Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Territorio

El río de los valencianos

El río tiene sus edades. Nace, crece, madura, envejece. Tal vez el río represente mejor que ningún otro fenómeno el fluir de la vida. Un inicio de momentos cristalinos llenos de inocencia. Hasta que encara los primeros obstáculos.

A la orilla del río Clariano

Maestros vidrieros; un templo masónico; un mirto milenario; unos ojos de destellos azul turquesa y verde esmeralda. Y guardándolo todo: dos gigantes orográficos. ¡Bienvenidos a la comarca de la Vall d’Albaida!

Donde se abrazan los ríos

Tres paisajes cofrentinos. Un castillo asentado sobre la chimenea de un volcán. Una olla que te sube los colores. Y el punto final de un viaje que en realidad es un comienzo.

La tierra del silencio

Un hito en el curso del río Cabriel: La Noria hidráulica de Casas del Río. Los Sardineros: un pueblo abandonado dejado de la mano de Dios y de la de los hombres. Y una casita de muñecas que guarda en su interior un manantial con muy malos humos: el Balneario de Fuentepodrida.

Una tierra mágica

Un museo arqueológico que es una revelación. Un paisaje compuesto de una paleta de colores dorados y ocres. Y una ribera habitada por los últimos hortelanos cabrielinos. Bienvenidos a la otra orilla del río Cabriel: la Manchuela.

Una tierra insólita

A veces los cielos no quedan justo encima de la cabeza. Como tampoco algunos paisajes a la altura de los ojos. A veces para descubrir ciertos cielos y los paisajes que los acompañan hay que asomarse. Como los que atrapa la tersa piel del río de las Hoces del Cabriel.

La tierra orgullosa, fuerte y segura

El Altiplano. Una isla desgajada de la meseta castellana por la depresión del río Cabriel. Y como dos barcos varados sobre un mar de viñas: Utiel y Requena.

Una tierra en cada orilla

Un apellido que es una institución. Una antigua Casa de Postas en activo. Un paraje fruto del duelo entre la piedra, el agua y el viento. Y uniéndolo todo: la carretera histórica construida por Lucio del Valle en 1850.

La tierra del agua

Atravesamos la puerta de salida de la Serranía Baja. Visitamos un monumento natural: Las Chorreras de Víllora-Enguídanos. Y divisamos la cola del Embalse de Contreras con los ojos de un descendiente de los antiguos colonos de La Fuencaliente. Impresiones líquidas.

En tierra de nadie

Un mercado itinerante. Un castillo derrocado y olvidado (s. VIII). La carretera más bonita de España (N-420). Un puente de origen romano con nombre de mujer. Y un paisaje ilustrado. Escenas y escenarios del tramo alto del Cabriel.