Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Aragón 20, otra forma de comer… bien

11 agosto, 2016

2016-08-10-PHOTO-00000488

J.A. López

“Tanto te veo que no te quiero”. Y es que, en ocasiones, tenemos la noticia delante de nuestras narices y no la vemos.

Viene esto a que soy cliente habitual de Aragón, 20. Me parece un local muy cómodo y, ante todo, tiene un café insuperable y que mantiene su calidad a lo largo del tiempo.

2016-08-10-PHOTO-00000487

Para quien no lo conozca, Aragón, 20 está justamente donde dice su nombre, en la Avda. Aragón y en el número indicado. Hace chaflán con la calle Chile y la distinguirán con rapidez porque es una de las terrazas más hermosas de Valencia y mejor acondicionada.

El interior no es muy grande, pero es capaz de crear el mismo clima que la terraza, eso sí en las tres mesas y algunas altas que te permiten estar muy cómodo y tener unas vistas “suficientemente atractivas”.

Estoy hablando con ROMÁN MASIÀ, el alma de la cafetería con el que tengo muchas coincidencias de recuerdos de cuando Valencia era la “ciudad de la creatividad y el ocio”. No es que ahora no lo sea, pero antes, tenía otro encanto.

Román siempre ha estado unido al mundo de la hostelería. Distintos negocios le llevan a regentar macrodiscotecas, la primera de ellas en Motilla del Palancar. Su trabajo le lleva a crearse unos conocimientos de gestión de empresas y en concreto, la hostelería y el ocio.

Sus andaduras profesionales le llevan a dirigir Arabesco, mítica en Valencia, y su inquietud a dirigir un hotel donde, al tocar varios campos en más profundidad, se le despierta la ilusión por la hostelería.

2016-08-10-PHOTO-00000496Es consciente de que lo suyo es la gestión y el contacto con el cliente y necesita montar un equipo de servicio que le ayude en su próximo proyecto. Cocineros y personal de sala que crean en su proyecto y unan sus ilusiones.

Lo consigue. Llega a un local que le presentan y que no pinta nada bien.

Me encuentro ante un local pequeño y no en muy buenas condiciones. Pero empiezo a darme cuenta de las posibilidades de su ubicación. En el interior se puede dar un buen y acogedor servicio. En las terrazas, la maravilla que todos deseamos, muy amplias y con la posibilidad de tomar el sol o la sombra, en cualquier hora del día y disfrutar del aire libre”.

Dicho y hecho. Además estamos en Valencia y la temperatura es agradable todo el año y si viene un poco de frío, estufa que te “endiño”.

“No persigo más que tener un local donde la gente pueda disfrutar y pasarlo bien. Con la cocina que tengo no puedo hacer filigranas pero tampoco es ese mi objetivo. Aun así tengo una atractiva oferta con productos elaborados por nosotros y, como sabrás, con una meticulosa calidad. Somos una cafetería con una gran cantidad de posibilidades”.

2016-08-10-PHOTO-00000498Y abren a primera hora de la mañana dando desayunos completos desde 2.50€ con tostadas, zumos y todo lo que haga falta.

Para no perderse el almuerzo del día que llega a los 4€ y te deja más contento que unas pascuas. Hay que decir que las vitrinas no albergan ninguna tapa ni tortillas ni nada de nada. Lo que usted pide para almorzar o comer, se hace al momento.

Eso sí, cuando a ROMÁN le da por inundar el local de pinchos o trae a un cortador de jamón para que haga las delicias de los parroquianos, la barra se llena de exquisiteces que “vuelan”. Si algo le sobra a este hombre es la generosidad.

No quiero olvidarme del menú popular desde 9.90€ en el que se puede tomar un primer plato, un segundo, bebida postre o café.

2016-08-10-PHOTO-00000497En Aragón, 20 se sienten orgullosos de sus SANDWICHES TRIPLES y de sus HAMBURGUESAS tradicionales que elaboran en la propia casa. Además, todo tipo de tapas tradicionales desde los calamares a las croquetas, las delicias de pollo y mil cosas más… “bueno mil no que no se pueden hacer, pero sí las suficientes”.

Hay que dedicar un tiempo a visitar ARAGÓN, 20. A conversar con su personal. A degustar su básica pero deliciosa cocina. Es el lugar donde las prisas se quedan fuera y eso se agradece. Si coinciden con Román, no se pierdan compartir verbo y recuerdos. Vale la pena.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Aragón 20, otra forma de comer… bien

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.