Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Puigmola, una paella a leña para el recuerdo

IMG_7561

Ya hemos repetido en algunas ocasiones que como valencianos nos molesta un poco aquello de “el peor arroz de mi vida lo comí en Valencia“. Es por eso que ya hemos recomendado algunos restaurantes que trabajan el espectacular producto de L’Albufera de manera magistral. Hoy vamos a descubrir, para aquel que no lo conozca, un lugar en el interior de la provincia de Valencia en el que comerán una de las mejores paellas a leña que recuerdo. Y he tardado un poco en decidirme a escribirlo pues, como bien dice mi buen amigo Benito, madrileño aunque valenciano de adopción, “esos lugares no hay que contarlos, para que no se masifiquen”.

Por una vez no voy a hacerle caso y les hablaré de este rincón en el interior de la comarca de La Safor. A unos 13 kilómetros de Gandía, en Barx. Porque aunque todos piensen en arena, terraza y playa, el rincón de hoy es montaña, pinos, naturaleza, zarzales llenos de moras y, otrora, fuentes de frescas aguas.

Estamos hablando de Puigmola, un restaurante situado junto a una antigua fuente a la que los lugareños peregrinaban para disfrutar de su agua y las sombras de su arboleda a apenas 1 kilómetro del pueblo. La Puigmola, como la conocen, tiene una piscina coqueta para que los más pequeños puedan disfrutar de un chapuzón en esta época del año desde las 12 de la mañana.

IMG_7559

El restaurante, más que aseado, cuenta con unas vistas espectaculares gracias a sus paredes acristaladas. En la terraza, también se puede comer a la sombra de un imponente árbol. Se trata de un restaurante familiar, cuya historia se remonta a 1925. El saber hacer y el trato al cliente se ha ido transmitiendo de generación en generación. Hoy en día, podrá encontrar un menú basado en la cocina tradicional valenciana en un ambiente de gran calidez.

Y vamos a lo más importante. Gastronómicamente hablando. La recomendación es que acudan dispuestos a disfrutar de la paella tradicional valenciana, tal y como se elaboraba hace un siglo, con el calor lento y uniforme de la leña, que le da un sabor muy característico. Añado que tal y como se elaboraba en esta comarca de La Safor, en las que le añaden pequeñas pelotas de carne de conejo y pimiento rojo que para nada interfiere en el espectacular sabor final del plato, para aquellos a los que no les atraiga. Yo me alineo con estos últimos y es una de las mejores paellas valencianas que recuerdo. Nuestros entrantes fueron una sepia de las que recuerdan sabores de toda la vida, espencat (escalivada de berenjena, pimiento, bacalao y mojama) y croquetas de bacalao. Echen el freno aunque se lo dirán. Las paellas son muy generosas. Si uno quiere disfrutar de más entrantes hay que recortar raciones de arroz.

Una espectacular carta de vinos, por las referencias que en ella figuran y por los precios contenidos, junto con los postres caseros hacen de colofón. El precio medio oscila entre 20 y 25 euros por persona, según la elección del vino.

Así es Puigmola, un rincón en Barx, a pocos kilómetros de Gandía, en el que pueden alejarse del bullicio playero.

Restaurante Puigmola. Partida Puigmola s/n 46758 Barx                                                                                 Reservas: 606 073 131 o 962 807 008 

ver ficha

Artículos en imágenes

0 comentarios en Puigmola, una paella a leña para el recuerdo

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido