Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Rosa 2017: vestido de rojo rubí y sutil fragancia de rosas rojas

David Remolar

Eres como una de esas joyas con que un día sueñas. Puede que sea la casualidad el encontrarte, pero no lo es el tener la capacidad de llegar algún día a amarte. Eres esa joya que uno desea conocer y probar.

Para amar es necesario enamorarte y no puedes enamorarte sin conocer. El conocer tiene algo bueno y algo malo. Lo bueno es que ante un gran vino eres capaz de descubrirlo, enamorarte, disfrutarlo y amarlo. Por el contrario, ya no todos los vinos te gustan.

La vista es el primer sentido que se activa realizando un primer análisis, en ocasiones poco objetivo. Te presentas vestido de rojo rubí, brillante, dejándote entrever unos tonos morados en los laterales que denotan tu vitalidad, fuerza y juventud.

Pese a tu aparente vestimenta jovial y alegre, muestras quietud y paz cuando te expresas, cuando derramas tus lágrimas, desplazándose suavemente por la copa empañándola, como se empaña el cristal de una ventana una tarde de lluvias en otoño.

El sentido que prosigue para llegar a conocerte es el del olor, siendo este el que más recuerdos nos proporciona, el que nuestro cerebro es capaz de recibir sin filtro ninguno y que va directo a nuestra biblioteca de emociones. Pues tu olor me llega a emocionar, porque es único, es diferente, me hace pensar, es como tú, evoca una sutil fragancia de rosas rojas, me recuerda a frutos rojos de la pasión.

Es en boca donde quizás te muestres más como tú eres. Mucha expresividad, a pesar de que tardas unos segundos en aparecer, eres de trago largo. Es necesario un tiempo para apreciar todos los matices que ofreces, pero no dejas indiferente desde el primer momento. Porque aunque el paso en boca es ligero, tienes un postgusto largo y persistente que difícilmente desaparece.

Afortunadamente, tienes vida por delante, mucho que mostrar y que ahora estas forjando dentro de ti, para con el tiempo seguro mostrarte con otro vestido, otro olor con paso en boca, y un postgusto diferente. Quién sabe si entonces me enamorarás más o es este el mejor momento para conocerte.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Rosa 2017: vestido de rojo rubí y sutil fragancia de rosas rojas

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido