Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Punto G garnacha 2014

5barricas-punto-g-garnacha-sierra-gredos

Mari Llusar
Punto G Garnacha 2014 es un vino procedente de viticultura biodinámica en la Sierra de Gredos, del pueblo de Navarredondilla. Elaborado por Rubor Viticultores, dúo de enólogos formado por Orlando Lumbreras y Rubén Díaz. Quiénes mejor que ellos para elaborar una especial y particular garnacha procedente del suelo granítico de Gredos. El resultado habla por sí solo, un tesoro de la tierra embotellado.

La garnacha es esa uva que es, al mismo tiempo, un clásico y una moda. Variedad tardía y con necesidad de sol, crece feliz en zonas cálidas del sur de Francia, de todo el Mediterráneo, de Aragón y de Australia o California, entre otras; también en zonas menos cálidas como La Rioja o Navarra, donde da excelentes rosados. Al mismo tiempo es una de las variedades reina en el Ródano, sobre todo en la prestigiosa Chatenêuf-du-Pape. Es habitual encontrarla formando parte de coupages con uvas organolépticamente hermanas como la syrah o la cariñena.

Hoy toca degustarla sola, llevándose todo el protagonismo y de qué manera. Tenemos frente a nosotros al campo embotellado. Punto G Garnacha 2014 se presenta ante nosotros con un color rojo picota intenso y con un ribete aún violáceo. Posee una capa de intensidad media alta.

A copa parada desprende, de inmediato, garnacha en estado puro, frambuesas muy maduras, moras, arándanos y cereza negra. Afloran notas balsámicas de eucalipto junto a ligeros aromas de monte bajo y romero.

Al agitar la copa observamos caer la lágrima densa y transparente. Se intensifican ahora los aromas a especias frescas, monte bajo, eucalipto y menta. Denota seriedad y terruño. Tiene una gran intensidad aromática que hace acercar la copa a la nariz una vez tras otra y descubirle nuevos matices. Se le intuye ya una excelente maduración y poca doma en la bodega. Sólo se guarda seis meses en roble francés usado, lo que permite que el vino se ensamble sin apenas modificar el mosto original.

En boca entra potente y denso. Se expresan con gran peso las especias y los balsámicos, creando una sensación instantánea de frescura que equilibra la voluptuosidad del trago. El retrogusto nos devuelve la fruta fresca muy madura. Bayas negras. Posee una carga tánica notoria que se va acoplando a la acidez y a la frescura para convertir el trago en una experiencia agradable y calmada. Aparecen al final unas maravillosas e inesperadas notas dulces. Se agradecen.
En su conjunto es un vino de carácter continental. Procedente de un viñedo plantado a 1100 metros de altitud con una óptima maduración de sus bayas, Se le nota el aporte tánico del raspón maduro, fruto de una excelente viticultura y de una situación climatográfica privilegiada para al vid. Ya totalmente calmado en la copa recuerda a hoja de tabaco y a madera de cedro. Apetece el siguiente trago y la siguiente copa.

No “necesita” acompañarse de comida, pero le sentaría muy bien un guiso contundente de caza o de carne de res. Un estofado a fuego lento. Una cocina de ayer para un vino de hoy.

Artículos en imágenes

2 comentarios en Punto G garnacha 2014

Eva el 13 septiembre, 2016 a las 3:13 pm:

Qué pena, me encantaría probarlo
Dónde se consigue?

Mari Llusar el 13 septiembre, 2016 a las 5:32 pm:

Hola Eva! Esta añada está agotada en tienda. Sólo se hacen unas 900 botellas. Nosotros disponemos todavía de algunas en el restaurante Plaerdemavida. Debe de estar a punto de salir la añada 2015.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido