Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Proyecto Chinatown (en Valencia)

David Blay Tapia / Fotos: Javi Gurrea
No sé si alguna vez os ha ocurrido, pero he llevado a mucha gente a la calle Pelayo en mi vida y la mayoría ni siquiera sabían que allí estaba el Trinquet del mismo nombre. Así que podéis imaginar la cara que ponen cuando les hablo de lugares como Felisano o El Frenazo.

Tiene Valencia la extraordinaria capacidad de fomentar hacia fuera lo que tiene, luciendo orgullo en la recomendación. Y sin embargo, en muchas ocasiones esos mismos prescriptores en realidad no han visitado el lugar del que hablan. Es la era de comentar en redes o portales para ser molón. Da igual si tocas de oídas.

De igual modo, existe una especie de querencia de los lugareños a santificar escenarios lejanos, sin darse cuenta de que lo propio es mejor. Y no es una cuestión de chauvinismo, sino de ese mal arraigado a orillas del Turia de viajar a playas, a montañas o a santuarios gastronómicos para comentar allí que lo mejor lo tienen ellos.

Es quizá por esto por lo que nunca se habla del Chinatown valenciano. Es más, como muchas de las calles históricas junto al centro, podríamos señalar sin temor que apenas tiene predicamento entre un enorme sector de la población. Esa misma, por cierto, que elogia el ‘street food’ asiático que prueba en cualquier otro lugar del mundo. Por cercano que esté.

Ese tránsito lo recorrieron los comunicadores (periodista y fotógrafo) Olga Cano y Javi Gurrea, que cada año sin excepción se guardan un mes de sus vidas para visitar Asia. Han estado en Taiwan, Camboya, Corea del Sur, Laos, Malasia, China, Tailandia (tres veces), Japón y Vietnam (ambas en dos ocasiones). Así que saben de sobra lo que han visto, lo que han probado y lo que han vivido.

En todos sus tránsitos visitan de manera inexcusable el barrio chino. Y aprovechan la visita para comer o cenar por la zona sin miedo a testear lo desconocido. Para preguntadores, su preferido es el de Bangkok y el más sorprendente el de Yokohama.

Por eso, por amor a su ciudad y porque fueron pioneros en los blogs gastronómicos con Gourmet Valencia, han decidido visibilizar lo que llevan tiempo disfrutando al otro lado de la Estación del Norte: una cuenta de Instagram llamada @chinatownvalencia que pretende servir de escaparate al tiempo que muestra las propuestas gastronómicas más interesantes concentradas en apenas 300 metros.

No hace ni dos meses que publicaron su primera foto y ya han conseguido atraer la atención de vecinos, turistas y sobre todo propietarios, nada habituados a que se ponga en valor su trabajo y mucho menos a disponer de un material gráfico de esa calidad.

De fondo, una esperanza subyacente: ¿por qué no convertirlo, por fin, en un punto de referencia a visitar? Con aspiraciones que incluso les llevan a un pensamiento futuro donde Pelayo sería peatonal y estaría decorada con cientos de farolillos rojos. Como en Londres, sin ir más lejos.

Mientras todo eso ocurre, el trabajo de campo ya ha dado sus frutos. Y en su afán por descubrir ya saben que las empanadillas a la plancha de Casa Wei Wei son una perdición, que las navajas con salsa de puerros y las berenjenas yu xiang de Min Dou adictivas, que en Casa Tafu se pueden degustar platos típicos taiwaneses como el lo rou fan, que en Yummy Ramen te preparan los noodles al estilo lanzhou en el momento y que en los supermercados chinos del barrio puedes probar productos poco utilizados en estas latitudes como cacahuetes al langostino, pudding de lichi, los barquillos de cebolleta, madroño en almíbar o chucrut con bambú.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Proyecto Chinatown (en Valencia)

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido