Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Misericordia Bello: “La zonificación del Bierzo va a posicionar la DO entre las más importantes del mundo”

3 mayo, 2018

. “Tenemos que poner en valor la labor del viticultor, pagándole bien las uvas”, algo que también implicará a los jóvenes y provocará “que fijemos población”

. “Hay que dar contexto a nuestros vinos, si no, en un mar de vinos, es uno más”

Mª Carmen González

Misericordia Bello es la presidenta de la Denominación de Origen Bierzo. Llegó a este organismo en 2004 de manera “casual”, sin pretenderlo, entre otras cuestiones porque no es berciana y entendía que este cargo debía desempeñarlo alguien de la zona. Cuatro años le han demostrado que este hecho, más que un hándicap, era una ventaja –“no tienes mochilas negativas ni enemigos”–. Y el día a día le confirma que su trabajo al frente de la DO está dando unos resultados más que satisfactorios.

Así, entre sus logros se encuentran el dotar de visibilidad a una DO pequeña con unos recursos económicos “no muy grandes”, multiplicar las exportaciones por dos, la recuperación de viñedos abandonados, y la puesta en marcha de la zonificación del área de producción de la zona, algo que, según destaca, “va a posicionar a la DO dentro de las más importantes del mundo”.

Hablamos con ella.

P.- ¿Qué balance hace de estos casi cuatro años al frente de la DO Bierzo?

R.- El balance es inmejorable. Cuando llegamos la nueva junta directiva, había que poner en el mapa mediático, entre otros, la DO; había que subir las exportaciones y hacer muchísimas cosas que estaban sin hacer. Prácticamente la DO funcionaba como hacía 25 años, desde su fundación.

Y en este tiempo se han hecho grandes cosas. Por ejemplo, cuando llegamos se exportaba un 17% de nuestra producción y hoy estamos en el 36%. Y en el consumo interno hemos subido otro tanto.

Y ha aumentado también la visibilidad. Así, el año pasado nuestra DO ocupaba el puesto número 8, de 70, en cuanto a impactos mediáticos. Creo que esto es importante, dado que somos una DO con unos recursos económicos que no son muy grandes. Con ellos, bien gestionados, hemos logrado todo eso.

P.- ¿Qué proyecto de los puestos en marcha en este tiempo destacaría?

R.- Uno de los grandes hitos es poner en marcha la zonificación de la zona, del área de producción. Han sido tres años de trabajo y de implicación de mucha gente. Sin ese trabajo altruista es imposible hacer zonificación. Se ha conseguido y está ya aprobada en el pleno, está redactado y falta que en la Junta y en Bruselas nos den los parabienes, que no veo por qué no nos lo van a dar. Es uno de los grandes hitos, porque es la que va a posicionar a la DO dentro de las más importantes del mundo. Y se ha hecho en este mandato.

. P.- ¿Hasta qué punto es importante este trabajo de zonificación?

. R.- El proceso de zonificación es lo que eleva en calidad y categoría. Es muy difícil llevar a cabo y hay tres en el mundo, una de ellas es la Borgoña, que lleva funcionando 200 años.

Por la complejidad del trabajo que lleva detrás, es muy difícil hacerlo, así como por la cantidad de trabajo y personas que se requiere.

En las grandes áreas de producción de vino es, quizás, más difícil de hacer, lo que no quiere decir que no lo hagan. Para nosotros es, probablemente, un poquito más fácil por nuestra situación geográfica. Pero zonificar un territorio de vino es una cosa muy compleja.

. P.- ¿Qué objetivos o proyectos tiene la DO Bierzo a corto, medio y largo plazo?

. R.- Pues los retos que teníamos al principio. Los trabajos los hemos ido sacando y están en el camino, y uno de los grandes retos es subir los precios de las uvas y eso tiene que ser subiendo los precios del vino. Si bien es cierto que en los dos últimos años se ha recuperado bastante –porque cuando nosotros llegamos el precio de la uva estaba muy denostado–, ayudados un poco por la climatología, ya que con la helada del año pasado y el ataque de mildiu del anterior hubo escasez y la uva subió.

Nuestro territorio es minifundista, y es muy caro de producir. Los costes de producción son elevadísimos y tenemos unas calidades excelentes, con lo que primero tenemos que poner en valor la labor del viticultor, pagándole bien las uvas. Y después, por ende, tienen que subir los vinos de precio. Son vinos caros de elaborar, muy difíciles, porque el Bierzo es un conjunto de valles complicado, que da muy buena calidad pero que tiene sus dificultades a la hora de trabajarlo.

Trabajar esto de manera que subamos los precios también nos va a permitir que la gente más joven se implique en este oficio de la viticultura y que fijemos población, que hace falta. Y esto es un proceso que estamos consiguiendo.

Otra de las grandes cosas que se está haciendo es frenar el abandono de viñedo. En esta zona había mucho abandono porque hubo una época histórica donde había actividad minera donde se ganaba mucho dinero y los viticultores abandonaban la viña para irse a ganar más a la viña. Como esto tenía fecha de caducidad, ya llegó. La mina se cerró y ahora se está volviendo al origen. El Bierzo seguirá siendo agrario, fundamentalmente. Y tenemos que trabajar mucho en recuperar.

P.- ¿Qué se ha hecho para recuperar viñedo en la zona?

R.- A través de un banco de tierras hemos ido recuperando parcela a parcela. Ya llevamos 600 parcelas de viñedo recuperado. Teniendo en cuenta que tenemos el viñedo más viejo del mundo por superficie esto es un gran patrimonio que no se pierde y lo seguimos manteniendo en valor.

P.- Las presidencias de las DO suelen estar copadas por hombres. ¿Ha encontrado usted algún tipo de trato diferenciado por el hecho de ser mujer?

R.- En absoluto. Yo cuando llegué no había ninguna mujer de presidenta en ningún consejo regulador y nunca he notado ni un mal gesto de nadie; todo lo contrario, he sido muy bien acogida.

He asistido cada seis meses a la Conferencia de Consejos Reguladores Vitivinícolas y he sido una más. Muy bien tratada, muy considerada, muy respetada. En el ámbito más local de repente te encuentras a veces con alguna actitud machista pero a mí no me afecta en absoluto. La persona que tiene actitudes machistas es un problema de él, de su educación. Yo soy una persona de mucho temperamento y no me afecta.

P.- ¿Cuál es la situación de la mujer en el mundo del vino del Bierzo? Enólogas, bodegueras…

R.- Cada vez más relevante en todos los órdenes. Desde técnicas, a temas de exportación o comercialización, las mujeres cada vez están teniendo más protagonismo en el mundo vitivinícola, no solo en el Bierzo, sino a nivel mundial.

Pero, ¿qué más da? Yo siempre cuento los profesionales como personas; mujer u hombre, da igual. Que haga bien su trabajo, que esté capacitado y punto. Cuando me dicen que tiene que haber igualdad de mujeres y hombres…, pues no. Tiene que haber personas independientemente de su sexo. En la vida laboral creo que tienen que tener las mismas oportunidades reales, porque a veces son ficticias. Una mujer, como un hombre, tiene las mismas capacidades para elaborar vino o para lo que sea.

P.- Háblenos de los vinos del Bierzo.

R.- El Bierzo tiene grandes singularidades y ventajas competitivas. No es una DO al uso; es una DO que, aunque pertenece a Castilla-León, está en un rinconcito pegado a Galicia y tenemos más influencia de Galicia que de Castilla. En todos los órdenes. Es una comarca pequeña, rodeada de montañas, y tiene una abertura al Atlántico. Por esa abertura nos entra ese frescor que nos aporta esa acidez que es tan fantástica en nuestros vinos.

Por otro lado, tenemos unas variedades únicas, como la mencía, para vinos tintos, y la godello para los blancos, que está teniendo una demanda enorme, muy por encima de la oferta que tenemos.

P.- ¿Cómo han cambiado los vinos del Bierzo en los últimos años hasta la actualidad, en que tienen un gran protagonismo a nivel mundial?

R.- Siempre se han hecho vinos, pero no se les daba mucha importancia. Estaban vendidos, se consumían mucho, teníamos el comprador natural que era Galicia y se llevaba el vino en esas épocas. Hasta que de pronto surgió una generación de técnicos locales, de gente de aquí, que se formó para hacer vinos. La materia prima ya estaba; tenían la uva única, que además no se comporta igual fuera del Bierzo. Esta es su tierra. Yo siempre digo que la mencía ha elegido el sitio para dar toda su expresión.

Esta generación de técnicos, que tienen más de 50 años, eran gente muy preparada, y con la formación que adquirieron después empezaron a hacer grandes vinos, y hoy día estamos considerados como uno de los vinos y de las variedades importantes del mundo.

Pero hay que dar contexto a nuestros vinos, si no, en un mar de vinos es uno más. Tenemos que hablar de nuestro territorio, nuestros suelos, cuál es nuestro origen, nuestras variedades… para hablar de nuestras singularidades, porque al final, el experto en vinos o al que le gusta el vino, quiere cosas diferentes. Y eso es lo que podemos ofrecer nosotros, algo diferente y algo singular.

P.- ¿Dónde se venden, preferentemente, los vinos del Bierzo?

R.- Se consumen más en España, donde el consumo ha pegado un estirón. A exportación dedicamos el 36% de la producción, frente al 17% de hace poco más de tres años. Nuestros principales mercados exteriores son Estados Unidos, Canadá, Suiza y Alemania, y está subiendo mucho la venta a Reino Unido y los Países Bajos. Se trata de mercados que tienen mucha cultura del vino y demandan cosas diferentes.

COSECHA Y PLAGA DE CONEJOS

P.- Pasemos a temas más concretos. ¿Cómo va a afectar a la cosecha de este año el tiempo un tanto alterado que estamos teniendo este año?

R.- De momento, muy bien. No le va a afectar negativamente. El año pasado sí, porque vino una primavera adelantada, se adelantó la brotación y después volvió su tiempo natural y vino una helada que se cargó la brotación que había.

Este año a causa del tiempo, con tanta nieve y frío, la brotación se ha atrasado a su tiempo. Está empezando ahora y ahora es más difícil que venga una helada que lo pueda estropear. Aunque con el tiempo nunca se puede hablar.

P.- Buenas perspectivas, por tanto, de cosecha.

R.- Sí. El año pasado tuvimos un 32% de pérdida de cosecha, por la helada, pero la calidad fue excelente. No ha sido calificada oficialmente todavía, pero tiene pinta, por los parámetros y catas realizados. Tuvimos una uva sanísima y con unos parámetros organolépticos fantásticos. Espero que este año tengamos una excelente cosecha también.

P.- Y por último, ¿cómo está afectando al viñedo la plaga de conejos en la zona?

R.- De la plaga de conejos puedo decir que me quita el sueño, aunque es una cosa que tenemos periódicamente. Ahora ha bajado un poco, porque tanto Diputación como Junta, han mandando hacer las limpiezas correspondientes y cuando les quitan su hábitat, desaparecen y también sus depredadores naturales tienen más acceso a ellos. También los cotos de caza tienen siempre la veda abierta, e incluso autorizada para que cacen por hurón, que devastan mucho.

Un problema añadido es que hay muchas parcelas abandonadas, que es donde ellos se esconden. Ahora se va a exigir también a los propietarios de las parcelas que las limpien, porque si hay limpieza no hay conejos.

No hay datos cuantificados, pero sí he comprobado que los conejos son también buenos mineros. Es tremendo.

1804-caixa-popular-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en Misericordia Bello: “La zonificación del Bierzo va a posicionar la DO entre las más importantes del mundo”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.