Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

El arroz con berzas, otro tesoro de Sot de Chera

17 enero, 2017

gastron%c3%b3mica-002

Perderse por Sot de Chera, en la serranía valenciana, es una de las aventuras más recomendables para aquellos que no conocen esta zona del interior de la provincia de Valencia. Parajes naturales espectaculares, su Morrón, el río Gruñidor, son algunos de los bellos reclamos de la localidad, así como sus numerosas fuentes, a las que conducen paseos en los que uno recuerda momentos inolvidables de la infancia.

El Parque Natural Chera-Sot de Chera es un espacio natural, situado en el interior de la provincia de Valencia, se incluye dentro de los términos municipales de Chera y Sot de Chera. Con una superficie de 6.451,17 hectáreas, posee unos relevantes valores medioambientales, paisajísticos y culturales, además de ser la sede del primer parque geológico de la Comunitat Valenciana, el Parque Geológico de Chera. Parte del término territorial también está incluido en el LIC (Lugar de Interés Comunitario) de la Sierra Negrete.

A caballo entre las comarcas valencianas de la plana de Utiel – Requena y Los Serranos este parque natural tiene un relieve abrupto y montañoso situados en el interior de una enorme fosa tectónica y rodeada de picos con alturas entorno a los 1.100 metros como el Pico Ropé y el Morrón que es una saliente rocoso que se alza sobre el pueblo de Sot de Chera cuya panorámica de esta atalaya de 200 metros es impresionante. Desfiladeros y barrancos como el angosto barranco de la Hoz, junto al embalse el Buseo, y el río Sot o Reatillo a los pies de Sot de Chera, formado parajes tan extraordinarios como La Canal, se alternan con la vegetación de pinos, enebros, romero y esparto, y abundantes fuentes naturales como la fuente Fech, Santa María, Tío Fausto y la fuente Borreguetas en la Hoya Cherales, sin dejar de nombrar las cascadas de las Toscas.

Entre las actividades que se pueden realizar, destaca el montañismo en la zona de Buseo y el senderismo, para disfrutar, a través de numerosas sendas, de unos paisajes naturales en estrecha relación con la actividad humana tradicional en el medio rural. En estas montañas ya es tradicional la presencia activa de montañeros que recorren este emblemático espacio natural visitando sus valles y escalando sus cumbres

Aunque hoy nos ocupa la gastronomía local. Y es que la Sociedad Gastronómica de Sot de Chera estrenaba el pasado sábado, 14 de enero, su agenda de eventos del nuevo año con la celebración de su primer concurso gastronómico. Una convocatoria que puso a prueba los fogones soteros y que en esta primera edición tuvieron un protagonista especial: el arroz con “berzas”, o acelgas, pues con este nombre se conoce esta verdura en la tradición culinaria local.

A las 14:00 h. estaban convocados en la Almazara del Conde los expertos cocineros, que no eran otros que los propios vecinos del municipio serrano que a lo largo de la mañana fueron preparando el menú en sus propios domicilios. En total, se presentaron a concurso una decena de creaciones culinarias que fueron valoradas “a ciegas” por el Jurado, compuesto por miembros de la agrupación.

Finalmente, y ante la creciente expectación frente al edificio de la Almazara, se dieron a conocer los resultados. Fallo que tuvo además su anécdota del día, ya que tras la valoración del jurado atendiendo a criterios como la presentación, el color, la textura y, sobre todo, el sabor de los diferentes arroces, resultó ganadora María Teresa Santos, esposa del presidente de la Sociedad Gastronómica (recordamos que la cata se realizó sin conocerse a los cocineros de cada plato), y en común acuerdo con el Jurado, para evitar “suspicacias”, rechazó la recogida del premio, consistente para el ganador en una placa y un premio en metálico de 200 euros y para el segundo clasificado otra placa conmemorativa y 100 euros.

Resuelta la cuestión, los dos primeros premios (al menos en lo económico y en las respectivas placas), fueron a parar a la segunda y tercera clasificada: Carmen Mingo y Rosadela Vanacloig.

La Sociedad Gastronómica quiso agradecer la excelente participación en el concurso, resaltando la gran calidad de los platos y anunciando otras convocatorias similares para el mes de mayo y para el próximo San Antón.

“Poner en valor la gastronomía local”

“La Sociedad Gastronómica de Sot de Chera nació en el mes de julio pasado”, comenta Armando Sánchez, presidente de la agrupación, “y lo hizo sobre la inquietud de un grupo de personas que quieren poner en valor y preservar la gastronomía local”.

“La gastronomía en nuestro municipio tiene un valor muy especial. Desde el vocabulario, ya que usamos palabras que los de fuera apenas consiguen entender para referirnos a ciertos platos o utensilios como a las propias creaciones que tienen un sabor especial”.

La paella de conejo y pollo (conocida como imperial), es un ejemplo de ello. “A esta paella a veces se le añaden caracoles o baquetas. La baqueta de Sot es muy especial. Es curioso que paellas similares se preparan en Almería, o incluso en Chulilla, a unos kilómetros de aquí, pero no saben igual que las de Sot de Chera. Aquí se cría una baqueta especial, no sabemos si por el microclima, el terreno…”

gastron%c3%b3mica-001

Al arroz con berzas se puede sumar, además de la paella “imperial”, la olla sotera o los gazpachos, sin olvidar la repostería tradicional local.

“En total somos 14 miembros que hemos creado esta Sociedad con la ilusión de trabajar y poner en valor la historia, cultura y tradición de nuestro pueblo y que continuaremos trabajando para dar a la cocina sotera el valor que se merece”.

Deporte, fuego y tradición

El concurso gastronómico fue tan solo una de las múltiples actividades que este sábado se pudieron disfrutar en este municipio de la Serranía Valenciana. Así durante toda la mañana las instalaciones de Geonatur fueron salida y llegada del Trail Corremon, trasladado a esta fecha tras su suspensión por mal tiempo a mediados de diciembre.

Además, también las pintorescas calles de la localidad disfrutaron con el colorido y rugiente paso de la Clásica de Invierno, vehículos antiguos que en su periplo por la Serranía decidieron hacer paso por el pueblo.

Sin olvidar la gran atracción del día: las Hogueras de San Antón, diseminadas barrio a barrio y que a lo largo del día fueron añadiendo colorido y expectación hasta su encendido a primera hora de la noche, creando este espectáculo de fuego, música y vecindad, que hacen de esta jornada una de las más mágicas del año.

Artículos en imágenes

0 comentarios en El arroz con berzas, otro tesoro de Sot de Chera

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.