Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

P. Sisseck: “En España se toma demasiado a la ligera el trabajo de campo”


M.C.G

Peter Sisseck es el alma mater de Dominio de Pingus. Nacido en Dinamarca, y formado en Francia y Estados Unidos, lleva más de 20 años asentado en España. Fue en la Ribera del Duero donde se quedó cautivado por las posibilidades de la zona en materia de vino, un lugar del que salen los míticos Pingus (el del 95 fue el primer vino español incluido en los ‘Mágicos 100’ de Robert Parker).

Y es que en España, destaca, “existen variedades autóctonas, mucho viñedo viejo y mucho sol” y se puede trabajar “con variedades locales”. Sin embargo, afirma, “faltan una labor comercial seria y una viticultura seria”. “Se toma demasiado a la ligera el trabajo de campo; hay una desvinculación entre bodega y viñedo”, añade.

Imagen: Carlos González Armesto

Y es que para Sisseck, o Pingus según su apodo de niñez, el trabajo en la viña es básico. Si hubiera que cuantificar el peso del viñedo y del trabajo en bodega en su proyecto estaríamos hablando, según sus palabras, de un 90-10%.

El peso del viñedo y la “falta de una viticultura seria” en España le llevan a afirmar que el vino de garaje en nuestro país “ya no existe”. Y es que, explica, “la idea de poner el viñedo por delante de la bodega es un trabajo que está muy pendiente aún en España y eso, en el fondo, es el ‘vino de garaje’ como yo lo entiendo”.

La pasión por el mundo del vino le llegó a Sisseck de sus padres y de su tío Peter Vinding, uno de los enólogos de mayor renombre en Burdeos y a quien visitó cuando tenía tan solo 14 años. A partir de aquel momento se enamoró del la vid e inició su trayectoria en el mundo del vino, un recorrido profesional que le ha llevado por lugares como Francia, de donde aprendió “la seriedad de la viticultura” y su “sentido del terroir“, y por California, Estados Unidos, de donde asimiló la innovación y la “sensación de que no hay límites”.

Imagen: Carlos González Armesto

El éxito en Pingus ha sido una constante desde aquel primer vino que creó en un garaje de Quintanilla de Onésimo. Un éxito que no se imaginaba cuando ayudaba a su tío Peter. “Nunca lo imaginé, pero gracias a España sentí que había otro camino. ¡Ofrecía tantas posibilidades!”.

Y es que Pingus es toda una ‘institución’ en el mundo del vino. Sin embargo, Sisseck no siente que crea una joya con cada vino. “Solo espero que sea un testimonio fiel de cada añada”, afirma.

Además de Pingus, Peter Sisseck elabora el vino PSI desde la Ribera del Duero, en el que respeta también la elaboración tradicional de la viticultura biodinámica, y Flor de Pingus, con uvas provenientes de 16 pagos diferentes provenientes de cepas viejas y de otras de menor edad. En 2010 comenzó un nuevo reto en Francia, en la zona de St. Émilion, de donde sale Château Rocheyron.

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en P. Sisseck: “En España se toma demasiado a la ligera el trabajo de campo”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido