como en graneles.

P.-Y por último, ¿cómo puede afectar el Brexit a los vinos Tierra de Castilla?
R.- Últimamente la posición de vino importado desde Castilla-La Mancha ocupaba las primeras posiciones en Reino Unido junto al vino francés, italiano, chileno o australiano, con lo que competencia tanto dentro o fuera de la UE no le faltará. En el casos de los vinos de Sudamérica o Australia, habrá que seguir de cerca la evolución de los tipos de cambio, que es donde puede estar la diferencia.

El hecho de que el Reino Unido haya salido de la Unión Europea no significa que vaya a dejar de consumir vino, y, en mi opinión, la proximidad y calidad de los vinos de Castilla-La Mancha los sitúa en una posición ventajosa frente a los vinos de otros países.

0 comentarios en “Los vinos de Castilla-La Mancha están en su momento”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido