Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Machoman 2016: rozando la monastrell perfecta

Mª Carmen González

Machoman es uno de los vinos más conocidos y premiados de la bodega Casa Rojo. Un monovarietal de monastrell que, desde Jumilla, ha logrado llamar la atención del Master of Wine Tim Atkin, quien lo eligió entre los 100 mejores vinos de España en el certamen Wines from Spain Awards. Ahora, la nueva e “histórica” añada avanza un paso más y deja a Machoman 2016 a un paso de la ‘monastrell perfecta’.

Y es que la de 2016, según explica José Luis Gómez, enólogo y CEO de Casa Rojo, “fue una gran añada en cuanto al estado de la uva, características de la añada, vendimia, acidez, maduración”.”Todo fue perfecto”, resalta.

Además, el valor añadido de este 2016, ese particular paso adelante, es la “experiencia“. “Han sido cuatro años elaborando el Machoman y hemos aprendido”, explica Gómez, quien detalla que el tiempo les ha permitido conocer cuáles son las parcelas que, cercanas a la bodega, “nos aportan la mejor monastrell”. “Hemos aprendido a podar, a seleccionar en el campo y luego en la bodega; a recoger la uva en pequeñas cajas de 15 kilos con equipo propio, recibirla con el mayor de los mimos y procesarla con la única fuerza de la gravedad”, añade.

“En 2016 estrenamos instalaciones, una bodega nueva resultado de 22 años de experiencia trabajando de alquiler en otras bodegas. Hemos hecho el sitio perfecto para trabajar con este varietal tan delicado: tinas elegidas en tamaño y forma para realizar una fermentación perfecta, fermentaciones a baja temperatura, trabajo sin filtraciones, o uso de barricas de un roble francés pensado para respetar al máximo este delicado caldo que puede perder su esencia por madera agresiva”, explica el enólogo.

Todos estos elementos aproximan a Machoman 2016 a la monastrell perfecta, y decimos que aproxima porque, según comenta José Luis, la monastrell perfecta “es un norte; una meta que sabemos que nunca llegaremos a alcanzar, pero que no por eso dejar de ser nuestra meta”. “La monastrell perfecta es una filosofía, una forma de superarnos, de tratar de comprender este terroir, de que esta uva tan singular nos hable, nos diga lo que opina, nos dé todo lo que lleva dentro”, agrega.

“Solo sabiendo llevar esta uva a los paladares más exquisitos, hemos podido pedirle más, salir de esta dura rueda que las cooperativas y los grandes productores producían, descubrir que esta uva puede ofrecernos un gran vino, aunque no estemos en Ribera del Duero o en Rioja”, comenta.

Manchoman está elaborado con monastrell procedente de 13  parcelas diferentes del paraje de La Raja, al que llega la brisa mediterránea. Es un vino con aromas a romero, tomillo, balsámicos, y mentolados; un vino largo, fresco, elegante y terroso, que crecerá en botella en los próximos diez años. Su éxito, según Gómez, reside en el equipo que conforma Casa Rojo. “Sin duda alguna”, resalta.


Con un nombre y una imagen muy desenfadados, Machoman ha recibido numerosos reconocimientos, como la medalla de oro en AWC Viena 2014; mejor vino Tinto Roble en España 2014 Berliner Wine Trophy; mejor vino tinto barrica Mundus Vini Contest; mejor vino tinto de España 2014: Gilbert & Gaillard Magazine; mejor vino calidad-precio en Asia Wine Awards, o la medalla de oro en Wine Align World Wine Awards (Canadá), entre otros.

Gómez nos explica el origen del nombre de este vino: “No nos lo planteamos mucho. Vivimos La Raja, descubrimos esta monastrell, comenzamos a elaborarla en 2012, y un día catando esos mostos intensos, esa cereza y esa ciruela madura, esos balsámicos y ese olor tan mediterráneo a olivas negras, pensamos: esto se tiene que llamar Machoman. No hay otro nombre posible para esta maravilla”.

Y es que Casa Rojo practica lo que ellos han denominado como ‘enología creativa’, en la que dan “tanta importancia” a la calidad del vino “como a la del diseño de lo que rodea al vino”.

A pesar del nombre y la imagen desenfadada, Gómez no cree que sea un vino especialmente dirigido a los jóvenes. “En Casa Rojo pensamos en una nueva viticultura, una nueva forma de ver y entender un vino para todo aquel que quiera descubrir otras dimensiones de placer cuando prueba un vino. No pensamos en la edad, de verdad, no hay más joven que el quiere serlo“, comenta al respecto.

Machoman se elabora a partir de uva de cepas con edades comprendidas entre los 20 y los 70 años y con una vendimia manual por tramos óptimos de maduración, en cajas de 15 kilos. La uva llega a bodega en camión refrigerado en pocos minutos para pasar por una doble mesa de selección a su entrada. La fermentación se realiza en depósitos troncocónicos inversos de 7000 litros. Crianza durante cinco meses en barricas de roble francés de primer año de las tonelerías Saury, Seguin Moreau, Saint Martin y ANA.

Casa Rojo: un viaje enológico por España

Casa Rojo no se limita a Machoman y la DO Jumilla, sino que está presente en 9 DO, incluida la del cava. Todo un viaje enológico por España, con el que aprender y abrirse a nuevas técnicas y procedimientos. “Elaborar una albariño en las Rías Baixas o una tempranillo en la Rioja Alta nos ha abierto a técnicas con nuestra monastrell que jamás habríamos sabido si nos hubiéramos quedado en Jumilla”, explica Gómez.

¿Por qué trabajar en tantas DO? “Pues porque queremos aprender”. “No puedes aprender sin viajar. Solo los libros y los viajes te enseñan, y viajando por España hemos descubierto otras formas de tratar la uva, otras culturas de vendimia. Aprendemos de otras DO y en otras DO algo que trabajando solo en casa nunca sabríamos”, añade.

Además, prosigue, “tenemos la suerte de contar con una riqueza de viñedos extraordinaria en España”. “¿No merece la pena conocerlos todos antes de que sea demasiado tarde? Es apasionante. Esas diferencias nos enriquecen”, concluye al respecto Gómez.

Una característica común a todos los vinos y DO de Casa Rojo es el trabajar exclusivamente con monovarietales. ¿Qué se busca con ello? José Luis Gómez nos contesta:  “Hay una personalidad tras una uva que lleva generaciones en un sitio. El varietal autóctono es el que ha sobrevivido. Quién sobrevive es el más fuerte”.

“Hoy en día se puede plantar de todos los sitios, pero no tiene la personalidad del terroir. En Casa Rojo elaboramos vinos que no tienen por qué ser catalogados de buenos o malos, habrá a quien les gusten y a quien no, ya que siempre el paladar es algo subjetivo, pero no me perdonaría que no tuvieran personalidad”, añade.

Los vinos de Casa Rojo, según Gómez, se caracterizan por “interpretar con respeto y autenticidad cada terroir” y tienen a la uva “como verdadera protagonista”. “Uva y terroir, siempre ese tándem”, incide.

El leitmotiv de la bodega: ‘do what you love, love what you do’. Haz lo que amas; ama lo que haces’.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Machoman 2016: rozando la monastrell perfecta

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido