Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Probar, catar, descubrir… Vinos con personalidad

Hoy elegí un vino con mucha nobleza y personalidad, como las gentes que viven en esa maravillosa tierra dónde se elabora, el País Vasco. Soy un apasionado de esas tierras, de sus gentes, de su entorno, de su gastronomía y, como no, de sus vinos.

Mi favorito es un txacolí, vino blanco. Se desconoce la fecha en que comenzó a producirse, pero también es cierto que su consumo está cargado de una ritualidad que denota tradición e historia. El “braque” o rama de laurel, en las puertas de los “chacolines” (lugares de producción de txacolí) para indicar la calidad de este alegre y vivaz caldo. El mosto se servirá en “pitxerrak” que son jarras de cerámica.

La Denominación de Origen Getariako Txacolina está compuesta por viñedos de Getaria, Zarautz y Ana y fue reconocida en 1989. Luego se amplió a todo el territorio histórico de Guipuzkoa en 2007.

Suelos y Clima

Suelos bien drenados, con areniscas, arcillas y margas. Clima suave de influencia atlántica, alta pluviosidad 1600 mm / año. Temperatura media de 13,5ºC. Esto impide que la uva madure, bajo contenido en azúcar. Sus viñedos se localizan en las laderas mejor soleadas y al abrigo de los vientos oceánicos. Las variedades de uva son la Hondarrabi Zuri (blanca) y Hondarrabi Beltza (tinta).

Txacolí Txomin Etxaniz Blanco 2014

Denominación de Origen Getariako-Txacolina. Bodega Getaria (Guipúzcoa). Variedad de Uva Hondarrabi Zuri y Beltza. Están en viñedos emparrados y en pendiente. Se realiza una vendimia tardía en cajas de 20 kilos a finales de septiembre. Fermenta a temperatura controlada en bodega y se mantiene en sus lías hasta el momento del embotellado.

Nota de Cata

En su fase visual es límpido, brillante y cristalino. Posee un color amarillo pajizo. En nariz tiene una intensidad aromática media-alta, aroma frutales y florales. Flores blancas, fruta madura en buen estado y también ciertas notas minerales. En boca podemos describir una entrada amable, con una acidez marcada pero integrada, Sensación ligera de carbónico en boca y un final largo y cítrico. La temperatura de servicio ideal de este vino sería entre 6-8 grados.

Maridamos con…

Muy recomendable con salazones y bonito en aceite. También con pescados y mariscos, así como entrantes como foir, micuit o quesos grasos como un Idiazábal, que combinan muy bien con su frescura.

Espero que os guste y los disfrutéis pronto. Yo lo hice estas pasadas naciones con unas gambas rojas de Jávea. ¡Qué seáis muy felices!

Paco Guillén

Maitre y Sumiller en Viva Mascaraque

Artículos en imágenes

0 comentarios en Probar, catar, descubrir… Vinos con personalidad

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido