Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Terre (Alicante): Don Erre que Erre

Terre3

J. A. López

Es muy fácil de identificar. La fachada del Restaurante TERRE se sale del conjunto de establecimientos que le rodean. Colores oscuros y combinación de materiales que te invitan a asomarte a un espacio distinto. Arriba solamente el rótulo TERRE, con el tamaño adecuado.

Y empiezo por fuera porque las otras sorpresas están en el interior. Toda la decoración está en tonos oscuros que permiten jugar con la luz creando ambientes distintos, todos ellos confortables.

“El cliente quiere algo más que lo que hay en el plato, por eso hemos generado un restaurante basado en el producto y en el entorno”.

Hay espacios con las mesas tradicionales que permiten, incluso, una cierta intimidad. Otros son más “divertidos” donde se puede picar algo o tomar un combinado. Otros están situados frente a la cocina para que puedan ver cómo se elaboran todos y cada uno de los platos. La cocina está abierta totalmente al público. Es un gran escaparate de actividad donde Fernando Espuch y su equipo muestran sus habilidades.

Además se puede escuchar desde música en directo a otras atracciones que persiguen hacer la estancia en TERRE mucho más agradable.

Gustavo Pérez es el “todoterreno” de TERRE. Estudió ingeniería y, pese a no tener ningún familiar hostelero, él quería tener un restaurante. Trabajó desde muy joven y esa libertad le llevó a poder disfrutar de sus dos grandes pasiones, la música y los viajes. Vio, estudió, sospesó y al final de una etapa de su vida vuelve a Alicante e inaugura el primero de sus sueños, un restaurante en San Vicente del Raspeig llamado Murri.

Terre1

Se junta con Fernando y comienza una etapa de trabajo y satisfacciones. Un restaurante pequeño donde la calidad del producto y el trato al cliente, es fundamental.

Y funciona. Y viene al caso de que les solicitan que amplíen el trabajo con servicios externos y comienza una etapa de catering que no hace más que subir.

“El restaurante no era un restaurante gastronómico. No tenía etiquetas. Nuestra cocina era asequible y posibilista. La gente podía tener la posibilidad de volver”.

Y tuvieron varios premios, entre ellos el de “mejor relación calidad-precio”.

Pero hay que evolucionar “y tuvimos la oportunidad de contar con el apoyo de un gran grupo que nos llevó a la creación de una nueva empresa con un objetivo como es el de ofrecer todo lo mejor para los mejores, que son los clientes”.

Consiguieron este local en la Explanada de España, 11 y tras repasar ideas y contrastar opiniones, nació TERRE hace muy poco tiempo y con el espíritu de permanecer mucho más.

“TERRE es un juego de palabras. Viene de tierra y de todo lo que conlleva. Tierra, aire, agua y brasas, sobre todo fuego de brasas que es como se cocinan casi todos los platos”.

Ya hemos hablado del local y ahora escucho cómo Gustavo me explica un poco la filosofía  “no queremos inventar nada. Queremos siempre lo mejor dentro de lo mejor y si no lo tenemos, lo buscamos. Podemos y hacemos casi todo en nuestro restaurante. Nuestro pan, nuestro aceite, nuestros salazones…” Se da cuenta de mi cara de asombro y me apunta que el grupo tiene posibilidades de conseguir la mejor materia prima para la transformación más adecuada.

Vale. Me insiste, producto, producto y producto. Pese a parecer cansino no hay otra forma de trabajar.  “Nuestra carta nos obliga a cocinar todos los días. No podemos bajar la guardia ni un solo minuto, el respeto al cliente es fundamental y además hay que ofrecer algo más, buena cocina, buen ambiente y la posibilidad de que vuelva y encuentre nuevos motivos para volver una y otra vez”.

Tengo la carta de TERRE. Está dividida en tres partes. Una de ellas es las SUGERENCIAS DEL DÍA cambian, como es lógico, cada día. Hoy nos hemos decidido por un ARROZ DE COCOCHAS CON BACALAO o un TOMATE ASADO CON CAPELLÁN o la COCA DE BONITO ESCABECHADA.

Terre2

La segunda parte nos lleva al PLATO DEL DÍA. Siempre hay un arroz meloso y hoy, elegimos MAGRET DE PATO CON CEREZAS o la ENSALADA DE HIGOS, JAMÓN IBÉRICO Y UNA VINAGRETA DE MIEL.

La tercera parte es la carta propiamente dicha. Muy sencilla pero muy atractiva. Nos quedamos con la ENSALADILLA DE ATÚN ROJO o los SALAZONES CASEROS hechos en la propia casa. O si les apetece UNAS VERDURAS DE TEMPORADA A LA  BRASA.

“El atún rojo es uno de nuestros protagonistas. Tenemos magníficas oportunidades de tener las mejores piezas y las aprovechamos”.

Las brasas, la reina de la cocina, nos invitan a probar el LOMO MACERADO ( de 40 a 45 días) y TODO TIPO DE MARISCOS Y PESCADOS DE LONJA. Según día y mercado.

No se me vayan sin probar el TOCINO DE CIELO o el PASTEL DE PIÑA CARAMELIZADA.

Más de 200 referencias en vinos generosos, espumosos y de todas clases y denominaciones de origen. Van a ampliar la bodega. Son fanáticos de los vinos de Jerez.

Se nos va el tiempo y Gustavo es requerido para distintos servicios. Lo entiendo y me disculpo, la entrevista duró más de lo previsto.

Quiero comentarles que “TERRE, con erre de repetir” no tiene menú, pero sí, como hemos dicho, Plato del Día y además, cualquier plato de la carta puede tomarse como “mitad”, con lo cual las posibilidades de probar más, son estupendas.

Para que se hagan una idea, se puede comer o cenar en TERRE a partir de 25€.

Volveré a hablar con Gustavo que me dice “no saber nada de gastronomía” y al que le delata su verbo fluido y lleno de contenido.

Nos veremos en TERRE, en Explanada de España, 11. En Alicante.

Su número de teléfono es el 965 297 808.

Artículos en imágenes

Un comentario en Terre (Alicante): Don Erre que Erre

Toñi el 29 agosto, 2016 a las 12:35 pm:

Magnífico lugar y platos riquísimos y novedosos.. por supuesto repetiremos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido