Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Volvemos a nuestros restaurantes alicantinos

J.A. López

Estamos a las puertas del verano y eso supone la avalancha maravillosa de turistas que van a venir a nuestra Comunidad. Ya ha habido una avanzadilla con motivo de la Semana Santa y algún que otro posterior “acueducto” que ha permitido tomar el pulso a lo que será la campaña estival. Si las cosas no cambian, pinta pero que muy bien.

Hace muchos meses que no visito los restaurantes de Alicante y me he decidido a dar una vuelta por aquellos que les presenté en su momento. Espero poder hablar de muchos más que los hay y con una extraordinaria oferta gastronómica y un merecidísimo prestigio, pero, en este reportaje me referiré a los ya conocidos y que aportan algo nuevo.

Ha pasado casi un año y me encuentro en Nécora, en la Plaza del Ayuntamiento de Alicante. Mari Fe y Miguel siguen al frente y su genial terraza te invita a disfrutar de un momento de paz que siempre se agradece.

Nécora ha cambiado su local una vez más, diferenciando el bar del restaurante. Su decoración sigue siendo sencilla y amable, y el servicio, como siempre, cordial, atento y profesional. Mari Fe sigue en sala y terraza y Miguel ha vuelto a la cocina a demostrar que muy pocos saben hacer los arroces como él. Pueden pedir desde un arroz para veinte o para dos. Se hace en el momento (siempre se informa del tiempo de espera) y pueden elegir entre una amplísima variedad de arroces. Los que les presentamos son el arroz negro, el arroz de conejo con verduras y el de magro con verduras. Recomendables.

La barra de Nécora sigue ofreciendo una selección de mariscos y pescados que junto con los salazones y la degustación de vinos muy escogidos te pueden llevar al cielo.

Como novedad se ofrece una amplia variedad de cervezas artesanas SPIGHA que están haciendo furor. Geniales la Witbier con un sabor refrescante y cítrico… La Blonde Ale con sabor afrutado con un ligero toque amargo…La Ipa india pale ale con sabor fruta tropical, recuerdo resinoso y amargo intenso. Todo un éxito de las cervezas SPIGHA.

Con reencuentro muy agradable en Nécora, como siempre.

La Kafetería de Ángel nos recibe con su famoso cartel de que para entrar hay que sonreír y que su oferta culinaria está llena de amor. Al principio de la calle Mayor.

Angel ha reformado un poco su local. Sería una pena someterlo a otro tipo de reformas que le apartase de esa calidez, ese sabor a lo antiguo y ese estilo que deben conservar los bares con tradición donde se siguen haciendo bien las cosas.

La pintura blanca ha dado mucha más luminosidad al local. Las mesas han sufrido la merma de dos con el fin de dar más espacio a los comensales y la oferta de barra ha aumentado en una respetable cantidad.

A la Kafetería se viene a tomar café pero también a degustar buenas cervezas, buenos vinos y una serie de tapas que, posiblemente, no encontrarás en muchos locales de la ciudad. Buena música de fondo y oferta de libros para que puedas disfrutar de la lectura que prefieras en un ambiente de tranquilidad y relajación.

La oferta gastronómica de Ángel se ha ampliado a una mayor variedad de hamburguesas, hechas totalmente en casa, pizzas “con imaginación”, las ensaladas locas y maravillosas de la Kafetería y el inimitable codillo por el que “hay codazos” cuando el bueno de Ángel lo pone en el menú, que suele ser más a menudo de lo que él quisiera porque tiene muchos otros platos que ofrecer y que no le dejan sacar.

Buen pescado y buenas carnes a precios muy populares. Este es un local que ofrece comida informal y divertida sin más pretensiones que dar calidad y buen precio.

Agradecimiento porque nos tiene presente a 5barricas en todas sus cartas, recomendaciones, menús… Es un establecimiento que recomienda a 5barricas, nosotros correspondemos y agradecemos.

La Kafetería de Angel, él ya está dentro.

Siguiendo nuestro recorrido vamos hacia Virgen del Socorro a la búsqueda de otros buenos amigos que han lanzado toda su artillería en el local madre de La Estancia, asador argentino donde los haya.

Gladys y Luis están “en casa”. Desde primera hora de la mañana están preparando lo que será el menú del día y los platos a ofrecer a sus clientes. Hay que traer el pescado fresco del mercado y seleccionar y “repasar” la curación de sus selectas carnes para poder ofrecer los mejores cortes. Las brasas hay que empezar a hacerlas para que tengan todo su poder a una hora temprana y digo esto porque en La Estancia los clientes acuden desde las once y media de la mañana. Este es un restaurante muy apreciado por los turistas y ya saben los horarios de estos benditos visitantes.

Si el local ya era atractivo cuando lo conocí hace un año, ahora la atracción es mucho mayor. La Estancia mantiene ese aire de “caballeriza antigua” donde todos los elementos de decoración, servicio, mobiliario e iluminación están perfectamente pensados y, sobre todo testados entre los mismos clientes para que nada desentone ni pueda afectar al maravilloso momento de degustar la magnífica cocina de Luis y su equipo.

Se está muy bien. Se come mejor.

De la oferta gastronómica estaríamos hablando un año. Imagínense todo tipo de carnes, desde el chuletón o el entrecot o el solomillo más sabroso a unas costillas de esas “que te dejan sin respiración” . La parrillada de verduras es impresionante y lo mismo ocurre con las empanadas y los embutidos criollos. Para no perdérselos.

Tratamiento especial tienen los pescados a la brasa. Frescos y tratados con el respeto de hacerlos solo a la brasa. Usted, si quiere alguna salsa o acompañamiento, se lo pide a Luis y lo tiene al instante, pero… piénselo y pida consejo.

Los vinos, los que quiera. De cualquier rincón de España y cómo no, los regionales y algunos seleccionados de Argentina que vale la pena probarlos.

La Estancia sigue con su oferta gastronómica para compartir, lo que le añade un atractivo más a la hora de poder probar más platos y más creaciones de Luis.

Gladys y Luis siguen en La Estancia comenzando una nueva etapa. Siempre inquietos, siempre en constante evolución.

Hay que visitarlos.

Volveremos con más restaurantes de esta maravillosa y querida ciudad. Hay donde elegir y no equivocarse.

1804-caixa-popular-800x200

Artículos en imágenes

0 comentarios en Volvemos a nuestros restaurantes alicantinos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido