Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Paseando junto a la princesa Mariola y su pantera “La Pinta”

José Antonio López
Permítanme un viaje a través del tiempo.

Estamos en torno a una de las montañas más bellas de la provincia de Alicante. Es la época en que Roma mandaba en nuestra península. Sexto Mario gobernaba un pequeño pueblo situado en las faldas de la sierra Mariola. Era muy rico porque explotaba las minas de oro de la misma sierra. Sí, oro, en la sierra Mariola.

Tiberio Claudio Nerón, el emperador, no gozaba de tantas alegrías pecuniarias, por lo que decidió hacerse con la riqueza de Sexto Mario.

Este último tenía una hija de gran belleza y porte principesco cuyo nombre era Mariola. Tal era su belleza que su padre le regaló una pantera, “La Pinta”, para que la protegiera en todo momento. Mariola gustaba pasear con la pantera por la sierra que lleva su mismo nombre.

El emperador intentó todas las estratagemas para apoderarse de la riqueza de Sexto, pero no consiguió nada, con lo que se propuso casarse con la bellísima heredera.

Mariola le rechazó y Tiberio acusó de incesto a su padre. Ambos fueron condenados a muerte y despeñados.

Puede que sean historietas de otros tiempos, pero en el año 1965 un grupo de espeleólogos de Alcoy encontró, en el interior de la cueva de la Sarsa, en Bocairent, huesos que fueron identificados como pertenecientes a una pantera africana.

Gentes de bien dicen haber visto, hoy en día, la sombra estilizada y principesca de una dama que vaga por la sierra de Mariola junto a un animal que bien podía ser una pantera.

“Mariola camina por sus tierras y se siente orgullosa de cómo son sus gentes y que han conseguido producir en sus tierras. Hay otro oro en la sierra de Mariola y en los pueblos que la comparten. Son productos magníficos que causan respeto y admiración. Algunos ya han conseguido el reconocimiento mundial. Mariola está satisfecha. Bienvenidos al reino de Bucària”.

La Masía Terrers está en Bocairent en el Parque Natural de Sierra Mariola. Aquí, la familia Galbis tiene una plantación de olivar donde produce desde 1797 su aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico. Una producción limitada y con envases numerados. De los olivos de esta plantación, situada a una altitud media de 700 metros sobre el mar, nace Bucària, el resultado de más de 200 años al servicio de esta tierra, de su cultura y su tradición.

“Bucària es el zumo de las aceitunas obtenido de forma totalmente natural sin ningún tipo de agentes, productos químicos ni disolventes”.

Estoy en la Masía con Juan Galbis. Ya les hablaré de lo que se siente cuando se entra en esta plantación. Hay energía, potencia, fuerza, grandeza y sobre todo, paz.

“La extracción la hacemos empleando unas técnicas que mantienen su alto y rico contenido en vitamina E, antioxidantes naturales, ácidos grasos esenciales y otros productos naturales de gran importancia desde el punto de vista de la salud, la nutrición y la dietética”.

Cada olivo dispone de un espacio de 45 m2 para que la lluvia anual sea suficiente sin aportar agua para riego. Además se evita el estrés del olivo y la luz le llega con toda su plenitud. El olivar se abona con el compost de los restos de las aceitunas después de extraer el aceite.

“Todo lo hacemos aquí. Al alperujo producido en la propia almazara, que es la pulpa, la piel y el hueso de la aceituna le añadimos los restos de la poda y las hojas del olivo producto de la limpieza de la oliva en la almazara”.

Juan te habla lentamente y con voz baja. Parece que se une a la paz de la masía y sería demasiado el levantar la voz para romper la sinfonía del silencio de la que se disfruta.

“Ya que te gusta la historia te diré que el nombre de Bucària viene del reino de su mismo nombre. El reino de Bucària era uno de los más fantásticos y mágicos de todos. Aquí todo podía suceder y además estaba rodeado por la Sierra Mariola…”.

Hay un silencio… otro más. En este caso provocado por la evocación de los recuerdos. Sigue Juan: “Te imaginas, amigo, lo que nos ha costado meter en una botella de aceite nuestra cultura, nuestro esfuerzo, nuestro respeto por la tierra, por sus valores y sus tradiciones”.

Quiero volver al momento y voy conociendo que Bucària se extrae antes de las 12 horas desde el momento de la recolección de las aceitunas. El aceite que se ofrece es de la última cosecha. Nunca de anteriores. Además, se envasa en el momento en que se ha de servir. No hay stock de aceite envasado. Para evitar su oxidación el aceite se conserva en depósitos de acero inoxidable en una atmósfera inertizada.

Juan me habla sobre las propiedades de Bucària: “El aceite de oliva virgen es fuente de vitamina E que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Los polifenoles del aceite de oliva contribuyen a la protección de los lípidos en la sangre frente al daño oxidativo. El ácido oleico, en sustitución de las grasas saturadas contribuye a mantener en niveles normales el colesterol sanguíneo. El ácido oleico es una grasa insaturada”.

Aquí mi interlocutor se ha fijado las gafas y ha hablado con voz potente. Se han puesto en marcha las máquinas, hay que seguir el trabajo.

Poco a poco el aceite de oliva virgen extra ecológico, Bucària, va teniendo más seguidores. Su producción no es muy grande pero sí la suficiente para poder compartir este otro “oro” de la sierra Mariola con los amantes de lo bueno.

Bucària está reconocido en España y recientemente, ha obtenido la medalla de Plata en el Olive Japan 2017 International Extra Virgin Olive Oil.

Hace unos días el restaurante K-anròs ofreció una multitudinaria cata de Bucària con motivo de la celebración de su III Edició Sabor i Tradició.

La familia Galbis sigue trabajando en la Masía. Desde la falda de la Sierra Mariola, Juan y su equipo miran a la montaña para descubrir el real paseo de Mariola y “la Pinta”. La abuela, desde el pueblo, rememora tiempos que no han cambiado tanto. Saluda a la Mariola y a todo lo que representa desde lo más profundo de su corazón.

Por muchos años.

El Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico Bucària puede conseguirse en Punt de Sabor, en la calle San Vicente en Valencia o simplemente llamando a Juan Galbis al teléfono 625 49 84 48. Se lo harán llegar a casa.

Si quieren disfrutar de algo distinto, prueben Bucària.

0 comentarios en Paseando junto a la princesa Mariola y su pantera “La Pinta”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido