Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Pasión por los vinos mediterráneos

La firma valenciana Sierra Norte ha llevado el éxito de su vino Pasión de Bobal a las otras dos variedades autóctonas más importantes de la Comunidad Valenciana. El resultado, dos vinos: Pasión de Monastrell y Pasión de Moscatel.

13 diciembre, 2014

Vinos Pasión de Sierra NorteJaime Nicolau / @5barricas

Cuando Bodega Sierra Norte se planteó hacer un monovarietal de bobal todavía había pocas firmas en el mercado que hubiesen apostado por una uva que hasta el momento había estado bastante denostada, prácticamente empleada para el vino a granel, y siempre en comunión con otras variedades.

Tras un cuidado y complejo proceso de elaboración, el proyecto que tenían en mente vio la luz bajo el nombre Pasión de Bobal en sus versiones tinto y rosado, y fue de las primeras marcas que democratizó los 100% bobal, en precio y en cata. Cinco años después de su primera añada este vino sigue siendo uno de los estandartes de la bodega. Poco después del nacimiento del primer Pasión, el equipo de Sierra Norte empezó a proyectar el nacimiento de otros vinos monovarietales de uvas propias de la Comunidad Valenciana, de distintas Denominaciones de Origen, en línea con uno de los pilares de Sierra Norte, la apuesta por lo autóctono y su puesta en valor.

Ese proyecto nació hace escasos meses y el resultado nos ha traído 2 nuevos vinos ‘apasionantes’, que forman la gama ‘Pasión Mediterránea’. Se trata de Pasión de Monastrell (DO Alicante) y Pasión de Moscatel (DO Valencia), que aportan personalidades muy diferentes que ya están destacando en el mercado y en los certámenes nacionales e internacionales y que se suman a los dos Pasión de Bobal (rosado y tinto).

Con Pasión de Monastrell Sierra Norte ha vuelto a apostar por viñedos viejos, en este caso de más de 50 años. Algunos más tienen las viñas de bobal, de donde nacen los dos vinos pioneros de la gama Pasión. Son vides que por sus años aportan uvas de extrema calidad, algo a lo que también ayudan las condiciones climatológicas propias de su ubicación, que otorgan unos vinos con un carácter difícil de replicar.

Por su parte Pasión de Moscatel rinde honores a la zona dentro de la DOP Valencia en la que esta variedad presenta su máxima expresión. Es un vino muy afrutado y con la carga aromática tan característica de esta variedad. Con todo, Sierra Norte no es sólo la gama Pasión, aunque es cierto que es la que más alegrías le está deportando en los últimos años, siendo actualmente uno de los pilares más importantes de la casa. Sin embargo, no hay que olvidar otras sagas como Cerro Bercial o Ladera de los Cantos, que han sido capaces por sí mismas de conquistar a la crítica especializada.

Con todo, el mercado internacional ha acogido de forma extraordinaria los monovarietales de Pasión Mediterránea, especialmente al Pasión de Bobal por su mayor recorrido. Este vino, en su versión tinta, ha alcanzado interesantes cotas de venta en países como Alemania, Estados Unidos y Bélgica, entre otros. Se trata de mercados en los que no resulta fácil hacerse un hueco y este vino lo ha conseguido. Sus tres ‘hermanos’ no le van a la zaga y seguro que también van a dar mucho que hablar.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Pasión por los vinos mediterráneos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.