Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Clos de San Juan

19 abril, 2019


Bobal 100%
. Vino tinto elaborado en depósito de cemento y afinado en barrica usada de roble francés de 500 litros durante 15 meses. DO Utiel-Requena.

Color: de capa intensa granate y oscura con destellos púrpura.
Aroma: nariz intensa con notas de fruta roja combinadas con los matices especiados y balsámicos de la pimienta negra y regaliz junto con los sutiles tostados de su afinado en barrica.
Boca: ataque potente mostrando su estructura y carácter. Sabor especiado y goloso de frutas negras y rojas, que junto a su fresca acidez y sabrosos taninos, confieren al vino un amplio recorrido. Final largo, persistente.

En Suiza comienza todo
Los orígenes de Cherubino Valsangiacomo se remontan a 1831, en Suiza. Ese año, Vittore Valsangiacomo funda una bodega con su nombre en Chiasso, en el cantón suizo de Ticino, junto a la frontera con Italia. Es la primera bodega de la familia. A finales del siglo XIX, su hijo Cherubino Valsangiacomo decide abrir una empresa de exportación de vinos en Valencia y Alicante, atraído por las condiciones logísticas de sus puertos y el excelente fruto de la tierra. Cherubino, como su padre, pone su nombre a las bodegas.

En 1890 el negocio cobra tal envergadura que Cherubino Valsagiacomo tiene diversas instalaciones en Chiva, Requena, Utiel, Monóvar, Yecla y el Grao de Valencia, esta última, sede central de la empresa hasta 1997. Ese año Cherubino hace una importante apuesta por el futuro y la calidad y se traslada a Chiva, cuyas instalaciones estás provistas de los medios adecuados para el tratamiento y almacenamiento de vinos a granel y equipada con una planta de producción de zumo concentrado de uva, incrementa y mejora la capacidad de las instalaciones. En el año 2002 se amplían y modernizan aún más las bodegas creándose una nueva planta y una línea embotelladora, que incorporan las mejores condiciones y las técnicas más modernas para el control de calidad en la elaboración de nuestros vinos. Esta planta está provista de una cava que con capacidad para albergar 2.000 barricas. Actualmente, la quinta generación de la familia Valsangiacomo se encarga de la gestión directa de la bodega dando muestra de un compromiso de futuro y desarrollo a la misma.

La calidad ante todo
Como empresa agroalimentaria buscamos en todos nuestros productos una garantía de calidad cuyo principal objetivo es la satisfacción de nuestros clientes. Por ello trabajamos en la mejora de la calidad de manera continua auditando anualmente y siguiendo fielmente todos los requerimientos nacionales e internacionales. El sistema de calidad de Cherubino Valsangiacomo S.A. es un punto de su política global de calidad, en palabras de Carlos Valsangiacomo, Director General de la compañía: “Un continuo esfuerzo con el fin de conseguir la mejora de nuestros resultados y procedimientos de trabajo orientados a la consecución de un producto con los niveles de calidad esperados por nuestros clientes, seguro y conforme con la legislación”. Cherubino Valsangiacomo S.A. trabaja desde el año 2004 bajo los estándares de calidad de la Norma Mundial de Seguridad Alimentaria, siendo desde entonces certificada con la Norma de Calidad Retail Consortium (BRC). Esta norma se revisa anualmente por auditores externos que certifican a nuestra bodega y nos ayudan a mejorar día a día en el ámbito de la calidad.
Selección de las vides de San Juan
La elaboración de los vinos de San Juan se fundamenta en el trabajo sobre la materia prima, la uva. El trabajo con los viticultores se centra en la selección de viñedos marcando las pautas que favorezcan las características que posteriormente se transmiten en el vino. Se modifican prácticas agrícolas tradicionalmente enfocadas a la obtención de cantidad por aquellas que, respetando la identidad de la variedad, favorezcan la calidad como el equilibrio del vigor de la planta, la interpretación de las características edáficas, genéticas y climatológicas de cada viñedo como entidad individual.

La adecuada maduración, marca la entrada de uva en bodega evitando sobre maduraciones innecesarias que perjudicarían el perfil fresco de los vinos que buscamos. El trabajo en bodega, todo en depósitos de hormigón crudo, se fundamenta en la preservación de las características aromáticas de la uva, y la maceración respetuosa durante la fermentación, fundamentalmente a base de delastage y remontados suaves dependiendo de la uva de cada depósito.
Una pequeña cantidad se trasiega a Fûts franceses de 500 litros y el resto del vino realiza la fermentación maloláctica y posterior crianza en depósito de cemento hasta el momento del embotellado, donde se mezcla aproximadamente un pequeño porcentaje de bobal de 6 meses de barrica con el vino criado en cemento.

valsangiacomo.es

Artículos en imágenes

0 comentarios en Clos de San Juan

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.