Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

San Martín, día de vino… y cuernos

9 noviembre, 2018

Ruviano. Imagen: Giudark.

Ruviano. Imagen: Giudark.

Mª Carmen González

El día de San Martín, el 11 de noviembre, ha marcado tradicionalmente el fin del ciclo agrícola. Es en estas fechas cuando, tras la vendimia de semanas pasadas, el mosto se va convirtiendo en vino. ‘Per San Martino ogni mosto diventa vino‘ -por San Martín, todo mosto se convierte en vino-, dicen en Italia. Es por eso que en numerosos lugares este es un día de celebración, en el que se abren las bodegas y se prueba el primer vino, acompañado de manjares locales, productos de la matanza y alimentos típicos del otoño, como las castañas. Además, en algunos puntos de Italia en este día de San Martín, además de la conversión del mosto en vino, se celebra la festividad de los ‘cornuti‘ (cornudos).

Así, en San Valentino in Abruzzo Citeriore celebran San Martín con una fiesta enogastronómica, en la que se abren las bodegas, se prueba el “vino nuovo” (vino nuevo), se instalan stands con productos característicos de la zona y los restaurantes sirven platos típicos como el spezzatino di San Martino (un guiso de ternera en salsa), cortezas de cerdo y judías, todo ello regado con el primer vino. Pero lo que  más llama la atención es la Processione dei Cornuti (la procesión de los cornudos), que ‘festeja’ a aquellos que han sido traicionados por sus parejas.

Los hombres del lugar cubiertos con gorros con diferentes tipos de cuernos recorren el municipio cantando, bromeando y haciendo alusiones a la infidelidad, al tiempo que portan como ‘reliquia’ un falo. Al terminar el ‘corteo’, los restaurantes sirven vino joven acompañado de menús típicos.

Esta curiosa celebración ha generado a lo largo de los años numerosos momentos de tensión. Y es que, antiguamente, la procesión se paraba delante de las casas de los hombres que el pueblo comentaba que estaban siendo engañados por sus mujeres, con el consiguiente enfado y vergüenza de ellos… y ellas. Y hace más de 150 años era común que las casas de estos supuestos ‘cornudos’ amanecieran con una vela en la puerta con lo que algunos hombres descubrían que estaban siendo engañados. De las infidelidades masculinas, al parecer, no había nada que denunciar…

También en Rocca Canterano, una pequeña localidad a 60 kilómetros de Roma, celebran una procesión de cornudos. En este caso se  designa a un ‘rey’ de los cornudos que recorre el municipio subido en un gran trono y con una copa de vino novello en la mano, mientras un poeta le dedica versos.

Se celebra también la ‘sagra de la rola’, de la castaña asada, y se toman platos típicos como ‘fagiole con le cotiche‘ (judías con chicharrones), salchichas y una pasta llamada ‘Cecamariti‘, todo ello regado con vino tinto local.

Otro municipio con procesión de cornudos es Ruviano, en la provincia de Caserta. Este año el festejo celebra su edición número 41 organizada por la Asociación de Cornudos, compuesta por numerosos miembros. Ojo: dicen que no se interesan por la vida privada de nadie y que para pertenecer a ella solo hay que tener ganas de pasarlo bien.

¿Y de dónde viene esta celebración tan curiosa y qué relación tiene con San Martín? Pues el origen no está claro. Se cuenta, en este sentido, una leyenda que tiene que ver con el santo. Dicen que al morir sus padres, Martín se hizo cargo de su hermana, a la que llevaba siempre en hombros y solo la dejaba bajar para hacer sus necesidades. Pero la joven se enamoró y en uno de esos ‘descensos’, quedó embarazada, por lo que Martín se sintió traicionado.

Hay quien dice, sin embargo, que está relacionado con las fiestas llenas de vino que se celebraban antiguamente este día y en el que el abuso de alcohol facilitaba las infidelidades. O con los animales con cuernos que se comían asados en estas fiestas. Incluso hay quien relaciona la fecha, 11/11, con la forma de los cuernos.

San Martín y el vino nuevo

Dejando de lado esta curiosa celebración del adulterio, San Martín y el vino nuevo se festeja en numerosos lugares de todo el mundo, de Italia a Eslovenia pasando por España. De hecho, son numerosos los dichos que unen a San Martín con el vino, como ‘San Martín, tirín, tirín. Fuego a la castaña y mano al barril‘, o ‘Per San Martí, mata el porc i enceta el vi‘ (por San Martín, mata el cerdo y empieza el vino).

Así, por ejemplo, en la isla de La Palma, la noche del 10 al 11 de noviembre se celebra la jura de la pipa, en la que se abre una barrica con el primer vino y se bendice. Además de este primer vino, este día se toman productos típicos, entre los que no faltan las castañas.

180907-5bseleccion-800x200px

Artículos en imágenes

0 comentarios en San Martín, día de vino… y cuernos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.