Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

¿Pedirías un menú de 95 euros en un restaurante sin estrella Michelin?

David Blay
Todos, en algún momento de nuestra vida, tendemos a confundir el valor con el precio. Y en el apartado gastronómico, especialmente, en ocasiones nos dejamos guiar por galardones que por el simple hecho de serlo justifican un coste alto para el comensal.

Sin embargo, cada vez somos más conscientes de que determinados productos ni son sencillos de conseguir ni fáciles de cocinar. Y que eso no solo se refleja en la dificultad (monetaria o no) de adquirirlos, sino en el pago a profesionales que sepan tratarlos para hacerlos especiales.

Es evidente que el comensal medio no contempla acercarse a un menú de 95 euros de manera recurrente, aunque quizá sí pueda convertirse en un deseo aspiracional. Pero aun así, en caso de plantearse el acceso, siempre mira en primer término lugares con soles o estrellas, que ofrecen propuestas (no todos) en ese rango.

Por eso habla muy bien de la confianza en su proyecto la iniciativa puesta en marcha por Pablo Chirivella en Tavella. Que una vez ha consolidado la oferta de brasas, decidió ofrecer un plus a sus clientes y apostar (con toda la dificultad que ello entraña, tanto de escandallo como de previsión) por un menú de 95 euros bautizado con el nombre del propio local.

Quienes decidan apostar por él se encontrarán con un homenaje al producto más puro. Una combinación aparentemente sencilla de materia prima de calidad tratada en una brasa única de madera de carrasca y naranjo. Y donde la prioridad se establece sobre el entorno de la huerta valenciana y el Mediterráneo.

La propuesta consta de un aperitivo, cuatro entrantes, pescado y carne (obviamente a la brasa) y postre, siendo parte fundamental el mar al contener desde pescados salvajes hasta productos de lonjas de toda España como percebes, gamba roja o anguila.

Culminan su valor, además de la propia idiosincrasia del lugar, la presentación y el servicio de sala, sin duda uno de los mejores de Valencia. Y el hecho de probar platos que podrían parecer comunes y sin embargo encuentran un punto de cocción o de aderezo que los hace enormemente distintos.

Así que la pregunta es: ¿pedimos el vino más caro porque así acertaremos siempre o buscamos joyas por muy poco dinero menos? En esa metáfora reside la apuesta que ya lleva cinco años en marcha. Y, al ritmo al que evoluciona, obviamente no serán los últimos.

190315-do-utiel-requena-800x200px

0 comentarios en ¿Pedirías un menú de 95 euros en un restaurante sin estrella Michelin?

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.