Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Los vinos de guarda en Dehesa del Carrizal

7 diciembre, 2018

En el blog de La Dehesa del Carrizal, han querido tratar uno de los falsos mitos más extendidos sobre el vino: aquel que dice que cuanto más tiempo de conservación tenga, mejor calidad presentará. Esta afirmación de forma general es errónea, sin embargo, hacen mención de los vinos de guarda en los que suele cumplirse esa premisa.

Con vino de guarda se refieren a aquellos vinos que cuenta con todas las características necesarias para envejecer en botella de manera correcta, ofreciendo tras esta maduración prácticamente su mejor versión, con un desarrollo de matices y aromas mayor que cuando este se embotella. Y es que, aunque existen algunos vinos que es preferible consumir en el año posterior a su embotellado, hay otros que potencian su calidad con el paso del tiempo.

Dentro de los factores que influyen para que se pueda considerar un vino de guarda, se encuentran puntos a tener en cuenta como son los polifenoles, la acidez, el pH, la graduación alcohólica o incluso el tipo de uva utilizado.

Aunque siempre hay que tener en cuenta posibles excepciones, los vinos tintos suelen tender a encontrarse dentro del grupo de los vinos de guarda más que los blancos y los rosados. Además, dentro de ellos, se incluirían en este apartado, los vinos crianza y reserva que, generalmente, admiten mejor la guarda.

Dentro de los vinos Dehesa del Carrizal, consideran de guarda el Syrah, que se puede conservar de 5 a 7 años, y los Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Colección Privada, que permitirían una guarda de 10 a 15 años.

Con todo esto se convierte en un punto crucial el hecho de saber con certeza si se trata de un vino de guarda, antes de tratar de conservarlo, ya que si se guarda durante demasiado tiempo un vino que no cumple las características necesarias, se estropea. Sin embargo, si se conserva en botella un vino de guarda este desarrollará nuevos matices y aumentará su calidad.

En Dehesa del Carrizal proponen una serie de consejos para una mejor conservación del vino:

  • Mantener una temperatura constante que oscile entre los 10 y los 16 grados, siendo mejor no guardarlos en habitaciones que experimenten cambios de temperatura (cocina, habitaciones con calefacción…) o en lugares expuestos al sol.
  • Evitar la luz solar directa en las botellas. En caso de que esto ocurra puede tener lugar una reacción química que altere la calidad del vino.
  • Colocar las botellas en posición horizontal o boca abajo para que el vino se mantenga en contacto con el corcho, impidiendo así que se seque y pueda pasar oxígeno por él, que provocaría una pérdida de calidad.
  • Mantener el vino en una estancia con ventilación suficiente.
181119-vegamar-800x200

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en Los vinos de guarda en Dehesa del Carrizal

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.