Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Regresa el centinela

Carolina Maset
Aquí estoy de nuevo, listo para despistar una vez más a las polillas cuando menos se lo esperan. Llego al viñedo y me coloco en mi puesto, vigilante. Me mantengo silencioso y disfruto de ver comenzar la función. Ellas llegan tranquilas, comienzan a actuar y se creen protagonistas, pero allí estoy de actor de reparto.

Soy rápido en posicionarme, apenas les robo un rato a los cuidadores del viñedo, que buena faena suelen tener. Incluso les he visto sacar el almuerzo tras colocarme y sentarse un ratito a descansar. Ya saben que no doy guerra, que solo se la busco a las polillas confundiéndolas y controlando su pasión nocturna.

Pero no llego solo, como cada primavera me acompañan más escoltas. Cada vez somos más. Hacemos buen equipo y vamos desplegando nuestra esencia, sin prisa. No nos importa que lleguen las lluvias de abril o días calurosos. Siempre actuamos igual, desprendemos nuestro perfume femenino fresco y puntual, somos independientes del tiempo. Los cuidadores que nos ayudan a colocarnos por primera vez se sorprenden al ver que somos muy pocos por hectárea y raudos en estar donde nos toca. Los que ya nos conocen, están acostumbrados y por eso repiten.

Venimos con un mapa bajo el brazo que indica mi posición y la de mis compañeros.

Traemos una tecnología inteligente al campo. Con un mapa instalado en sus móviles les facilitamos y simplificamos nuestra ubicación. Además, lo pueden trabajar offline, estar sin cobertura en campo no es un problema para nosotros. Bien sabemos que molesta en paisajes tan preciosos y también preferimos oír a la fauna y las aves que allí habitan. Además, algunos de ellos como los murciélagos son amiguetes, como buenos depredadores naturales que son también controlan las polillas, pero es una ardua tarea para ellos solos.

Los mapas los desarrollan el equipo de Suterra. Ellos nos colocan de la manera más idónea, nos adaptan para cada viticultor y via app se lo mandan. Tenemos claro que a la gente de campo les encanta la idea del trabajo ágil. Nos ponen en marcha al inicio de campaña y se olvidan de nosotros hasta que llega la vendimia, o incluso después. A mí y al equipo de Suterra nos gusta mimarlos, al igual que al viñedo.

Al finalizar la campaña, cada encargado elegirá cuándo nos vamos, y además saben que al terminar nuestro trabajo allá por septiembre no dejamos ni huella en las viñas, desaparecemos y lo dejamos intacto. Limpio y sin plásticos, como toca.

Suterra os desea una sana cosecha y mejor compañía para disfrutarla.

®Fernando Murad

0 comentarios en Regresa el centinela

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.