Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Placer Bobal: la uva reina

Jaime Nicolau

La Denominación de Origen Utiel-Requena ha establecido una cita fija marcada en rojo en el calendario del mes de junio. Esa jornada la bobal saca pecho de manera conjunta, como identidad absoluta de un territorio, de una comarca, de una Denominación de Origen. Es la variedad autóctona por excelencia de esta DOP, que la comparte con las vecinas manchegas. Es la que crece en el mar de viñas de Utiel-Requena. Pues esos bobales singulares tiñeron el lunes el mediterráneo de color vino. A golpe de aromas, de frescura, de color y de singularidad.

Y allí estuvo Pasión de Bobal de Sierra Norte para no perderse la cita, uno de los tintos que más ha empujado en este buen  momento de la bobal. Como también lo ha hecho el proyecto Bobal de Sanjuan de Valsangiacomo o vinos como Paraje Tornel de Dominio de la Vega o Ceremonia Bobal de Bodegas Vicente Gandía. Lo propio podemos contar de la saga Cepas Viejas de Murviedro o su Casa de la Seda, o los Nodus Bobal, tanto tinto como rosado, Bobos de Hispano Suizas o Adnos de Coviñas, así como el especial Tharsys Único de Pago de Tharsys. Y vimos a los amigos de Pasiego, de Aranleón y de Noemí Wines… una alineación, haciendo un símil futbolero, que bien podría representarnos en la competición más exigente.

Utiel Requena saca pecho de la variedad autóctona bobal porque ésta vive un momento muy dulce. Y es que de unos años para acá, a lo que sólo se atrevían algunos pocos bodegueros, se están sumando por el camino correcto de la calidad por bandera muchos más. Y es que el carácter y la rusticidad de la bobal la hacían una variedad difícil de trabajar para lograr vinos de alta expresión. Esos pocos bodegueros marcaron el camino a seguir logrando el reto de domar la variedad con un mimo extremo en el viñedo durante todo el ciclo. Hoy esa senda es un camino más ancho y posiblemente en pocos años pueda ser una autovía hacia el éxito de una comarca, pues trabajar con lo propio es lo que otorga carácter diferenciador.
Lo que quizás pocos sepan es que es una de las variedades más producida en España, y que a diferencia de otras variedades, no se cultiva en el mundo fuera de las zonas dónde se produce en España. La planta es vigorosa con sarmientos son fuertes y largos. Se adapta bien a cualquier tipo de formación, aunque mayoritariamente se encuentra formada en el tradicional vaso.
En la forma del racimo radica gran parte de su peculiaridad. Es grande, alargado, compacto y de forma cónica irregular.
El tamaño de los granos y lo apretado es uno de los mayores inconvenientes que dificultan la maduración homogénea de la uva por lo que los trabajos en el viñedo para obtener vinos de calidad son fundamentales. Para ello los viticultores trabajan con la disminución y mejora del tamaño de los racimos para obtener maduraciones polifenólicas adecuadas buscando el perfil mas fresco y aromático de los vinos. Frutos rojos, un sabor intenso, equilibrada acidez… son alguna de sus características.
La variedad otorga juego tanto para la elaboración de tintos jóvenes o con crianza, y espectaculares rosados, color fresa y pura golosina, o la actual tendencia de colores más pálidos. La bobal está de moda y ese momento ha llegado para quedarse.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Placer Bobal: la uva reina

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido