Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Probar, catar, descubrir… Vallegarcía

Casualidades de la vida, un buen vecino que sabe de mi pasión por el vino me presentó este vino: Vallegarcía Viognier 2015, Montes de Toledo, un vino de la Tierra de Castilla. Y cómo no, con mi curisidad, hice enseguida por descubrirlo. Tal fue mi sorpresa que me encantó y lo introduje en la carta de vinos de mi restaurante, Viva Mascaraque.

Hoy os lo quiero presentar a todos vosotros porque si un vino me gusta, creo que lo tenéis que conocer todos. Vaya por delante que me encantan los blancos con madera, y éste lo es.

Nota de cata

Es un blanco complejo, elegante y con estructura. La variedad de uva es viognier y tiene una crianza de 6 meses en barrica de roble francés y otros 6 en botella.

En su fase visual, como diría mi amigo Maxi, es límpido, brillante y cristalino de color amarillo dorado con reflejos verdosos. Cuando lo llevamos a la nariz, tiene notas de frutas de hueso, notas de herbáceos y notas tostadas de su paso por la madera de la barrica. En boca tiene un paso fresco, con una acidez marcada pero muy integrada. Tiene peso y estructura, una untuosidad que lo hace muy elegante y un final ligeramente amargo.

Es un vino muy correcto y todo está muy bien integrado. La temperatura de servicio entre 8-10 ºC.

Para maridarlo os propongo un plato de mi chef José Luis García Mascaraque: Flor de Calabacín rellena e maitake con sésamo crujiente miel de jengibre. Una armonía perfecta.

¿Con quién lo compartiría?

Este vino tan elegante lo compartiría con mis musas del mundo del vino: Marilú Martín y Manoli Romeralo. Hace cuatro años las conocí en un módulo que impartían como docentes de sumillería cn la Federación de Hostelería y, a partir de allí, surgió mi gran flechazo hacia ellas.

Son un gran ejemplo en el mundo del vino valenciano: humildes, trabajadoras y mostrando siempre pasión por su trabajo. Compartiendo sus conocimientos con sus alumnos, y un ejemplo a seguir. Muchas gracias por poder compartir momentos con vosotras y muy agradecido porque la pasión que tengo por el mundo del vino, en parte es por vosotras Marilú y Manoli.

Paco Guillen. Maitre y Sumiller Viva Mascaraque.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Probar, catar, descubrir… Vallegarcía

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido