Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

“Vamos a potenciar la apuesta por la bobal y por nuestras raíces”

interior
Jaime Nicolau

El apellido Grin vuelve a dirigir los designios de Murviedro. Tras la etapa de Diego Talavera en la dirección general que relevó a Michel Grin, hoy es su hijo Marc (Suiza, 1973) el encargado de tomar el timón de uno de los transatlánticos del mundo del vino en la Comunidad Valenciana y en España. Marc ha respirado, por tanto, el sector durante toda su vida. Y tras una etapa de formación ligada a Murviedro y a Hispano Suizas, de la que es socio, hoy se encuentra preparado para afrontar un reto que vuelve a unir los caminos de Bodegas Murviedro y la familia Grin. Ilusionado y preparado, afianzar los mercados internacionales y, sobre todo, crecer en España y arraigarse al territorio en el que la firma ha echado raíces, son los objetivos del nuevo director general.

5barricas.- ¿En qué momento le llega a Marc Grin asumir el gran reto de la dirección general de Murviedro?

Marc Grin.- Yo creo que es el momento perfecto, que curiosamente coincide en edad, 43 años, con los mismos con los que llegó mi padre a la dirección general. Llevo muchos años en el mundo del vino, luego en Hispano Suizas, y los últimos seis en Murviedro. Creo que ha sido una evolución rápida, pero estoy preparado. La suerte es que mi predecesor Diego Talavera nos involucraba mucho a todos en todas las parcelas, no sólo en la nuestra. Me ha ayudado mucho esto. Es un buen momento aunque no lo esperaba, pero Diego es muy inquieto y siempre busca nuevos retos. Ha hecho mucho por definir la marca Murviedro y darle empaque. Mi padre hizo el traslado de Valencia a Requena creando una ‘Nasa’ del vino y ese proyecto necesitaba una marca. Ambas etapas han sido buenas y ahora hay que seguir.

 

5b.- ¿Y en usted recae darle continuidad y…?

M.G.- Las líneas generales son potenciar el reconocimiento de marca a nivel internacional y en España. Estamos en torno a 25 millones de botellas y en unos 80 países. Nuestra idea de crecimiento no es tanto ya en volumen como en calidad y queremos que el cliente lo perciba. Ahora queremos dar un paso más, vinos con más personalidad y que sean reflejo de la fiera donde estamos con la Bobal como bandera.

 

5b.- ¿Y la variedad autóctona bobal como epicentro de todo?

M.G.- Ese va a ser un pilar básico. El año pasado presentamos una apuesta fuerte por la variedad autóctona de Utiel-Requena con una nueva familia de vinos con la bobal como nexo común, entre los que destaca Cepas Viejas, y este año esa apuesta va a ser reforzada. Hemos comprado 10 hectáreas de cepas de unos 85 años. Siempre hemos sido muy punteros en tecnología, pero quizás nos habíamos alejado un poco de la tierra, del viñedo que tenemos alrededor y de la personalidad que con él podemos transmitir. Esto nos conecta con la tierra, con la zona, con la DO, apoyando a los que trabajan el viñedo primando la calidad al volumen. Ese viñedo refuerza los bobales que ya tenemos y va a abrir la puerta a una serie de nuevos vinos de autor. La prueba es un ambicioso proyecto de enoturismo en el corazón del casco antiguo de Requena. Es afianzar la apuesta por la bobal y por nuestras raíces”.

 

5b.- ¿Cuéntenos hasta donde pueda de ese proyecto?

M.G.- Nos gustaría poder materializar esta idea en 2017. Aún es un sueño, pero nos gustaría que fuera realidad el poder recibir allí a los visitantes y enseñarles lo que hacemos en un entorno maravilloso conectado a la bobal y los cavas de alta expresión. Creo que el año que viene podría ser una realidad.

 

5b.- ¿Le ilusiona este proyecto?

M.G.- Me ilusiona a mí y al resto de la bodega. Nuestro director técnico Víctor Marqués nos ha convencido de que en la comarca donde nos encontramos tenemos viñedos y uva que no hay en ningún otro sitio. También de nuestra responsabilidad con nuestro entorno y la necesidad de conectarnos con la gente que vive aquí y que cultiva con tanto cariño la viña. El camino ya lo han iniciado bodegas pequeñas y creemos que ha llegado el momento de dar este giro. Con el tema de la bobal hemos ganado mucho terreno en los últimos años y es lo que nos puede distinguir. Mi experiencia internacional me dice que al consumidor le cuesta mucho reconocer una zona, pero no tanto una variedad. Le hablas de bobal y si no la conoce, hace por conocerla. Y cuando se enteran que tienes viñas centenarias, que es patrimonio histórico, lo acabas de convencer para que, por lo menos, ya se empiezan a reconocer. Ha cambiado la percepcción de la gente. Pero queda mucho trabajo.

 

5b.- ¿Y qué van a hacer con el mercado nacional?

M.G.- Nosotros hemos apostado por invertir en equipo comercial en España y lo vamos a potenciar más. Estamos en torno a dos millones de botellas en España cuando hace unos años vendíamos 400.000 botellas. Con lo que vemos resultados y cada vez tenemos más plazas importantes. Una de las apuestas claras es ésta.

 

5b.- ¿Y qué podemos hacer con el consumo que no para de caer en España?

M.G.- Yo creo que es una tendencia que cuando salgamos totalmente de la crisis volverá una parte del consumo perdido. También hay que mirar a la gente joven con productos que les atraigan. Nosotros lo hemos hecho con los frizzantes y los espumosos porque las burbujas son un camino de entrada al mundo del vino. Y también hay trabajo que hacer en la cultura del vino.

 

5b.- ¿Hemos complicado entre todos mucho el acceso al mundo del vino?

M.G.- Hay que facilitar el acceso. Tú ves en ciudades de Europa que los locales de ocio sirven vino por copas. Creo que también va con nuestras costumbres. Pero es una vía en la que hay que trabajar.

 

5b.- ¿Ve evolución en las cartas de la hostelería valenciana?

M.G.- Muchísimo y es clave. Antes veías Rioja y algún Ribera y ahora hay cartas con el ochenta por ciento de vinos valencianos, pero lo más importante es que está sustentada en la calidad.

 

5b.- Si se tuviera que quedar con una, ¿cuál es la clave del éxito de Murviedro?

M.G.- Pues estoy convencido de que es el equipo humano de más de 80 personas que ha sabido adaptarse a cada cambio estratégico de la empresa con un enorme esfuerzo de formación. Y está contrastado porque los clientes valoran de nosotros el servicio que les damos, desde la calidad del producto hasta que lo tiene en su casa, su negocio, etc. Ese es un enorme valor en el que me voy a apoyar en esta nueva etapa.

 

5b.- Por último, ¿qué le ha dicho su padre?

M.G.- Pues imagínate. Mucha ilusión y una persona para pedir consejos cuya ayuda es inestimable. Me han dejado el listón muy alto tanto él como Diego. Pero estamos muy ilusionados los dos.

Artículos en imágenes

0 comentarios en “Vamos a potenciar la apuesta por la bobal y por nuestras raíces”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido