Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Restaurantes 5b

Restaurante Barbados: Cuando el mar habla con fuerza en la mesa

Hoy nuestra parada huele al norte de España. Un viaje al mar a través de un canto a sus sabores, a sus aromas… No es una nueva parada, es un retorno. Porque Barbados siempre ha estado ahí. Hemos sido nosotros los que quizás hemos tardado mucho en volver y en pararnos a contemplar como siguen trabajando con un cariño por el producto y su oficio que no es fácil encontrar en los tiempos que corren. En Barbados el acierto está asegurado.

Kike Jiménez: cocina de Filigrana

Kike Jiménez es un personaje hecho a sí  mismo. Así ha sido toda su vida, buena parte de ella asomada al mundo de la hostelería. Procurar que el mejor producto acabara en los fogones de sus locales se convirtió en su obsesión. Verlo después en los platos para deleite de sus clientes, su  mejor carta de presentación. De ahí se fue enamorando de los fogones. Siempre lo estuvo realmente y dio rienda suelta a una imaginación que bebía de su Grao natal.

El asador honesto que sobrevivió a la crisis

En una época donde se habla mucho de innovación, soles y estrellas y poco de asadores, La Vid ha superado los 15 años de vida. Un guarismo enormemente complicado en una ciudad como Valencia. Y lo ha hecho de la mano de Juan Mengual, que pese a no posicionarse como un cocinero mediático toca las brasas como pueden hacerlo Pablo Chirivella o Abraham Brández. Sin apenas ruido mediático ni social. Pero dando de comer cada día a más de 60 personas. Y las que quedan.

Cada día Lourdes Rodríguez crea el milagro gastronómico de LUR

Y es, realmente, sorprendente. Una vez más, las apariencias engañan y lo importante es lo de dentro si sabemos dónde buscar y qué queremos descubrir. Estamos acostumbrados a visitar y disfrutar de la gran variedad de bares, cafeterías y restaurantes que tenemos a nuestro alcance. Unas veces por motivos de trabajo y otras por propia satisfacción sin olvidar las múltiples celebraciones que siempre acaban con un broche gastronómico.

Alejandro (Gamboa): “He limpiado tanto pescado que hasta Neptuno huye cuando oye mi nombre”

Apenas lleva unos meses abierto pero ya tiene sus seguidores y admiradores. La prueba de fuego la pasaron en estas pasadas fiestas. Y repito y afirmo que la pasaron con sobresaliente.

El Bressol: “Somos el restaurante del mar… Mediterráneo”

Solo ha habido un cambio de ubicación, no de sentimientos, profesionalidad, entrega y pasión por el mar… Mediterráneo y lo que conlleva a la hora de satisfacer la demanda de la gente del buen comer y mejor sentir.

Casa Mundo y la búsqueda de la memoria en el Centenario del Valencia

Hoy es común que los futbolistas en activo diversifiquen sus ingentes emolumentos en distintos negocios. No solo por el hecho de asegurar un ya de por sí brillante futuro económico, sino también por dar rienda suelta a aficiones ocultas que siempre han permanecido latentes pero se ocultaban tras la ambición de llegar a la élite del balompié o de buscar ingresos con los que ayudar a sus familias.

José Martínez (El Gastrónomo) : “Poco a poco me di cuenta de que estaba realizando dos sueños iguales, el de mi padre y el mío”

Me llena de satisfacción entrar en un restaurante y tener a la vista todo aquello que, ya de por sí, es atractivo. Una sala diáfana, unas mesas perfectamente montadas, vajilla, cubertería y pequeños detalles que marcan diferencias, iluminación adecuada, intimidad…

Hogar del Pescador está en Villajoyosa y…

Hay un lugar distinto donde se juntan los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua… Hay un lugar que se llama Hogar del Pescador y… es capaz de producir milagros.

La Esencia de un pueblo ‘engullido’ por la ciudad

Recuperar el alma de un pequeño y tranquilo pueblo construido a base de alquerías, calles estrechas y adoquinadas, fachadas blancas y una tranquilidad que pocos imaginarían a sólo unos metros de la gran ciudad y a la vez aislado de ella. Parece un sueño inalcanzable, pero no lo es. Ha ocurrido, a través de la gastronomía y el buen gusto, en la pequeña pedanía de Beniferri.